close
close

Economía

Crecimiento y desempleo, con nota positiva en el semestre

PIB de Colombia registró un buen comportamiento en los primeros seis meses. Cae el número de desocupados en el país. Dólar supera su histórico.

Desempleo

Desempleo

EL TIEMPO

POR:
Portafolio
julio 04 de 2022 - 07:00 p. m.
2022-07-04

Las cifras macroeconómicas colombianas dejaron en líneas generales sensaciones positivas en el primer semestre, un período que estuvo marcado por la consecución y consolidación de la reactivación económica, la incertidumbre de la guerra en Ucrania y la elección presidencial.

(Banco de la República pasó a la ofensiva en materia de tasas).

La recuperación de la actividad económica es un indicador transversal sobre el estado actual de la economía. Vale la pena señalar que el país creció su producto interno bruto en 10,7% para el año pasado y que en los primeros meses del año en curso fue de 8,5%.

De hecho, el propio Gobierno del presidente saliente Iván Duque prevé que el PIB del país cierre el año con un crecimiento del 6,5%, subiéndose así a la cresta del optimismo sobre la economía de Colombia que expresaron organismos internacionales como el Banco Mundial (5,4%) o el Fondo Monetario Internacional (5,8%), que plantean un repunte en el producto interno bruto colombiano.

('Top': precios más altos que ha tenido el dólar en Colombia).


El crecimiento evidenciado en los primeros tres meses del año estuvo explicado por los sectores del comercio, la industria y el entretenimiento, y desde el enfoque del gasto, el consumo privado, y en menor medida la inversión, de acuerdo con lo señalado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

De hecho, de acuerdo con el organismo estadístico y el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE), para el mes de abril la economía colombiana creció un 12%.

Para el mes en cuestión, la producción real de la industria manufacturera presentó una variación del 13,5% en comparación con abril de 2021, mientras las ventas reales registraron un incremento del 14,6% y el personal ocupado del 4,3%. Asimismo, las ventas reales del comercio minorista crecieron 23,3%, el personal ocupado también lo hizo en un 2,8%.

Aunque el semestre finalizó sin tener el dato concreto del producto interno bruto para el período de seis meses, las apuestas están sobre la buena salud de la economía del país.
Aunque si bien la economía marcha viento en popa, un factor a tener en cuenta es el desempleo. Si bien se moderó ligeramente en las últimas dos mediciones, aún cuenta con retos importantes que el próximo gobierno deberá hacer frente.

En el registro del mes de mayo, la tasa de desempleo fue de 10,6%, una reducción importante frente al mismo mes del año pasado cuando se ubicó en 15,2%.

En cuanto a ocupación, esta alcanzó los 22,1 millones de personas, un aumento de 2,19 millones en comparación con los 19,9 millones para mayo del 2021. De estas, 984.000 personas ingresaron a un trabajo en las 13 principales ciudades y áreas metropolitanas, según el organismo.

De la otra cara de la moneda, el desempleo, se dio la salida de un total de 940.000 personas, con lo cual la cifra global pasó a 2,64 millones de ciudadanos bajo esta situación, cuando hace un año eran 3,5 millones de personas.

Sin embargo, aún quedan rezagos por atender, como la brecha entre el desempleo entre mujeres y hombres.

Según los datos del reporte del quinto mes del año, la cifra de desempleo femenina es de 13,7% mientras que la masculina está en 8,4%. Una ligera reducción desde los 14,2% y 8,9%, para las mujeres y hombres, respectivamente, para el pasado abril.

De igual forma, explicó el Dane, también hubo una reducción de la población por fuera del mercado laboral. En mayo de 2021 correspondía a un universo de 14,7 millones de colombianos, mientras que para este mayo de 2022 se ubican en 14,1 millones. Es decir, 688.000 ciudadanos ingresaron al mercado laboral, bien sea porque están ocupados o porque están en la búsqueda del empleo (desocupados).

Por otro lado, en términos fiscales, se prevé que el déficit fiscal se ubique en torno al -5,6% del PIB, una mejora frente al -6,2% previo.

PUDO SER MEJOR

Otro de los indicadores que muestran la salud de la economía colombiana en este período es la inflación.

El país no se ha visto alejado de la creciente ola inflacionaria en el mundo y sus registros han llevado a números récord en 20 años.

Sin embargo, el pasado mayo hubo una ligera reducción y la tasa del costo de vida se ubicó en 9,07% para mayo, aunque sigue impulsada por los alimentos, los cuales ya registran un avance de 21,6% en lo corrido del año.

También existen brechas considerables entre el nivel de vida socioeconómico de los hogares colombianos. Entre las familias de bajos ingresos y la de altos, por ejemplo, hay un rezago de 2,35 puntos porcentuales, ya que para los pobres la inflación es de 10,68%, para los de mayores ingresos fue de 7,73%. Para los hogares clase media fue de 9,2%.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido