Economía

Crédito del Emisor, la fórmula de la Andi para salvar empresas

Así lo propuso su presidente, Bruce Mac Master. Minhacienda anunció que 91% de la economía operará al final de este mes.

Bruce Mac Master

Bruce Mac Master, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 24 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-08-24

Crear un fondo de salvamento y rescate alimentado con un crédito de 30 a 50 años, renovables, que el Banco de la República le otorgue al Gobierno, es el eje del plan de salvamento inédito que piden los empresarios frente a la crisis sanitaria.

(Lea: ‘Nos falta un paquete expreso de salvamento de compañías’)

La propuesta fue presentada por el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, en el marco del Congreso del gremio que se inició ayer de manera virtual.

(Lea: Crisis ha destruido más empleos en las grandes ciudades, según el Dane)

En el evento, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, planteó que se espera que para final de agosto la economía opere en un 91%, al tiempo que explicó cómo el plan de reactivación que tiene en marcha el Gobierno estimulará la generación de empleo, especialmente de parte del sector privado.

Según el funcionario, de la inversión por $109,4 billones previstos, las empresas deberán aportar 56,2 billones en los próximos cuatro años y generar 122.435 plazas de trabajo, como primer pilar del programa.

Por la vía de la inversión público-privada, $18 billones se deben irrigar en ocho años y generar 310.244 empleos. A su turno, la inversión privada con incentivo fiscal moverá $25,9 billones, lo que permitirá generar 236.000 empleos en tres años.

Finalmente, la inversión pública -el cuarto pilar-, por $9,3 billones, deberá estimular en una década 105.593 puestos de trabajo.

LA PROPUESTA

Por su parte, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, en el inicio del 5o. Congreso Empresarial Colombiano, que irá hasta el viernes, hizo un repaso sobre el estado de la economía y propuso cómo evitar el colapso del sector privado por la crisis.

Dice que el programa de salvación tendría dos fuentes de recursos. La primera, consiste en la financiación en los mercados nacionales e internacionales, lo máximo que se pueda y, la segunda, consiste en “un crédito a larguísimo plazo, renovable, a 30 o 50 años”.

Reconoció que si bien es una emisión primaria que no es bien vista por algunos, se trata de “una situación extraordinaria en la que vale la pena gastarnos todos los cartuchos”, dijo.

Y agregó que el país ha sido juicioso en los últimos 30 años y “hemos generado un ahorro institucional y un ahorro conceptual, probablemente llegó el momento de que nos lo gastemos en este momento y por una vez en la vida”.

Dicho fondo de salvamento, afirmó, podría ser administrado por Bancóldex, la Financiera de Desarrollo Nacional y el Banco Agrario.

PARA QUÉ LA PLATA

Para el presidente de la Andi, la generación de empleo es un argumento suficiente para ver la necesidad de salvar compañías.

De lograr los recursos necesarios, afirmó el dirigente gremial, se podrían tomar varias medidas que ayuden al sector privado.

A su juicio, una de las iniciativas más novedosas es que se puedan hacer programas de suscripción de bonos emitidos por compañías, convertibles en acciones o programas de capitalización de compañías, con reglas muy concretas.

“La idea es que el Estado entrara a hacer parte del capital accionario de la compañía, con un objetivo muy claro: generar valor para que no se pierda la empresa ni los trabajos. Probablemente los accionistas perderían la firma y el Estado se quedaría como dueño, pero no se perdería. No podemos perderla, porque es mucho mejor salvar compañías y es mucho más eficiente que tratar de tener nuevas inversiones, es mucho fácil y mucho más barato. Debemos tratar de hacerlo”.

MÁS PROPUESTAS

Propone además que el Fondo Nacional de Garantías ofrezca un respaldo del ciento por ciento. “Yo entiendo las preocupaciones del Gobierno Naciona cuando asegura que esto puede generar que el empresario eventualmente no pague los créditos. Pero, -advirtió-, en Europa eso se está trabajando con la iniciativa de que el empresario entregue sus acciones como respaldo”, señaló.

Sin descartar que en el primer semestre del 2021 se puedan ver problemas de cartera en el sector financiero, también propuso que, eventualmente, se dé paso a programas de compra de estos créditos

“Queremos proponerle al país que podamos tener más crédito de fomento, apoyar de manera más significativa el pago de nóminas. Quizás es necesario un tratamiento tributario especial y luego pensar, inclusive, en la posibilidad de inyectar recursos en formas inéditas a las que nos hubiéramos imaginado en el pasado. Eso debe estar acompañado con una nueva estrategia de crecimiento, internacionalización y aumento de la inversión”.

Por último, insistió en que Colombia tiene que buscar y establecer como un mantra ser el destino de las próximas inversiones que se produzcan en la región. En el inicio del Congreso Empresarial Colombiano, intervino el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, Luis Alberto Moreno.

“Es fundamental volver a la senda de crecimiento económico lo antes posible. Para ello, hay que limitar la pérdida de ingreso de los hogares más vulnerables, y evitar la destrucción del tejido productivo con el incentivo a las empresas”, dijo.

Moreno agregó que es necesario acelerar la educación científica, la digitalización en general y en los temas financieros, e incentivar las inversiones. En ese sentido, llamó la atención de que el Estado cumpla su papel para estimular la inversión pública y permitir que fluya la inversión privada.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido