Anuncian subsidios de hasta 40% de un salario mínimo

De acuerdo con expertos, el costo de esta medida podría estar entre $1,5 y $3,5 billones por mes. 

Billetes

En cuanto a la reestructuración de las obligaciones crediticias, Carrasquilla reveló que el monto se acerca a los $150 billones.

Carlos Ortega

POR:
Portafolio
mayo 06 de 2020 - 06:04 p.m.
2020-05-06

Como una estrategia para complementar las medidas que el Gobierno Nacional había tomado en el primer tiempo de atención de la pandemia, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, anunció una segunda emergencia económica enfocada en preservar el empleo y, también, en proteger a las compañías.

(Lea: Declaratoria de otra emergencia económica: ¿qué podría incluir?)

“Firmamos una nueva emergencia económica para atender los nuevos efectos (de la pandemia) para Colombia. ¿Cuáles son algunas de las medidas que queremos? La más importante, proteger las nóminas de muchísimas empresas de nuestro país, de micro, medianas, pequeñas y grandes”, dijo el Jefe de Estado.

(Lea: Los alivios económicos en servicios públicos a los que tiene derecho)

Con esta decisión, indicó Duque, “el Gobierno Nacional subsidiará el equivalente al 40% de un salario mínimo a todos los trabajadores de las empresas en nuestro país que hayan tenido una disminución de mínimo el 20% en su facturación”. Esta medida, agregó, permitirá proteger puestos de trabajo y darles oxígeno a los empleadores.

Además de este subsidio a la nómina, el Mandatario dio a conocer otra medida que consiste en que el segundo pago de renta -que estaría próximo a causarse-, “se correrá para finales de 2020 para darles oxígeno de caja a las empresas del país. Con esto estamos atendiendo un universo grande de los generadores del empleo. Lo hacemos porque entendemos la urgencia”.

Asimismo, Duque afirmó que durante los próximos días el Gobierno anunciará otras decisiones para atender las demandas de nuevos sectores.

Entretanto, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla Barrera, señaló que “estamos de cara a sucesos económicos que obligan a repensar la estrategia” e indicó que lo primero es “tratar de aliviar la carga de la nómina sobre los flujos de caja de las empresas para evitar que se vean abocadas a la decisión de despedir trabajadores”.

El Ministro explicó que el Gobierno tiene “un porcentaje significativo de las nóminas” y comentó que los recursos ya están disponibles para desembolsos.

“Para implementar la decisión, tocaría por vía de un auditor, de la contaduría de la empresa”, agregó Carrasquilla quien detalló que para la primera quincena de mayo se prevé tener a pleno funcionamiento la estrategia.

Al respecto, el Presidente añadió que el giro para las empresas se hará con transferencias a través de sus cuentas de nómina. Si las compañías no tienen esta opción, indicó, el requisito que deberán cumplir es tener como soporte la Planilla de Liquidación de Aportes (Pila).

En cuanto al tema tributario, Carrasquilla reiteró que las cuotas de renta que estaban previstas para mayo pasarán para el cierre de 2020.

Añadió que “en el primer tiempo, abrimos líneas de crédito con garantías de la Nación. Siguen vigentes. La línea de $10 billones ya tiene reservados $7 billones y los desembolsos pasan de un billón de pesos”.

En cuanto a la reestructuración de las obligaciones crediticias, Carrasquilla reveló que el monto se acerca a los $150 billones. “El sistema financiero es fuerte para aguantar estos apoyos. Además, el mercado de capitales y los mercados financieros, han estado funcionando bien. Como Gobierno, hemos sido exitosos en la colocación de cinco subastas de títulos de deuda pública”, agregó.

Ante la decisión tomada por el Gobierno, el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, dijo que la medida de ayuda a la financiación de las nóminas es importante para la subsistencia y la supervivencia de las empresas.

“Creemos que es un acierto del Gobierno y agradecemos el anuncio de un subsidio de un 40% de un salario mínimo para las mipymes y las grandes empresas. Por otro lado, también reconocemos el esfuerzo del Ministerio de Hacienda para aplazar el pago de la declaración de renta de mayo para finales del año en curso”.

Para el dirigente, la declaratoria de la segunda emergencia económica en esta nueva etapa del confinamiento es un alivio muy importante para las compañías colombianas.

¿CUÁL SERÁ SU COSTO?

Aunque durante el anuncio no se detalló cuánto costaría este subsidio a las nóminas, expertos consultados por Portafolio dijeron que haciendo cálculos de ‘servilleta’, podría costar entre $1,5 y $3 billones al mes, dato que dependería de cuántas firmas logren demostrar que su facturación ha caído al menos 20%.

Para Mauricio Santamaría, presidente de Anif, “es una excelente medida, muy en línea con la que habíamos propuesto, aunque un poco más pequeña, lo cual es entendible por la dificultad fiscal que enfrenta el país actualmente. Creo que se requerirá otra medida similar en el futuro porque muchas empresas se han empezado a quebrar ya”.

Por su parte, Rosmery Quintero, presidenta de Acopi, gremio que reúne a las mipymes, dijo que “la postergación del pago de impuestos para finales de año nos da alivio a las empresas que han accedido a crédito y mucho más a las que no lo han hecho, el llamado es a seguir reactivándonos y a proteger el empleo que generamos”.

Para José Ignacio López, jefe de investigaciones económicas de Corficolombiana, el anuncio va en la dirección adecuada, “pero quizás hubiera podido ser focalizado para que el subsidio fuera mayor. Nuestra propuesta era subsidios para pequeñas y créditos condonables para medianas”.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido