Cuatro medidas que Banco de la República podría estudiar por la crisis

La compra directa de títulos del Gobierno hace parte de las opciones planteadas por los expertos para apoyar la economía.

Banco de la República

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda y Juan José Echavarría, gerente del Banco de la República.

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 15 de 2020 - 10:31 p.m.
2020-04-15

Pasados seis días del primer caso confirmado de coronavirus en Colombia, el 12 de marzo, la junta directiva del Banco de la República en sesión extraordinaria, en la que además asistió el Superintendente Financiero como invitado, comunicó las medidas que empezaba a tomar para inyectar mayor liquidez en la economía debido al periodo de gran volatilidad que enfrentaban los mercados financieros por la pandemia y los bajos precios del crudo.

(Nuevas medidas del Banco de la República para inyectar liquidez). 

Desde entonces, ha tomado acciones como aumentar los cupos de liquidez a los que acceden los establecimientos de créditos, ampliar el acceso de dichos cupos a otras entidades financieras, hacer operaciones de venta de dólares a futuro, comprar títulos de deuda pública y privada y reducir la tasa de interés en 50 puntos básicos dejándola en 3,7%, entre otros, según detalla un estudio reciente de Corficolombiana.

(¿Por qué son necesarias más medidas del Banco de la República?). 


A lo anterior, vale agregar las medidas más recientes anunciadas por el Emisor este martes, entre las que se encuentra la reducción del encaje bancario (dinero que los bancos deben inmovilizar cuando hacen una captación del público) para distintas exigibilidades.

Pero, ¿qué significa esto? En otras palabras, lo que el Banco anunció es que, para las cuentas corrientes o de ahorros, por ejemplo, en las que el requisito de encaje era del 11%, se reducirá en tres puntos porcentuales, es decir, al 8%. Por su parte, en los CDT de menos de 18 meses, la reducción pasará de 4,5% a 3,5%.

Lo anterior entrará en vigencia desde el 22 de abril, informó el Emisor. Los recursos que se liberan con esta medida son cercanos a $9 billones, los cuales permitirán estimular la generación de préstamos de la economía.

Así mismo, el Banco de la República dijo que se autorizó la compra de TES en el mercado secundario hasta por $2 billones en lo que resta del mes de abril para reforzar la liquidez del mercado de deuda pública.

(Banco de la República baja sus tasas de interés). 


A pesar del conjunto de medidas adoptadas hasta el momento, los analistas consideran que si bien estas han ido en la línea correcta, es necesario que el Banco de la República empiece a analizar otras alternativas que le permitan seguir apoyando a la economía, pero quizá de una manera más rápida.

Para José Antonio Ocampo, excodirector del Emisor y profesor de la Universidad de Columbia, el Banco ya tomó una medida heterodoxa “que fue comprar CDTs privados, eso jamás se había hecho en Colombia”. Sin embargo, sugiere que se deben seguir tomando más, al menos dos.

Para Ocampo, la primera propuesta es que el Banco de la República compre bonos de Bancoldex para respaldar la ampliación de la capacidad crediticia y, además, dice que estos deberían ser sin intereses entre dos o seis meses por la coyuntura.

La segunda opción que plantea el excodirector es que se compren más TES, pero no solo en el mercado secundario, sino en el primario también; es decir, que el Emisor adquiera estos títulos de manera directa al Gobierno.

Pero, ¿cuál es la diferencia de esto respecto a un crédito directo del Banco de la República al Ejecutivo? Ocampo explica que es preferible “que compre TES y no un crédito, es lo mismo, pero la ventaja de tener TES es que si necesita, los puede vender en el mercado”.

Por su parte, José Ignacio López, jefe de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, propone que entre las medidas heterodoxas que podría analizar el Banco Central está el diseño de nuevas herramientas como facilidades de crédito a entidades financieras para préstamos a bajo costo para personas y micro, pequeñas y medianas empresas, como lo viene haciendo el Banco Central de Chile.

En línea con lo anterior, Camilo Pérez, gerente de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá, coincide y destaca el mecanismo que está usando Chile, similar a uno del Banco Central Europeo, que en otras palabras le presta a los bancos privados, en la medida en que estos otorguen una mayor cartera a sus clientes.

Sobre el punto que ponen sobre la mesa los expertos, el que está haciendo ya el Banco Central de Chile, el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, explicó en una rueda de prensa ayer que “lo primero que hicimos fue tratar de evitar problemas de liquidez en la economía, hace dos semanas había mucha angustia en los mercados, y creo que la decisión de permitir deuda privada fue muy importante y las compras definitivas de TES también, pero es verdad, el segundo objetivo que uno tendría, primero calmar los mercados, pero luego que el crédito siga fluyendo. Vamos a mirar, esa discusión no se ha dado en la Junta del Banco aún, pero es una posibilidad para mirarlo”.

Como complemento, Hernando Vargas, gerente técnico del Banco, dijo que “nosotros hemos mirado con mucho cuidado las medidas que han tomado en otras partes y vemos cuál es su relevancia en el contexto y oportunidad, y como dice el Gerente, es algo que todavía no se ha mirado en la Junta, pero a nivel del equipo técnico tenemos un análisis de ese tipo de acciones que oportunamente discutiremos”.

Como cuarta medida, vale decir que tanto Ocampo como López aseguran que el Banco de la República puede ser más agresivo en la reducción de tasas de interés, e incluso, acercándolas al 3%.

De acuerdo con Óscar Iván Zuluaga, exministro de Hacienda, “el Gobierno tiene que considerar seriamente con el Banco Central la posibilidad de créditos que permitan en un momento dado financiar programas para sectores muy vulnerables. Hay que pensar también en el sistema de garantías que pueda apoyar para que grandes empresas a través de las entidades del país (...) hay que recurrir a agresivas baja de la tasa de interés”.

Además, el exministro dice que hay que salvar la economía para que el aparato productivo no colapse y eso evite un problema en el sistema financiero (...), de esa amplitud de abrir la mente depende que podamos hacer una transición exitosa a pesar de la magnitud de la peor crisis que ha vivido la economía global desde la Gran Depresión”. 

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido