close
close

Economía

Discapacitados y población LGBT, con brechas en empleo

Medición de la situación laboral de estos grupos en el primer trimestre muestra que enfrentan 3 puntos porcentuales de más en su tasa de desempleo.

Discapacitados

De 2,49 millones de discapacitados, hay 391.000 trabajando y 79.000 desempleados.

Archivo

POR:
Laura Lucía Becerra Elejalde
mayo 13 de 2022 - 09:44 p. m.
2022-05-13

La situación del mercado laboral colombiano continúa su recuperación tras el impacto que dejó la pandemia en los últimos dos años, pero dentro de los trabajadores persisten brechas que afectan a algunos grupos sociales.

(Colombia, entre los países Ocde que aumentaron desempleo en marzo). 

Recientemente el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) ha venido publicando una serie de boletines sobre la situación laboral de las personas en discapacidad, la comunidad LGBT, y también sobre la población que se autorreconoce como campesina. Esto, según la entidad, con el objetivo de “promover la visibilidad estadística de grupos poblacionales priorizados que han sido históricamente discriminados”.

Durante el primer trimestre la tasa nacional de desempleo fue de 13,20%, pero el indicador se ubicó para el mismo periodo en 16,9% para la población con discapacidad.

Por el contrario, la población sin discapacidad presentó un desempleo de 13,1%, lo que implica la existencia de una brecha de 3,7 puntos porcentuales.

Según los registros del Dane, en el país hay 2,49 millones de personas con alguna discapacidad, y de estos, hay 391.000 laborando, mientras que hay 79.000 en búsqueda de empleo. En este grupo, 1,6 millones de ciudadanos están fuera de la fuerza laboral, lo que quiere decir que no están empleados pero tampoco buscan trabajo.

(Los retos de la recuperación del empleo en el país). 

De allí que la tasa de ocupación de esta población sea de 18,6%, mientras que en las personas sin discapacidad está en 57,1%, una diferencia de 38,5 puntos porcentuales.

Por sectores, el comercio es la actividad que más ocupa a esta población, con el 20,6% de los trabajadores en condición de discapacidad, lo que representa alrededor de 80.000 personas. Así mismo, la mayoría de estas personas que están empleadas, el 53,2% son trabajadores por cuenta propia.

POBLACIÓN LGBT

Otro grupo que ha venido caracterizando el Dane es la población LGBT, y en los registros oficiales se estima un total de 518.000 personas lesbianas, gays, bisexuales y trans, lo que equivale al 1,4% de la población mayor de edad en el país.

Las estadísticas evidencian que la tasa de desempleo presenta una diferencia de 3,2 puntos porcentuales, dada una desocupación de 16,2% para la población LGBT y de 13,0% para la población no LGBT.

“Es interesante que tanto los discapacitados como la población LGBT tienen una tasa de desempleo mayor, aunque no mucho mayor que el resto de la población”, menciona, Adrián Garlati, director de la carrera de Economía de la Universidad Javeriana, quien aclara que es muy reciente la medición que está haciendo el Dane en grupos de población como personas con discapacidad o LGBT, “por lo que hay que mirar con detenimiento a ambas poblaciones”.

En el caso de la población en condición de discapacidad, destaca que “hay muchos tipos de discapacidades, y de eso dependerá también el tipo de trabajo que la persona puede desempeñar, y probablemente eso puede ser la barrera más importante”.

En el caso de la población LGBT, Garlati señala que es importante mirar si “quizás juega algún rol algún grado de discriminación sobre la tasa de desempleo”.

POBLACIÓN CAMPESINA

Otro grupo poblacional para el cual se han presentado reportes recientemente es la población que se identifica subjetivamente como campesina, que según el Dane representa a 14,46 millones de personas mayores de 15 años en el país.

Para ellos, la tasa de desempleo se ubicó en el periodo enero- marzo de 2022 en 11,1%, por debajo en 2,9 puntos porcentuales en relación a la de la población que no se considera campesina, que está en 14%.

(El perfil de los colombianos que no encuentran empleo). 

“Típicamente en la zona rural las personas sí se mantienen más ocupadas, porque el trabajo de campo se realiza a lo largo de todo el año, especialmente si la persona tiene una propiedad o trabaja para una propiedad ajena, mientras que en los trabajos estacionales hay épocas en que la persona no está ocupada”, aclara Garlati, quien indica que eso hace que el desempleo sea más bajo.

De esta población, el 44,2% dice dedicarse a la agricultura, ganadería, caza o pesca; el 13% al comercio y 7% a la industria.

Sin embargo, dentro de ellos hay otra brecha, mientras que para los hombres la tasa de desempleo está en 7,8%, el desempleo en las mujeres campesinas asciende al 17,9%, una diferencia de 10,1 puntos porcentuales.

LAURA LUCÍA BECERRA ELEJALDE

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido