Llegó la cosecha de café y los precios no repuntan

Los precios externos siguen por debajo de un dólar la libra. La tasa de cambio, es la tabla de salvación.

Café

'Auroras de paz', cultivado en el Caquetá.

POR:
Portafolio
septiembre 22 de 2019 - 07:42 p.m.
2019-09-22

La economía cafetera cerrará el año sin reaccionar. La razón, los precios internacionales del grano continúan bajos en momentos en que el país se alista para recolectar la cosecha principal, correspondiente a casi el 60% de la producción anual.

(Mercados mundiales también arrasan al café). 

La mala hora de la actividad cafetera colombiana es consecuencia de la caída de las cotizaciones en la Bolsa de Nueva York, que este año han registrado uno de los niveles más bajos de la última década, pues la mayor parte del 2019 ha estado por debajo de un dólar la libra, cuando los productores estiman que el precio de equilibrio debería ser al menos 1,5 dólares la libra.

En lo que va corrido de este año, la cotización internacional no ha logrado ni siquiera superar el tope de 1,2 dólares la libra, pues en julio, el mes de mayores precios apenas rondó los 1,17 dólares la libra.

Sin embargo, los cultivadores han mantenido en parte sus ingresos, gracias al aumento de la tasa de cambio, es decir, al repunte del precio del dólar frente al peso, lo que favorece a los cafeteros nacionales, en la medida en que la cotización interna se fija mediante una combinación del precio del grano en la Bolsa de Nueva York y el valor del dólar.

(‘Colombia es más que café’). 

En efecto, la carga de 125 kilos se está pagando hoy a 810.000 pesos, mientras que el 2 de enero de este año se encontraba en 710.000 pesos. Por ahora, los productores del grano siguen a la expectativa por la evolución del valor del dólar, que el viernes pasado repuntó considerablemente y se volvió a romper la barrera de 3.400 pesos.

La cosecha que empezará a ser recolectada en octubre en todo el país, es la más grande del año, ya que en ella participan todas las regiones productoras del país, incluyendo el antiguo Eje Cafetero, del cual hacen parte Quindío, Caldas y Risaralda, además de otras regiones altamente productivas como Antioquia, Cundinamarca y Santander.

Por su parte, la nueva zona productora, es decir, Huila, Cauca, Nariño, Valle, Tolima y Putumayo también prevé altos niveles de producción durante esta temporada.

En total, el país terminaría el año con una producción que rondaría los 14 millones de sacos.

Siga bajando para encontrar más contenido