Crece el acceso y baja la morosidad del crédito en Colombia

Así lo indica un estudio de TransUnion Colombia, que muestra una radiografía de los principales productos de crédito de consumo en el país. 

La Superfinanciera destaca el menor crecimiento en los créditos vencidos.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 13 de 2019 - 05:17 p.m.
2019-08-13

Pese a que los niveles de confianza del consumidor se ubican en terreno negativo y hay una percepción generalizada de que la economía no crece a un buen ritmo, el crédito en Colombia va a aumento.

Así lo indica un reciente informe elaborado por TransUnion Colombia, que afirma que los productos de crédito de consumo continúan creciendo en el país.

(Digitalizar y educar, claves en la inclusión financiera rural). 

Esto parecería indicar que las entidades financieras están haciendo un buen trabajo en permitir el acceso al crédito, pero de manera controlada.

Para Virginia Olivella, gerente senior de Investigaciones Económicas de TransUnion Colombia, este estudio destaca dos tendencias muy importantes. Por un lado, muestra un crecimiento en las fuentes de crédito, es decir de los préstamos que se han generado este año y por otro muestran que los indicadores de mora, pese al aumento de solicitudes, están controlados.

“¿Cuando el acceso al crédito empieza a crecer cuál es la preocupación de las entidades? Pues que aumente la morosidad. Y es que cuando crece el número de aprobaciones también crecen los riesgos de que no se paguen y que se esconda un fenómeno detrás de saldos en mora. Sin embargo, estamos viendo que las entidades financieras están volviendo a otorgar más créditos para todos los perfiles de riesgo, que es muy importante porque se están atendiendo todos los niveles, pero con condiciones específicas y de manera prudente para que no crezca la morosidad y se preste a personas que no paguen”, manifestó a Portafolio.co Virginia Olivella.

(Estructura de créditos en la economía colombiana). 


Estos dos factores en terreno positivos, mejoraría la dinámica en las tendencias de crédito del país.

Según este estudio, a medida que se observó la expansión del acceso el panorama general de morosidad se mantuvo controlado, lo que indica que los consumidores en general están haciendo un buen trabajo de manejo de sus obligaciones financieras.

“Al evaluar la dinámica de morosidad, siempre es una preocupación en un entorno de alto crecimiento, que el crecimiento en sí mismo pueda estar ocultando problemas de morosidad. Por lo tanto, es fundamental evaluar las cosechas de créditos, también llamado análisis de grupo estático, para descubrir cualquiera de estos riesgos posiblemente ocultos”, menciona Olivella.

(Financieras están menos restrictivas para dar créditos). 


Para la compañía, a pesar de que el contexto de noticias económicas es mixtas, pues muestran un crecimiento positivo del PIB y unas tasas de interés bajas y estables, al mismo tiempo que la confianza y el desempleo, están permitiendo un crecimiento continuo de crédito pero de manera prudente.

¿QUÉ PRODUCTO JALONA EL CRÉDITO EN EL PAÍS?

En el segundo trimestre de 2019, 8,6 millones de consumidores tenían acceso a una línea de crédito revolvente, un 6,7% más que en el segundo trimestre de 2018, impulsado principalmente por las tarjetas de crédito.

Así mismo, los créditos de libre inversión (22%), créditos de vehículo (16,8%) y tarjetas de crédito (10,8%) evidenciaron todos crecimientos de doble dígito en originaciones año contra año.

Además, en el segundo trimestre de 2019, el mayor crecimiento anual en saldo por consumidor se observó en microcrédito (7,8%), seguido de créditos de libranza (6,8%) y créditos de vivienda (6,4%).

Estas tendencias indican que la demanda de crédito por parte del consumidor permanece fuerte y lo más importante, las entidades continúan dando a los consumidores acceso al crédito, una dinámica importante para la recuperación continua de la economía colombiana.

LOS RETOS

De acuerdo con Olivella, uno de los retos que han asumido de manera adecuada las financieras es que “comprendan cómo se comportan los diferentes segmentos de consumidores, en todos los niveles de riesgo, geografías y otras dimensiones, y cómo los cambios en las condiciones macroeconómicas pueden afectar su desempeño”.

No obstante, señala que al “incluir estos conocimientos en el mejoramiento continuo de sus estrategias de suscripción y de gestión de cartera, los otorgantes de crédito pueden continuar expandiendo sus portafolios de manera prudente, y asegurarse de que están administrando efectivamente las tasas de morosidad para seguir siendo rentables”.


Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido