Desaceleración global le costaría 284,71 dólares a cada colombiano

Las peores perspectivas para la economía mundial hacen que el impacto recaiga en los ciudadanos. 

Dólar

El menor crecimiento de la economía mundial y, por ende, el del país, le va a costar a cada colombiano un promedio de US$284,71.

Reuters/Beawiharta

POR:
Portafolio
abril 21 de 2019 - 07:54 p.m.
2019-04-21

Cuando por estos días se habla de que el mundo está inmerso en una importante desaceleración económica y de que esta es cada vez peor, se tiende a pensar que esa situación negativa golpeará a los países, pero no a sus ciudadanos.

Lea: (Mayor confianza del consumidor, ¿una señal de que la economía va bien?)

Sin embargo, esto no podría estar más lejos de la realidad, pues un menor dinamismo en el PIB de las naciones repercutirá de forma directa en cada bolsillo. En el caso nacional, el menor crecimiento de la economía mundial y, por ende, el del país, le va a costar a cada colombiano un promedio de US$284,71.

Esto es porque en el momento en el que el PIB crezca menos de lo que se esperaba, el producto de cada persona también lo hará.

Así, las cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI) indicaban en septiembre de 2018 (antes de los recortes de previsión de octubre, enero y abril) que el PIB per cápita de Colombia en el próximo 2023 ascendería hasta los US$8.234,53, pero ese dato ya descendió a US$7.949,81, lo que supone una pérdida de 3,45% o US$284,71.

Esto, por supuesto, no quita el hecho de que los colombianos serán en promedio más ricos dentro de cuatro años, pues teniendo en cuenta que el PIB per cápita actual es de US$6.684,4, el crecimiento será de 18,9%, eso sí, inferior al más de 20% que iba a crecer según los pronósticos del 2018.

“Una de las principales fuentes de crecimiento en el último año y medio para Colombia ha sido la demanda por exportaciones. Por esto, cuando hay un crecimiento lento del comercio internacional, y a su vez de la economía mundial, esto impacta directamente sobre la capacidad del país para generar ingresos, empleo o mantener las condiciones locales. Es decir, Colombia cada vez depende más del crecimiento internacional para la generación de ingresos”, explica Jorge Restrepo, profesor de economía de la Universidad Javeriana.

La economía colombiana, en su conjunto, también crecerá menos de lo que se esperaba en septiembre del año pasado, golpeada por el menor avance internacional. En este sentido, mientras que en las anteriores previsiones se esperaba que en 2023 avanzara hasta un PIB de US$434.974 millones, la actualización dejó este pronóstico en US$415.969 millones, es decir, un 4,36% menos, lo que equivale a una cifra menor de US$19.010 millones.

MISMO COMPORTAMIENTO EN EL RESTO DEL MUNDO

No obstante, esta situación no es exclusiva de Colombia. Por ejemplo, la caída ha sido más pronunciada al observar las cifras del conjunto de Latinoamérica: el año pasado, se esperaba que, en cuatro años, el PIB per cápita regional alcanzara los US$10.984,87, mientras que en la actualidad ese dato no superaría los US$9.997,37 al año. Esto supone que, en promedio, los latinos dejarán de ganar US$987,51 en el aumento de su riqueza a causa de la coyuntura actual.

Mientras tanto, la previsión es que en los próximos cuatro ejercicios Latinoamérica llegue a un PIB conjunto de US$6,49 billones, lo que supone una cifra menor en US$713.350 millones respecto al dato emitido a mitad de 2018, cuando se esperaba que la economía alcanzara US$7,2 billones.

En este punto, es importante resaltar que América Latina, según las actualizaciones de las previsiones de los organismos internacionales, es una de las regiones del mundo que presentará un menor dinamismo económico, pues –de acuerdo con el FMI– su avance será de solo 1,4% en el 2019.

Este dato podría llegar hasta un crecimiento de solo 0,9% para toda la región, según el Banco Mundial, teniendo en cuenta el avance menor del esperado de Brasil, así como las recesiones de Argentina y Venezuela, cuyo PIB podría caer hasta un 25% este año.

Por su parte, la economía mundial en su conjunto también sufriría un duro golpe. El PIB per cápita global iba camino de avanzar hasta los US$14.494,06, pero los nuevos datos ubican ese indicador en los US$13.779,54. Esto supone US$714 menos de lo esperado, un número mucho mayor que el colombiano.

El PIB internacional, en términos totales, sería en el 2023 de US$108,52 billones, lo que supone un 5,09% menos que los US$114,3 billones que se habían previsto.

PRINCIPALES ECONOMÍAS

La desaceleración de la economía tendrá un importante impacto en algunas de las mayores economías a nivel mundial, pues verán como su PIB no crecerá tanto como se preveía.

Por ejemplo, una de las que se verán más afectadas será la Unión Europea (UE), que se esperaba que llegara a registrar un PIB de US$24,2 billones en el 2023, pero este, de cumplirse las previsiones actuales, cerraría este periodo con una economía de US$22,1 billones, una fuerte diferencia de US$2,1 billones.

China, de igual manera, crecerá un 8,62% menos durante este periodo a causa de su menor dinamismo, mientras que Rusia lo hará en un 6,5% e India un 7,6%.

Caso especial es el de Estados Unidos, que frente al resto de escenarios, sí presentaría un pequeño ascenso en su PIB hasta el 2023 de un 1,12%.

FMI EMPEORÓ LAS PERSPECTIVAS

Como consecuencia de las mayores tensiones que hay en el mundo y el largo tiempo que lleva activa la guerra comercial entre Estados Unidos y China, se han generado durante los últimos meses los temores a que se dé una gran desaceleración en la economía mundial. Ante esta situación, el FMI y el resto de organismos internacionales confirmaron el menor dinamismo de la economía mundial al recortar, en octubre de 2018 y en enero y abril de 2020 sus pronósticos de crecimiento del PIB.

De esta forma, mientras que en octubre pasado la institución esperaba un avance del PIB global de 3,9%, este se redujo hasta el 3,7% en enero y, hace dos semanas, lo rebajó de nuevo hasta el 3,5%.


Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido