Economía

Cuarentena de Bogotá desata oposición de varios sectores

Expertos y representantes de actividades cuestionan si la medida, que impactará a la economía, es la más efectiva para frenar el nivel de contagios.

Cuarentena

La cuarentena se llevará a cabo en Bogotá desde el sábado 10 de abril a las 00:00 horas, hasta el martes 13 a las 4:00 a.m.

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 06 de 2021 - 07:35 p. m.
2021-04-06

Bogotá volverá a vivir una cuarentena total durante tres días a partir de este fin de semana, una noticia que generó descontento en varios sectores que argumentan la afectación que esto generaría para la economía de la capital.

(“El ‘Pico y Cédula’ es una medida inequitativa”: Fenalco). 

Según la Alcaldía de la ciudad, el modelo 4x3, de cuatro días productivos y tres de cierres totales, que sería el que se implementaría en esta ocasión, busca reducir el avance en la propagación de contagios y aumentar la capacidad de UCI, que hasta el 5 de abril se encontraba en 69,8%.

Sin embargo, expertos y representantes de las actividades productivas difieren en la imposición y cuestionan si la medida es la más eficaz para frenar el avance del coronavirus.

(ABC de las medidas restrictivas que aplicarán en Bogotá). 

“No conozco estudio alguno que muestre que los encierros generalizados que se han impuesto en Bogotá tengan un efecto sobre los contagios, muertes o la evolución de la epidemia”, expresó Jorge Restrepo, profesor de economía de la Universidad Javeriana.

Y comenta que contrario a esto, sí tienen un efecto negativo, probado, sobre la actividad económica y la destrucción de empleos, principalmente de las mujeres.

En esta línea, recientemente la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) expresó en una investigación que sería “un error” volver a los cierres, más aún teniendo en cuenta que la confianza empresarial del Dane y Fedesarrollo muestran una recuperación de las expectativas.

“El hecho de que la capital esté en el cuadrante de alta mortalidad y caída de la ocupación, a pesar de ser una de las ciudades que implementó restricciones más estrictas en enero, muestra que este tipo de medidas son poco o nada efectivas, pero sí afectan los ingresos de los hogares”.

Esta será la primera vez en el año que Bogotá aplicaría de nuevo la medida de cuarentena total que funcionó en varias oportunidades en el 2020, puesto que los cierres efectuados en enero se llevaron a cabo de forma sectorizada.

Sin embargo, cabe destacar que la afectación, incluso con confinamientos parciales, tuvo grandes consecuencias para la economía y el empleo de la ciudad.

Según un balance realizado a finales de marzo por el Observatorio de Bogotá, compuesto por la Andi, Anif, la Cámara de Comercio de Bogotá, Fedesarrollo y Probogotá, las cifras de contagios y muertes ubicaron a la capital en la peor situación, pese a haber implementado las medidas restrictivas más severas.

“Bogotá, que presenta el 18% del total de ocupados en el país, fue responsable por el 25% de la reducción del total de ocupados en enero. A eso se suma que, pese a que representa el 26% del total nacional de ingresos laborales, fue responsable del 37% de la pérdida de ingresos”
.

VISIÓN SECTORIZADA 


A la cuarentena total que se llevará a cabo desde el próximo el sábado 10 de abril a las 00:00 horas, hasta el martes 13 a las 4:00 a.m., se suman medidas adicionales como la del pico y cédula, que empezó ayer e irá hasta el lunes 19 de abril en la capital del país.

La actividad productiva, que acabaría siendo la más afectada por las imposiciones, no se hizo esperar con sus opiniones.

“Más allá de que las ventas caen 70% e incluso para algunos en su totalidad, los gastos siguen estando presentes. No hay ayudas que cubran estos mínimos vitales, lo que termina llevando a la quiebra a los negocios”, explicó Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá Cundinamarca.

De acuerdo con el dirigente, las disposiciones implicarían más cierres definitivos, el incremento del desempleo y un retroceso en la reactivación.

Además, dice que con el pico y cédula un comerciante solo podrá trabajar cuatro días atendiendo a la mitad de las personas, pero pagando el 100% de sus obligaciones.

Y es que precisamente ayer, en el centro de Bogotá, trabajadores de San Victorino, una zona comercial compuesta por 4.295 establecimientos que emplean a un mínimo de cinco personas cada uno, anunciaron protestas pacíficas en rechazo a las medidas adoptadas por la Alcaldía.

En el caso de la industria gastronómica, una actividad que a pesar de estar exceptuada del pico y cédula junto con la hotelería, parques, gimnasios, museos, cines y teatros, entre otros, sí se encuentra preocupada por la cuarentena.

“Cuando nos cierran el fin de semana nos hacen el daño más grande, pues antes de la pandemia el 85% de la venta era entre semana y el 15% es fin de semana. Ahora es al contrario”, resaltó Guillermo Gómez, presidente de Acodres.

Agregó además que en conversaciones previas con la autoridad distrital propusieron que ante posibles cierres futuros lo hicieran dos días entre semana, de forma escalonada, para no afectar la operación de sábados y domingos.

Del lado de los hoteleros, Luz Stella Flórez, la presidenta de la junta directiva de Cotelco, señala que respaldan las medidas adoptadas en la ciudad ante el aumento de contagios.

“Confiamos, sin embargo, en que la evaluación del próximo martes sea positiva para evitar cierres en fin de semana, ya que con esto se genera una afectación negativa a la ya lenta reactivación de nuestra industria”.

Finalmente, Alejandro Callejas Aristizábal, gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca, instó a la Alcaldía a replantear el cierre de las actividades.

Resaltó que “después de un año de aprendizajes no creemos que cerrar sea una alternativa. La experiencia nos ha enseñado, por lo menos desde la actividad edificadora, que el cumplimiento estricto de los protocolos es la manera de evitar la propagación del virus”.

TOQUES DE QUEDA

En Bogotá también regirá la medida de toque de queda nocturno establecida por el Gobierno Nacional el domingo pasado.

Para esa fecha la capital del país se encontraba dentro del grupo de las ciudades con ocupación de UCI entre el 50% y el 69%, lo que implicaba restringir la movilidad entre las 00:00 a. m. y las 5:00 a. m. hasta el 3 de abril. De superar el 70% entraría a hacer parte del grupo donde la medida rige desde las 10:00 p.m.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido