Crece inquietud por impacto económico de las protestas

Empresarios rechazaron el vandalismo contra la infraestructura. Entre tanto, la banca externa reveló menor interés por la deuda pública nacional.

Paro

Como compensación a lo que se dejó de vender por las jornadas de protesta, los comerciantes encontraron un alivio en el Black Friday.

Carlos Ortega

POR:
Portafolio
enero 22 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-01-22

Luego de la jornada de protesta que presenció el país el martes y que no parece llegar a su fin en el corto plazo, aumentaron las preocupaciones de diversos actores sobre el impacto de las movilizaciones en la economía colombiana.

(Lea: Con pliego desactualizado y sin diálogos regresan las marchas al país)

Los empresarios rechazaron ayer los actos de violencia que propiciaron algunas personas en las marchas.

(Lea: Veinte protagonistas de la economía en el 2020)

“Infortunadamente las manifestaciones están siendo permeadas por grupos que tienen propósitos diferentes a los de ejercer el derecho constitucional a la protesta, que no coincide con la intención expresada por las organizaciones convocantes”, dijo la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi).

(Lea: El 2020, un año desafiante para la economía colombiana)

Denunció daños a “oficinas de Bancolombia, Davivienda, el Hotel Dann y algunos paraderos de alimentadores del Metro de Medellín y TransMilenio en Bogotá”.

“Nos solidarizamos con ellos y sus colaboradores quienes también se han sentido vulnerados con estos actos. Así mismo, se debe tomar consciencia de las incomodidades y afectaciones que se están provocando a toda la ciudadanía para llegar a sus sitios de trabajo y posteriormente desplazarse hasta sus hogares, además de todas las implicaciones de carácter económico que genera el saboteo y obstaculización del sistema de transporte público”, dijo.

Sobre los actos de violencio también se pronunció el presidente Iván Duque desde Davos. “Creo que hay una gran responsabilidad compartida entre todos; el Gobierno Nacional y los gobiernos locales tienen, no solamente, que prevenir ese tipo de hechos, sino también hay que castigarlos ejemplarmente”, aseveró.

Reiteró que “la expresión pacífica de protesta es un derecho, siempre y cuando se haga ordenadamente. Lo que rechazamos es el vandalismo, el pillaje, el atentar contra la movilidad, el atentar contra el derecho a la salud y el trabajo de los colombianos”.

MIRADA DESDE AFUERA

Además de las inquietudes del sector privado, ayer se sumaron previsiones de entidades financieras internacionales que prenden las alarmas por los efectos que podrían tener las marchas en las decisiones de los inversionistas. El tema lo abordó un informe del equipo de economistas BNP Paribas sobre la economía colombiana. “El apetito extranjero por la deuda pública colombiana viene cayendo desde la mitad de 2019, acelerado por el reciente malestar social en el país”, advierte.

Y precisa que “en diciembre, la tenencia de los extranjeros de la deuda pública cayó 2,4%, a US$23,3 billones, lo cual representa un 43,8% de las reservas internacionales”.

Un análisis en el mismo sentido presentó Itaú, al indicar que las ventas de deuda en Latinoamérica podrían caer un tercio este año. “Estamos viendo un comienzo del 2020 extremadamente activo con una amplia gama de emisores que acceden al mercado aprovechando la liquidez global y el sentimiento favorable del mercado”, dijo Baruc Saez, director de Banca de inversión de América Latina fuera de Brasil para Itaú.

“Este ritmo acelerado disminuirá a medida que avance el año por manifestaciones en Colombia, manifestaciones por la reforma de pensiones en Chile y las ruidosas elecciones primarias presidenciales de EE.UU. que limitarán la ventana para nuevas ventas de deuda, comentaron ejecutivos de Itaú, según el reporte de Bloomberg.

INDUSTRIA Y COMERCIO

Desde el Gobierno también se le ha dado una lectura a los efectos de las marchas en la actividad económica “El comportamiento en noviembre –del comercio al por menor–, aunque fue positivo, observó una menor dinámica, producto, muy seguramente, de las marchas presentadas en el país en ese mes, lo cual tuvo un impacto en este indicador”, dijo el viernes de la semana pasada el ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, al comentar el resultado de 4,4% en la actividad del comercio al por menor en noviembre del 2019. En igual mes del 2018 llegó a 11,2%.

La industria manufacturera se situó en -1,5% “La gente no podía ir a trabajar en los días de las protestas, y los datos muestra que ese tipo de caída es típica cuando hay menos días hábiles”, dijo Munir Jalii, economista de la unidad de BTG Pactual en Colombia, citado por Bloomberg.

YA SE NOTA EN CHILE

Especialistas afirman que Chile ha sentido el efecto de las protestas en su economía. Ayer, BBVA Research en su informe del primer trimestre sobre la región, dijo que la previsión es que su PIB crezca el 0,4 %, frente al 0,8 % del año pasado, y el déficit público aumente un punto, al 3%, tras los problemas generados por las protestas sociales.

Para el investigador jefe para América Latina, Juan Ruiz, citado por Efe, “Chile tiene espacio para afrontar las demandas sociales sin comprometer la sostenibilidad fiscal, y si las nuevas medidas reducen la tensión social “será un elemento positivo para fomentar la inversión”.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido