Disfraces de niños salvarían Halloween

Juan de la Espriella, gerente de Cachivaches dice que pese a caída del segmento de adultos, los menores están demandando trajes para celebrar en casa.

Cachivaches

Juan De La Espriella, gerente de Cachivaches dice que el desempeño de las ventas por internet ha sido sorprendente

Cortesía

POR:
Portafolio
octubre 20 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-10-20

Con más de 50 años de existencia, la empresa familiar Cachivaches, dedicada a la confección y distribución de disfraces en Colombia se alista para recibir un Halloween diferente, a causa de la pandemia del coronavirus.

(Lea: ‘Halloween se debe celebrar por los niños, pero en casa’)

Juan De La Espriella, gerente de la compañía dice que pese a la covid-19, el segmento de niños ha tenido un buen comportamiento.

(Lea: Disfraces: negocio en Colombia es de $50.000 millones)

¿Cómo funciona la producción de disfraces de Cachivaches?

Nosotros fabricamos nuestros disfraces en Colombia y los vendemos tanto en nuestras tiendas como las principales cadenas del país.

Pero no solo producimos disfraces de nuestra marca, sino también es relevante destacar que somos los distribuidores para Colombia de varias compañías internacionales importantes como Disney, Marvel, Netflix y Warner.

¿Cómo los ha afectado la pandemia?

Yo creo que la pandemia ha sido muy difícil para todo el mundo. Las empresas colombianas han sentido de alguna manera sus efectos. En nuestro caso ha sido un reto, pero estamos muy orgullosos de como la hemos enfrentado, pues mantuvimos la gran mayoría de nuestros puestos de trabajo, les seguimos cumpliendo oportunamente a los proveedores y hemos podido continuar adelante con la ilusión de seguir siendo una empresa líder en todo lo que tiene que ver con disfraces y Halloween.

¿Cuánto representa ‘Halloween’ en la facturación anual?

Más o menos el 50%. La fábrica de disfraces es la mitad de la operación y la línea de decoración y hogares es la otra mitad.

¿Qué tanto cambió la producción a raíz del coronavirus?

Cuando empezó la pandemia nosotros ya teníamos la producción definida. En Halloween los disfraces se fabrican con mucha anterioridad porque los materiales y toda la producción es imposible concentrarlos hacia la temporada. Entonces, de cierta manera tenemos un inventario mayor a lo que está resultando ser la demanda, pero creo que podemos pasar el año.

En adultos vamos a tener un inventario importante para el próximo año. Para los, en cambio, lo que produjimos sí está siendo más acertado porque las familias desean mantener la ilusión de los niños de disfrazarse, así sea en sus casas.

Entonces de todo, lo más terrible de este año va a ser que el sector adultos jóvenes no se va a vender según lo planeado y tendremos que guardar inventario, mientras que los niños, como estamos viendo, serán el alivio.

¿El segmento de adultos jóvenes entonces se ve afectado por el cierre de discotecas?

Parte de nuestros disfraces eran para jóvenes adultos, y ya no va a haber fiesta de disfraces en los bares ni discotecas, o los sitios grandes como restaurantes , y eso obviamente nos va afectar ese pedazo del mercado. Pero es tan solo una porción de nuestra producción.

¿Entonces cuáles son las expectativas de ventas para este año?

Sí vemos una disminución del mercado, y seguramente tendremos un decrecimiento este año, pero todavía falta el final de la temporada y tenemos la ilusión que las ventas se concentren hacia esta época.

Además, más o menos se mantienen los precios. Hemos tratado de ser más conscientes del momento difícil, y por eso los valores son muy parecidos a los del 2019, entre $50.000 y $130.000, distribuidos en los distintos segmentos y que varían también por el tipo de disfraz.

Lo que pasa es que el 2019 fue un año récord para nosotros, veníamos de un muy buen momento y esperábamos que este fuera mejor. Pero ahora lo que tenemos es un reto y los retos son para enfrentarlos.

¿Cuáles son los disfraces que más se venden generalmente?

Cada año cambia. Los disfraces se ponen generalmente muy de moda por las películas fuertes del momento, pero este año no hubo estrenos de cine, entonces siguen un poco las tendencias del 2019, o los personajes adicionales fuertes.

Entonces este año está muy fuerte, por ejemplo, la Mujer Maravilla, de la que iba a haber una película. Frozen, que por su parte, estrenó en noviembre del año pasado posterior a la fecha de Halloween, lo que explica su liderazgo aún.

La Casa de Papel, que tuvo una temporada en Netflix en el primer semestre también está muy fuerte, así como Los Vengadores, en especial Spiderman. Y de niños chiquitos tenemos por un lado PG Max, que es una serie de televisión, y los bebés Marvel.

¿Cuántos puntos de venta tienen?

Puntos propios tenemos seis, más nuestro sitio de venta online que contaría como la séptima tienda. Pero también se pueden comprar todos nuestros disfraces en El Éxito, en Falabella, Pepe Ganga o Jumbo.

¿Y cómo se han comportado las ventas ‘online’?

Este segmento está muy disparado. La gente incluso quiere el tema omnicanal, van a la tienda y después escogen la talla o la piden por internet. Hay un crecimiento de más del 1.000%, es realmente una locura, y una nueva realidad. Y esperamos que no solo sea este año sino que continúe siendo así.

¿Qué hay sobre la línea del hogar?

Hogar, al contrario de disfraces, no está tan golpeado porque la gente está viviendo más en sus casas y mucho del consumo que tenían en otros sectores como entretenimiento lo están invirtiendo en el hogar. Entonces hemos tenido un año de crecimiento en este segmento ya que las personas están más preocupadas por vivir mejor.

La cocina, por ejemplo, ha tenido un crecimiento porque la gente se dio cuenta que los vasos que tienen no están completos, o que tienen uno más grande y eso ha cambiado el consumo.

Octubre va con un crecimiento importante con respecto al mismo mes del año pasado. Es decir que la tendencia se mantiene pues la gente quedó con el chip de disfrutar su casa.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido