Desempleo de 19,8% en abril es el más alto desde el 2001

Según el Dane, la reducción de personas ocupadas fue de 5,37 millones. La población inactiva ascendió a 19,1 millones.

Desempleo

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
mayo 29 de 2020 - 09:55 p.m.
2020-05-29

Los desalentadores pronósticos de los expertos alrededor de la destrucción del empleo durante abril de este año se vieron reflejados en la tasa del 19,8% (total nacional) que entregó el director del Dane, Juan Daniel Oviedo. Este dato se convierte en el más alto del que se tenga registro desde 2001.

('Datos de empleo para abril hablan de una catástrofe económica'). 

En el cuarto mes del año, según la explicación presentada por Oviedo, se registró “una reducción estadísticamente significativa de la población ocupada de 5’371.000 personas. Esto significa que si en abril de 2019 el país tenía 21,9 millones de ocupados, en el mismo mes de 2020 solo se contabilizaban 16’525.000. Esta reducción -que equivale casi a la cuarta parte de la población ocupada en abril de 2019- se traduce en el incremento de 1’559.000 personas en la población de desempleados”.

(Dramático aumento del desempleo en Colombia). 


Así, detalló el director del Dane, la población desempleada del país pasó de 2,52 millones (en abril de 2019) a 4,08 millones en el cuarto mes de 2020.

Entretanto, la población inactiva también presentó un salto de 4,31 millones para llegar así a 19,14 millones de colombianos. Este último repunte, dijo Oviedo, se explica en gran parte por el confinamiento.

“Ese cambio tan importante asociado con una reducción de casi la cuarta parte de la población ocupada y un incremento de la desocupada en casi 60% de lo que teníamos en 2019 (para abril) en el total nacional, se convierte en cifras de magnitudes similares en el contexto urbano de las 13 principales ciudades y sus áreas metropolitanas”,
manifestó el funcionario.

De acuerdo con los datos, cerca de dos terceras partes de la reducción de la población ocupada en el total nacional se dio en las 13 principales ciudades que mide el Dane. En estas, indicó Oviedo, la disminución de la población ocupada fue de casi 3 millones de personas. A su vez, el aumento de desempleados en las urbes fue de 1,33 millones de ciudadanos.

Asimismo, la tasa de desempleo para abril en materia urbana llegó a niveles del 23,5%, mientras que la tasa global de participación bajó al 53,8% (en abril de 2019 esta se encontraba en niveles del 65,2%).

Por otra parte, el Dane mostró que de los 5,37 millones de personas que dejaron de estar en situación de ocupación, cerca de 3,39 millones se encuentran en un rango de edad que oscila entre los 25 y los 54 años.

Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, advirtió que los datos del mercado laboral de abril “hablan de una catástrofe económica, pues se perdieron 5,4 millones de puestos de trabajo, una cuarta parte del total nacional. La tasa de desempleo llega a 19,8%, subestimada sustancialmente por el aumento en la inactividad. La cuarentena es insostenible”.

De igual forma, el presidente de la Asociación Nacional de Exportadores (Analdex), Javier Díaz Molina, dejó claro que la tasa de desocupación correspondiente de abril “nos está diciendo que es imposible continuar con el aislamiento”. Además, el dirigente manifestó que bajo estas circunstancias es preciso que se active la economía con los protocolos y la máxima protección posibles.

“Las cifras de desempleo resultaron mucho peor de lo esperadas. Estamos en niveles más altos incluso que en la crisis del 99. Se perdieron cerca de 5 millones de empleos, más de 515.000 en Bogotá. Esto en ingreso de los hogares son casi $6 billones que se esfumaron”
, advirtió Mauricio Santamaría, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif).

Para Santamaría, estos datos reflejan una situación trágica, pues se borraron en dos meses los avances alcanzados a lo largo de dos décadas de trabajo.

“Necesitamos seguir reabriendo la economía. Este golpe muestra que la situación sí es grave, incluso más de lo pensado. Nos vamos a quedar en el peor de los mundos: con la economía destruida y el pico de la enfermedad tarde”, sostuvo Santamaría.

A su vez, el jefe de estudios económicos de Bancolombia, Juan Pablo Espinosa, señaló que la emergencia, junto a las necesarias medidas de contención, “nos llevaron a observar en abril la mayor tasa de desempleo en lo que va del siglo y la menor participación laboral. El único equiparable habría sido lo sucedido durante la crisis financiera de finales del siglo XX”.

Juana Téllez, economista jefe de BBVA en Colombia, dijo que “la pandemia ha tenido efectos devastadores sobre el mercado. Hay deterioros importantes en empleo manufacturero, del comercio, del sector de arte y entretenimiento, y también de la construcción. Además, está afectada la fuerza laboral femenina y juvenil, donde hay empleos más precarios”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, indicó que la cifra es la peor en 20 años, solo superada por el dato de 1998 durante la crisis financiera que vivió el país.

“Tenemos una característica que agrava más la cifra y es que la tasa de participación se disminuyó a niveles históricos, es decir, el 51%, debido a que buena parte de la población por la cuarentena no salió a buscar empleo”,
aseguró.

Para el dirigente gremial, el dato de desempleo femenino fue significativamente mayor, pues a nivel nacional este supera el 23%. Además, señaló que “esta realidad es la consecuencia de las medidas que se debieron tomar para lograr contener la pandemia. Sin embargo, hay que hacer un llamado para que se entienda el carácter del reto, pues hay que ofrecer opciones económicas a la población”.

LOS SECTORES MÁS AFECTADOS

El director del Dane reveló que en abril, de 5,37 millones que no estaban ocupados, cerca de 1 millón correspondieron a manufacturas, 943.000 a comercio y reparación, 806.000 a actividades artísticas y de entretenimiento y servicios y 657.000 a construcción.

“Los tres primeros renglones explican 2,7 millones de personas menos en situación de ocupación”
, dijo Oviedo quien reveló que, en contraste, solo se presentó un aumento de 9.000 empleos en los sectores suministro de electricidad, gas, agua, gestión de desechos.
A nivel urbano, de 2,96 millones menos de ocupados, los sectores más afectados fueron comercio y reparación, manufacturas y actividades artísticas.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido