DOMINGO, 14 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Crecimiento

25 feb 2024 - 8:41 p. m.

Desempeño del PIB no golpea las proyecciones para el 2024

Analistas sostienen que si se hacen los ajustes precisos, la economía puede dar vuelta a la mala racha que trae desde hace varios meses.

Economía colombiana

Economía colombiana

iStock

POR:
Daniel Hernández Naranjo

Si bien el balance final del Producto Interno Bruto para 2023 cayó como un baldado de agua fría entre algunos analistas, puesto que se esperaba quedar por encima del 0,6 % reportado por el Dane, durante las últimas semanas se ha visto un creciente optimismo entre los economistas, quienes resaltan que no todo es malo.

Pese a que cada vez hay un margen de maniobra más pequeño y la regla fiscal apremia, la posibilidad de todavía ajustar lo que está mal y tener claramente identificados los sectores que requieren acciones urgentes por parte del Gobierno, son algunos de los aspectos que dan tranquilidad al mercado.

(Lea más: Crecimiento del 2023, el más bajo del país desde 1999, sin contar la pandemia)

Esto se aprecia también en las proyecciones vigentes para el crecimiento económico del 2024, que más allá del 0,8% que espera el Banco de la República, superan en su mayoría el 1%; teniendo claro que esto es un rango de crecimiento muy bajo y que por lo menos se debería apuntar a quedar por encima de los dos puntos porcentuales.

Uno de los análisis más optimistas es el de Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo, quien sostiene que se debe reconocer que en lo corrido del siglo XXI, la economía del país ha tenido una dinámica positiva, superando incluso el promedio de América Latina y el Caribe durante los últimos 20 años.

“Sistemáticamente, hay algunas excepciones, pero cuando se revisa en términos generales, Colombia ha estado por encima y tiene una dinámica más positiva. Esto es importante porque está sujeto a los mismos choques que la región, pero responde de mejor forma. Este no es el crecimiento que quisiéramos todos, pero estamos por encima del promedio”, dijo este experto.

(Más noticias: ¿Cómo le irá a la economía colombiana en 2024? Esto dice Credicorp Capital)

Para Mejía es bueno tener en cuenta que la economía local se ha caracterizado por ser relativamente estable y puso como ejemplo que “durante los últimos 120 años, el país ha tenido crecimientos negativos en sólo cuatro ocasiones: 1930 y 1931, durante la Gran Depresión, en 1999 durante la crisis rusa y en 2020, por la pandemia”.

“Si miramos esto en contexto y lo comparamos con la región, nos damos cuenta de que Argentina tiene 36 registros negativos, Venezuela 32, Chile 23, México 23, Brasil 16 y Perú 16. Nosotros apenas reportamos cuatro, muy lejos de todos los demás”
, agregó.

No obstante, estos expertos reconocen que las cosas no van bien y que la realidad mostrada por el Dane deja claro que no hay espacio para errores y que se debe meter el pie en el acelerador, empezando por prender los motores de la economía que actualmente se encuentran apagados, tras varios meses en rojo.

En este punto, Mauricio Hernández, economista del BBVA Research, apunta que la demanda interna cayó, principalmente por la menor inversión, el consumo privado se expandió algo más que el PIB (1,1%), el gasto público compensó muy poco de la desaceleración privada (0,9%) y el comercio exterior contribuyó positivamente al crecimiento gracias a la fuerte caída de las importaciones (-14,7%) que se ha visto.

(Lea más: El gasto público, la inflación y otros temas prioritarios en la reactivación económica)

“La preocupación va más allá del corto plazo. Las bajas tasas de inversión condicionarán la capacidad productiva de la economía a futuro. Si no se acelera pronto, podríamos tener umbrales de capacidad instalada que promuevan choques inflacionarios posteriores y reducciones del PIB potencial del país. La solución a esta problemática debería empezar pronto y traería beneficios a corto y mediano plazo”, explicó.

Por el momento las proyecciones de crecimiento para el 2024 están de la siguiente manera en su variación anual: Credicorp (1,1%), BBVA Research (1,2%), Anif (1,1%), Fedesarrollo (1,8%) y Banrepública (0,8%); mientras que el Ministerio de Hacienda apunta a que este año cerrará en el 1,5%.

Economía colombiana

Economía colombiana.

iStock

(Lea más: Las claves del decreto que le daría 'superpoderes' al presidente con el Presupuesto)

El llamado al Emisor

Uno de los puntos sobre los que más se ha hablado al tocar el tema de proyecciones para 2024 pasa por la necesidad de que el Banco de la República baje con mayor rapidez las tasas de interés, para que esto de un respiro al consumo.

Uno de los pronunciamientos más fuertes ha sido el del ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, quien insiste en que si bien el Emisor es autónomo en esta decisión, hay datos que pueden jugar a favor de una caída más pronunciada en las tasas de referencia.

“Nunca nadie le ha pedido al Banco de la República que baje las tasas por debajo de la inflación, sino que siga la senda. Así como subió, que la siga en descenso y que mantenga una tasa real en el tiempo, que nos permita ajustar la economía y contribuya a la reactivación que necesitamos”, explicó Bonilla.

Si no se ajustan cuanto antes los rubros de inversión y se priorizan los sectores que están en rojo, estos analistas concuerdan en que será muy difícil dar vuelta a la mala racha.

(Lea más: Las recomendaciones de expertos para revivir la economía en Colombia)

Hay que tener cuidado con la regla fiscal

Dentro de los análisis y proyecciones que se conocieron en los últimos días, uno que llama la atención es el de Credicorp Capital, en el que su economista jefe, Daniel Velandia, advierte que hay alto riesgo de que el Gobierno no cumpla la regla fiscal establecida. Este informe dice que con un déficit fiscal anunciado del 5,3 % del Producto Interno Bruto (PIB) en el Plan Financiero 2024, existe una incertidumbre significativa sobre la capacidad para mantener este objetivo, preocupación que deriva en parte de la ejecución completa del gasto público para los próximos meses.

“Aunque la meta establecida por el Gobierno es ambiciosa, existe la posibilidad de que no se logre en su totalidad, lo que podría generar sorpresas en los resultados finales”, dijo Velandia, quien agregó que el crecimiento económico más lento también contribuye a los riesgos asociados con el cumplimiento de la regla fiscal; punto a tener en cuenta por las autoridades este año. 

(Vea: 'La recuperación económica se sentirá el segundo semestre')

DANIEL HERNÁNDEZ NARANJO
Portafolio

Destacados

Más Portales

cerrar pauta