close
close

Economía

Desde este martes, Bogotá regresa a las cuarentenas por localidades

Aunque el Gobierno Nacional expresó reservas, se acogió la medida. Analistas alertan sobre el efecto en la economía.

Cuarentenas focalizadas en Bogotá

En agosto de 2020 comerciantes y trabajadores de otros sectores protestaron por los cierres y su impacto en sus empleos.

Archivo particular

POR:
Portafolio
enero 04 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-04

A menos de una semana desde el inicio de 2021, la noticia del retorno de los confinamientos sectorizados no sentó bien para todos. Desde este martes, y según estipuló la Alcaldía de Bogotá, iniciará la cuarentena estricta y obligatoria en las localidades de Usaquén, Suba y Engativá.

(Alcaldía anuncia nuevo ciclo de cuarentenas por localidades en Bogotá). 

Aunque inicialmente se decretó hasta el 17 de enero, tras una reunión que se celebró con el Gobierno Nacional, se definió que se estudiará el impacto de la medida, a la que se sumará también Ley Seca durante el puente de Reyes, y la continuidad del pico y cédula.

“El Ministerio de Salud expresó reservas sobre la eficacia de la medida, pero también se consideró que no hay información suficiente para tomar una decisión respecto a la acción tomada unilateralmente”
, dijo el jefe de la cartera de Salud, Fernando Ruiz.

(Comerciantes califican de ‘funesta’ la cuarentena localizada en Bogotá). 


Así mismo, el ministro del Interior, Daniel Palacios, reiteró que “ante la insistencia de la Alcaldía de Bogotá de aplicar esta medida, se ha aceptado con la condición de que se evaluará el próximo martes el impacto que tenga en la propagación de la covid-19”.

Pero cabe mencionar que el aislamiento obligatorio y las cuarentenas por localidades en la capital entre julio y agosto de 2020 dejaron una experiencia negativa para la economía.

El Indicador de seguimiento a la economía (ISE) que presenta el Dane, y que analiza el comportamiento de la actividad en el corto plazo, mostró que en esos dos meses se frenó la tendencia de recuperación que se venía dando luego del desplome en marzo.

En julio el ISE se ubicó en 98,21, lo que representó un decrecimiento de 9,55% respecto al mismo mes del año anterior, y en agosto la baja del indicador fue 10,63%. Más tarde, cuando se suprimieron las medidas, los datos volvieron a mejorar.

Para Martha Elena Delgado, directora de Análisis Macroeconómico y Sectorial de Fedesarrollo, cualquier medida que restrinja la operación normal de la economía tendrá efectos negativos sobre el nivel de producción y generación de valor agregado.

“En Bogotá vimos cómo las cuarentenas sectorizadas en 2020 afectaron la dinámica de crecimiento. Un detalle fundamental en esta discusión también será el desempleo, que se verá afectado por las medidas”, explicó Delgado, quien dijo que se debe garantizar una reactivación sostenible.

El director de Anif, Mauricio Santamaría, criticó en su cuenta de Twitter la medida. Se refirió a la promoción de eventos de la Alcaldía para Navidad que implicaron aglomeraciones, y como en otras ciudades del mundo se han impuesto horarios especiales para ciertas actividades, pero no cuarentenas estrictas.

“El ataque al comercio y los servicios formales (comida, hoteles), mientras que los informales no cumplían ninguna restricción, fue un elemento fundamental para el incremento de los casos”
, tuiteó Santamaría.

El profesor de economía de la U. Javeriana, Guillermo Sinisterra, recordó que en Usaquén “hay una alta concentración del sector servicios”, y que las tres localidades suman mas de 2,6 millones de personas, muchas de ellas con trabajos fuera de esa zona.

“La única ventaja de esta cuarentena es que es por tiempo limitado para disminuir la velocidad del contagio. Es una estrategia de fácil implementación que ya tuvo éxito”, dijo Sinisterra.

A su vez, Hernando Zuleta, profesor de Economía de la Universidad de los Andes, destacó que “cuando se piensa en el norte, suele no tenerse en cuenta diferencias fundamentales entre barrios de una misma localidad, y hay zonas caracterizadas por altos niveles de informalidad y serán los más afectados”. También aseguró que a esto se suma el agotamiento de la gente.

PREOCUPACIONES

Voceros de empresarios del comercio y los restaurantes también rechazaron la medida para la capital, y aquellas vigentes o por tomarse en otras ciudades.

El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, dijo que “a casi un año del primer confinamiento creemos que ha fracasado la autoridad para garantizar la disciplina social en las ciudades. Mientras se cierran localidades, actividad productiva y comercio formal, se mantiene la permisividad de comercio informal, manifestaciones y aglomeraciones en las calles”.

A su juicio, volver a medidas de 2020 “solo sería la destrucción de nuevos empleos y la muerte para miles de pequeñas empresas que hasta ahora se están reponiendo de la inactividad”.

Para Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá Cundinamarca, la medida adoptada por la Alcaldía es “funesta” y dijo que “el comercio informal se dispara, lo que significa que las afectaciones por contagios siguen vigentes, mientras el comercio formal y sus empleos se ven afectados”.

Además, Guillermo Henrique Gómez, presidente de Acodres, gremio de los restaurante, indicó que “el primer impacto es que las restricciones impuestas de un día para otro dejan sin capacidad de reacción”, al tiempo que observó que las empresas quedan con millonarios inventarios que se van a perder, pues la atención vía domicilio es apenas 10% de las ventas.

“¿Para qué invertimos en protocolos de bioseguridad si nos siguen señalando como lugares de riesgo? Se pierden trabajos y nuestros equipos terminan acudiendo a actividades informales para subsistir”, cuestionó.

Para Gómez, es clave mantener el canal de domicilios, pero dijo que no servirá de nada si la hora máxima de operación es las 8 pm. “El 50% de las ventas se dan entre 6 y 10 de la noche, y si imponen toque de queda hay que salir a las 7. Eso, y cerrar el punto de venta, es lo mismo”, planteó.

Por su parte, Fabián Gómez, CEO de Frubana, plataforma especializada en frutas y verduras, opinó que las zonas cerradas afectan 20% de las ventas de la empresa. Para el directivo, las medidas afectan a agricultores que ya se habían programado para hacer entregas y perderán sus productos. “Nos preocupa que los restaurantes tengan que seguir cerrando puntos y despidiendo empleados”.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido