Deuda pública se dispararía al 56% del PIB en este Gobierno

El presidente de la Anif alertó que la asunción con TES de obligaciones, por parte del Ejecutivo, elevaría los pasivos del país entre 2020 y el 2022.

Billetes

Carlos Ortega

POR:
Portafolio
noviembre 07 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-11-07

Una dura alerta lanzó ayer el presidente del centro de estudios Anif, Sergio Clavijo, quien señaló que la deuda pública de Colombia se dispararía de aquí a los próximos dos años.

(Lea: Extranjeros volvieron a comprar deuda pública del país en septiembre)

Esto lo dijo durante el Seminario Temático Asofondos - Anif, donde se debatió la importancia de que el país afronte de lleno el debate de la reforma pensional que necesita la nación (ver nota anexa).

(Lea: Franklin Templeton recortó a la mitad su inversión en deuda colombiana)

No obstante, volviendo al otro tema, Clavijo indicó que entre los cambios incluidos en la Ley de Financiamiento y el Plan Nacional de Desarrollo, el Ejecutivo viene asumiendo como deuda pública diversas obligaciones históricas del país que dispararían las acreencias de la Nación en seis puntos porcentuales.

(Lea: Colombia termina con éxito el mayor canje de TES en UVR)

CUENTAS ALEGRES

Según las cuentas del Marco Fiscal de Mediano Plazo del 2019, este año el país cerraría con una deuda total de 50,6% del producto interno bruto (PIB), pero los cálculos de Anif muestran que con la asunción de estas acreencias, a través de la emisión de títulos TES, la cifra escalaría.

“Ningún pronóstico del Marco Fiscal se ha cumplido. En el 2017, nos decía que para entonces en este año o el próximo deberíamos estar en 43% del PIB de deuda, después decía que 44% y ahora el del 2019 nos dice que 50%. Pero a nosotros nos dan las cuentas que vamos para 54%”.

Incluso, fue más allá y señaló que “las calificadoras de riesgo parecen no haber entendido el tema de emitir TES sin afectar la Regla Fiscal, o de alguna manera tienen un acuerdo implícito del cual nosotros no estamos enterados, de que no se va a llevar a cabo la puesta al día de las cuentas de la salud, de la energía y de los fallos judiciales”.

Y concluyó diciendo: “No se puede decir que está cumpliendo la Regla Fiscal, que paga todo, y que la deuda no se le crece. O se está violando la regla o simplemente se está emitiendo deuda sin que pase por la Regla Fiscal; en este momento, no sé qué piensa el Ministerio de Hacienda, si va a pagar o no las cuentas que le autoriza el Plan de Desarrollo”.

Este planteamiento ya lo habían planteado, entre otros, el exministro de Minas, Amylkar Acosta, quien aseguró en una columna de opinión que: “Hasta gastos recurrentes, del día a día, se prevé cubrir con deuda pública, destacándose entre ellos el pago de subsidios para la prestación del servicio público domiciliario de energía eléctrica que se hayan causado antes de la vigencia de la presente ley o que se causen durante la misma”.

Y anotó que “también se tiene previsto pagar con TES lo adeudado al magisterio de Colombia por concepto de mora, debido al no pago oportuno de las cesantías de los maestros causadas a diciembre de 2019, por valor de $1,1 billones”, así como “$2,5 billones para saldar la deuda de la Nación con las universidades públicas, con el fin de sanear los pasivos correspondientes a cesantías de las universidades estatales”.

Estas determinaciones han quedado incluidas en diversas leyes aprobadas por el Congreso, que incluso fueron alertadas, entonces, por el exministro de Hacienda, Guillermo Perry, quien denunció que Colombia está utilizando prácticas poco ortodoxas para lograr sus objetivos fiscales.

En este grupo están dos factores que previamente no se incluían dentro de los ingresos –sino en las fuentes de financiamiento, como lo son las utilidades del Banco de la República y los dineros que entren al país por privatizaciones.

Estos últimos no han sido aún caracterizados por el Ejecutivo, si se tiene en cuenta que en los debates de las leyes de presupuesto aún no queda claro qué entidades se venderían, ni qué porcentaje de las mismas. En contraste, esta semana se conoció que este año, el banco central dará utilidades récord.

Así lo confirmó el gerente del Emisor, Juan José Echavarría, quien aseguró que “las utilidades este año serán de $7,2 billones; esto no se volverá a repetir, ya que se da por los comportamientos de los intereses en los bancos de los EE. UU.”.
Con estos y otros recursos, el Gobierno cuadrará la caja este año.

Siga bajando para encontrar más contenido