close
close

Economía

Con censo económico, el país podría mitigar mejor la crisis

El Dane ya comenzó el conteo de las unidades productivas, pero faltan recursos para ese registro. Será clave para ayudas.

Informalidad

Además de las empresas formales, el conteo también servirá para mapear la informalidad en el país.

César Melgarejo / CEET

POR:
Portafolio
enero 20 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-20

Esta semana el Dane comenzó el conteo de unidades productivas en el país, que es el primer paso para realizar el Censo Económico, el cual será clave para la toma de decisiones que mitiguen el impacto de la crisis, y le den un impulso a la recuperación.

(Lea: Sube informalidad en hombres y hay más inactivas)

De acuerdo con Juan Daniel Oviedo, director de la entidad, ese proceso iría hasta el 18 de abril, cuando esperan terminar el conteo de 505.024 manzanas ubicadas en cabeceras municipales y centros poblados de los 32 departamentos y 1.102 municipios del país.

(Lea: Expertos hacen llamado para impulsar economía de Bogotá)

Con esos insumos, que serán publicados en julio de este año, el país tendrá las primeras herramientas para empezar el censo económico, que no se hace desde hace 30 años.

(Lea: Mujeres, las más castigadas por la pandemia en Colombia)

De acuerdo con Andrés Giraldo, director del Departamento de Economía de la Universidad Javeriana, “es muy importante comprender cuáles han sido las transformaciones que ha tenido la economía colombiana en los últimos años. Pasamos de ser un país, en donde la composición rural era más alta, a un país más urbano”.

Precisamente, según el Dane, ese primer conteo de unidades productivas arrojará información preliminar sobre la estructura económica del país, cómo está compuesto su tejido productivo informal, la actividad constructiva, y las unidades productivas desocupadas.

Con eso, el Dane podrá diseñar el plan de trabajo para el Censo Económico de 2021.
Impacto covid

Aunque ese ejercicio estadístico no puede determinar el impacto de la pandemia en las unidades productivas, pues el último censo se hizo hace 30 años, sí servirá como punto de partida para tomar decisiones para impulsar la reactivación.

Para José Ignacio López, director de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, este ejercicio será clave porque “en la medida en la que conozcamos bien en qué sectores están las empresas, y cuál es el nivel de informalidad, se puede tener un diagnóstico más claro de los retos desde el punto de vista de la producción. Con eso, se podrán focalizar mejor los programas de estímulos”.

Giraldo, en ese sentido, apunta que “si el Gobierno hubiese contado con un censo económico habría sido más fácil identificar cuáles eran las empresas que necesitaban de ayudas directas para evitar los efectos que ya se vislumbraban de marzo y abril que iba a tener la pandemia”.

Precisamente, el Dane detalla que con este ejercicio será más claro el panorama de lo que se puede hacer para impulsar la formalidad, que se ha visto golpeada por la pandemia y que configura uno de los problemas más graves del mercado laboral.

FALTA DE RECURSOS

Aunque ya se están dando los primeros pasos para hacer el Censo económico este año, todavía el Dane no ha recibido la asigna- ción presupuestal suficien- te para empezar ese proceso en el segundo semestre de este año.

De acuerdo con Juan Daniel Oviedo, de los $380.000 millones que se requieren para la operación, solamente tienen asignados alrededor de $75.000 millones. “Confiamos en el Congreso y en el Gobierno, que nos ayudarán a conseguir estos recursos”.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido