Economía

Crehana se beneficia de la explosión digital

La plataforma proyecta 4 millones de estudiantes este año en Latinoamérica. Le interesa alianza con una universidad en Colombia.

Jhon Camacho

Jhon Camacho, country manager de Crehana, explica el negocio de la plataforma.

Cortesía

POR:
Portafolio
noviembre 06 de 2020 - 09:16 p. m.
2020-11-06

La plataforma de capacitación virtual Crehana espera terminar el año con 4 millones de estudiantes en Latinoamérica. Así, tendrá un crecimiento explicado en la explosión digital de los últimos meses por la pandemia.

(Lea: Crehana donará 1.000 becas para educación)

En el 2019, contabilizó 1,4 millones de usuarios. Jhon Camacho, su country manager, explica el plan de crecimiento y dice que la empresa tiene interés en aliarse con una universidad en el país.

(Lea: ‘Buscamos inversiones con impacto social’)

¿Cómo está Crehana?

Crehana nació en Perú en el 2015 con el fin de hacer una oferta de educación de calidad. Hay un estudio del Foro Económico Mundial que dice que el 70% de los jóvenes en Latinoamérica, por ejemplo, no tienen acceso a educación. Esto motivó el interés de generar un cambio. Así nace la marca, con el propósito de transformar vidas a través de la educación y la tecnología.

¿Cuál es la cobertura?

Nuestra plataforma ha llegado a más de 3,5 millones de estudiantes en 25 países, más de 500 cursos publicados. Hoy en Colombia hay 600.000 estudiantes En el 2020, hemos tenido una explosión.

¿De qué magnitud?

Queremos llegar a más de 4 millones de usuarios, tenemos dos meses para lograr medio millón de estudiantes más en toda Latinoamérica. Con la pandemia pasamos de 1,4 millones de usuarios a 3,5 millones, esa es una muestra de la explosión tecnológica.

¿Qué lograron con InnPulsa?

Recientemente, la plataforma formalizó una alianza con InnPulsa, la cual tiene como objetivo ofrecer la posibilidad a más colombianos de acceder a este tipo de educación. Para esto, se entregarán 100.000 licencias gratuitas.

¿Cómo es la oferta?

Hay dos categorías: el mundo de las habilidades del futuro, donde estamos hablando de todo los temas digitales como marketing, negocios, ventas, data, innovación, transformación digital y liderazgo. Es apetecida por los jóvenes profesionales que buscan ganar habilidades rápidas que contribuyan a su crecimiento. Y el segundo mundo es hacia los creadores con temas sobre desarrollo web, diseño, fotografía, ilustración, video, animación, arquitectura digital, música.

¿Y la metodología?

Los cursos son producidos por personas que trabajan y conocen compañías globales como Google, Amazon, Facebook, y les comparten al estudiante su experiencia de una manera vivencial. Las personas descubren cómo pasar de lo aprendido a lo aplicado en muy poco tiempo, con esa educación que es basada en lo humano y en la experiencia de alguien que ha trascendido profesionalmente.

También trabajamos por una educación memorable y aquí lo que hacemos es que sea divertida, tenga un nivel de interacción alto con el estudiante.

Eso ha hecho que nuestra plataforma tenga una de las tasas de cursos de terminación de cursos más alta, en promedio es 55% a 60%. Nosotros estamos en 69%.

¿Qué hace atractiva esta formación?

Hay tres factores. Somos una solución para quienes quieren aprender lo que les apasiona, según su estilo de vida. Creo que en el mercado latinoamericano, incluido el colombiano, hay un cambio de paradigma en la contratación. No es tan importante para una empresa que los candidatos lleguen con una cantidad de títulos, sino que en pruebas muy prácticas demuestren qué es lo que saben hacer.

Una educación basada en la práctica es lo que hace la diferencia frente a los otros modelos educativos, sin decir que no tienen impacto porque son válidos. Y el tercer elemento, es aprender de la mano de alguien que se desempeña con éxito en determinado campo.

¿Se revalúa el papel de la universidad o es complementario?

Hay una tendencia fuerte hacia la virtualidad y hacia una educación más flexible y accesible. Lo que viene es encontrar modos de colaboración que podrían tener empresas como Crehana y grandes instituciones educativas. Hoy necesitan tener una mayor estabilidad en la atracción de sus estudiantes.

¿Analiza alguna alianza de esta naturaleza, algo en Colombia?

En el país hemos conversado con algunas de las universidades más importantes y estamos es la estructuración de esos proyectos. Nos encantaría poder generar este tipo de convenios. A nivel latinoamericano estamos trabajando con el Tecnológico de Monterrey, por ejemplo. Se ha demostrado que este tipo de sinergias tiene un gran impacto en lo educativo y en la generación de oportunidades para ambas organizaciones.

¿Cuál es el perfil de los estudiantes?

Hay muchos perfiles de usuarios den Crehana, pero el principal y el que tiene mayor actividad es un adulto joven entre 25 y 35 años. Si bien han podido terminar un pregrado, todavía no han avanzado a un posgrado y ven en nosotros la posibilidad de nutrir su perfil profesional.

También tenemos una gran participación de personas que son independientes: emprendedores, freelancers, con una participación del 35% sobre el total. Y hay chicos que llegan desde la universidad y buscan complementar lo que están aprendiendo. Y también tenemos programas de impacto social en donde buscamos que la gente de bajos recursos pueda acceder para transformar su vida.

¿Cómo es el modelo de negocios?

Tenemos dos modelos: uno dirigido a los que quieren aprender. Allí opera la adquisición del cursos y un modelo de suscripción anual de acceso a todo el catálogo, mentorías y funcionalidades premium. En Colombia más del 70% está por suscripción. La segunda fuente de ingresos es a través de colaboraciones con organizaciones que nos ven como una solución para sus procesos de formación de equipos de trabajo como liderazgo, innovación, industria 4.0, ventas y productividad.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido