Dian ‘peluqueó’ unas 140.000 entidades sin ánimo de lucro

A la entidad se le terminó el pasado 31 de octubre el plazo para notificarles a las firmas si quedaron excluidas del régimen tributario especial. 

Entidades sin animo de lucro

Las cooperativas también tendrán que presentar la documentación ante la Dian, pero esto será en el próximo año.

Archivo ET

POR:
Portafolio
noviembre 18 de 2018 - 08:00 p.m.
2018-11-18

La ‘peluqueada’ que la Dian le hizo al régimen tributario de las entidades sin ánimo de lucro (Esal), por mandato de la reforma fiscal del 2016, no dejó a ‘títere con cabeza’.

Las cifras son contundentes: de casi 170.000 organizaciones de este tipo, solo poco más de 25.000 continuarán, por ahora, en el régimen tributario especial, que les permite pagar menos impuestos de renta e IVA por la misión que cumplen.

Esto quiere decir que las otras 142.423 Esal, que al 2016 estaban en el régimen especial, pasarán a pagar sus impuestos como cualquier otra empresa. Esta depuración se terminó el pasado 31 de octubre, plazo hasta el cual tenía el Gobierno para comunicarle a cada una que quedaron excluidas del régimen diferencial.

(Lea: Eliminarían gabelas a casi 120 mil entidades sin ánimo de lucro

Santiago Rojas, exdirector de la Dian, aseguró que “con la preocupación que existía de que se estuvieran cometiendo abusos de este régimen, se generaron controles para que las Esal que realmente hacen su actividad de forma meritoria siguieran con beneficios, y no aquellas que solo usaban este régimen para no pagar impuestos”.

De este modo, se fijaron nuevas reglas como el primer filtro de estas organizaciones, con lo cual tenían que entregar una documentación y, la Dian, estudiarla. Allí se logró la gran depuración y se tuvo la sorpresa, ya que solo 26.000 entregaron los papeles para seguir en el régimen no ordinario, mientras que otras 40.000 estaban exentos de hacer este procedimiento.

(Lea: El 88,6% de las Esal no entrarán al régimen tributario especial

“Es decir, hubo más de 100.000 que implícitamente pidieron no seguir con estas gabelas y otras tampoco lo harán, pero porque estaban inactivas. De las primeras uno supone que podían tener algún ‘pecado’ y no pidieron seguir para evitarse problemas”, agregó Rojas.

En este orden de ideas, añadió, el recaudo por impuesto de renta de estas firmas incrementaría desde cuando empiecen a declarar los activos como empresas normales, en tanto que las que quedaron en el régimen especial seguirán tributando las tarifas diferenciales que pagan hasta hoy.

¿ES SUFICIENTE?

A pesar de esta barrida de más del 80% que logró la Dian, para Juan Ricardo Ortega, también exdirector de la Dian, la cifra de Esal que quedaron ‘vivas’ sigue siendo increíblemente elevada.

“Sería necesario hacer una auditoría muy profunda para seguir depurando estas listas, aunque esto, claramente, requiere mucha vocación y gente para movilizar recursos, porque son muchos los detalles que hay que entrar a revisar”, afirmó.

De hecho, en sus cálculos, dijo que se esperaba que la cifra ya ‘peluqueada’ dejara vivas a una cifra que no pasara de 5.000. Entonces “este sigue siendo un agujero muy grande, si se tiene en cuenta que por allí se mueven más de $70 billones cada año. Por ejemplo, la Superintendencia Solidaria tendría que cumplir mejor su misión y vigilar bien estas entidades”.

Rojas, por su parte, indicó que “este fue un proceso juicioso y nos dejó cifras de 25.000 entidades sin ánimo de lucro con beneficios y más de 100.000 que ahora pagarán los impuestos que sí deben, sumado a que cada ciudadano pudo opinar si esto le parecía bien o no; es decir, todo fue muy transparente”.

No obstante, puntualizó que ahora la tarea de la Dian será examinar las que siguen con el beneficio, con el fin de encontrar si hay colados, “y a esos caerles con todo el peso de la ley”.

¿QUÉ SIGUE AHORA?

Según la Dian, las Esal que no presentaron la solicitud de permanencia en el régimen tributario especial pueden solicitar la calificación en el mismo en cualquier momento, utilizando los servicios informáticos electrónicos dispuestos para tal fin en la página web de la entidad. “Para efectuar ese trámite, se requiere que previa- mente se encuentren clasificadas en el RUT en el Régimen Ordinario del Impuestos sobre la renta (...)”.

Asimismo, muchas entidades que se ponían como ‘No Contribuyentes’ se encontraban mal clasificadas en el RUT como contribuyentes del régimen especial, y se recomienda que lo actuali- cen de acuerdo con sus ‘estatus’ naturales”, explicó la Dian. Vale aclarar, además, que hay unas 40.000 Esal que no tuvieron que ser revisadas, entre las que están, por ejemplo, los partidos políticos y los gremios.

Sebastián Londoño Vélez
En Twitter: @SLondonoV

Siga bajando para encontrar más contenido