close
close

Economía

¿Cuántas recesiones ha vivido Colombia en su historia reciente?

Vea, además, qué alternativas hay para salir de una crisis económica.

Recesión económica

Recesión económica

iStock

POR:
Portafolio
octubre 30 de 2022 - 09:17 a. m.
2022-10-30

La historia reciente de Colombia indica que el país ha vivido tres grandes recesiones económicas derivadas de la Gran Depresión en los años 30, el coletazo de la crisis de deuda latinoamericana, en los 80, y una crisis de finales del siglo pasado por el colapso del sistema Upac.

(La fórmula con la que un país puede afrontar y salir de una recesión). 

En la actualidad, el país podría estar enfrentándose a una cuarta recesión, luego de la pandemia del covid-19, que ha llevado a una inflación mundial disparada, que afectan el bolsillo y la economía de los colombianos.

En su mayoría estas crisis estuvieron atacadas a hechos mundiales que contribuyeron a una recesión de grandes consecuencias.

Para Gloria Nancy Ríos, Coordinadora del Programa de Finanzas del Politécnico Grancolombiano, economista, especialista en gerencia y magister en psicología social, si Colombia quiere salir bien librada de esta coyuntura y evitar la recesión, tiene que ver con hacer la economía más expansiva, sin descuidar ningún sector de la economía, pues todos suman.

(ABC para entender qué es una recesión y cómo afectaría su bolsillo). 

“Hay que tranquilizarnos, ser meticulosos, planear, estar bien informados, sin dejar absorbernos por el miedo, pero al mismo tiempo ir actuando. Estoy haciendo el paralelo entre una economía y una persona de a pie. Cuando me refiero a actuar quiero decir que necesitamos mucho de políticas internas del Gobierno para evitar que haya al mismo tiempo inflación y desempleo. Para ello, el Gobierno podría utilizar las reservas internacionales y hacer controles de capital. Además el Banco de la República puede utilizar las tasas de interés como mecanismo para controlar la inflación y posteriormente para expandir la economía”, señala la experta.

Por su parte, para Diego Santamaría, socio de la consultora Bain & Company, “frente a este escenario, será fundamental para las compañías evaluar anticipadamente empezado a utilizar nuevas “jugadas”, racionalizando y optimizando la oferta de productos para mitigar los impactos en la oferta e impulsar el crecimiento. A ello se suma que los ejecutivos deberán equilibrar de manera proactiva las inversiones en la resiliencia de la cadena de suministro en un entorno de bajo crecimiento/alto costo, mediante el desarrollo de estrategias de mitigación que aborden simultáneamente las necesidades actuales y desarrollen flexibilidad y agilidad para el futuro”.

Durante el último año, el mercado mundial ha sido testigo de un fuerte deterioro de las perspectivas económicas. Mientras el FMI disminuye su proyección de crecimiento del PIB global para 2023 a un 2,7%, en Estados Unidos las expectativas de los consumidores han caído a niveles que no se veían desde 1980 y en China los bajos resultados del sector inmobiliario han impactado profundamente la confianza de los consumidores.

(Ahorrar y no endeudarse, las medidas ante el alza de la inflación). 

De acuerdo con Bain & Company, entre los muchos factores que contribuyen a estas caídas se encuentra el desplome del crédito global, que ha visto una baja de 5 puntos porcentuales entre el primer y el cuarto trimestre del año anterior, y si bien cada región está lidiando con sus propios desafíos, estos problemas parecen converger a corto plazo en la segunda mitad de 2022 y en 2023, presentando la posibilidad de otra desaceleración sincronizada a nivel mundial sólo dos años después de la última.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido