‘EE. UU. le negó al país ampliar un año más la chatarrización’

Eduardo Visbal, vicepresidente de Comercio Exterior de Fenalco, calificó el programa como ‘perverso, nefasto y costosísimo’.

Eduardo Visbal, vicepresidente de Comercio Exterior y de Vehículos de Fenalco.

Eduardo Visbal, vicepresidente de Comercio Exterior y de Vehículos de Fenalco.

Mauricio León/Portafolio

POR:
Portafolio
octubre 07 de 2018 - 08:04 p.m.
2018-10-07

Junio del año entrante será un mes vital para las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Colombia. De acuerdo con Eduardo Visbal, vicepresidente de Comercio Exterior y de Vehículos de Fenalco, si Colombia no acaba el programa de chatarrización 1 a 1 en junio del año entrante esto podría acarrear sanciones o pérdidas de beneficios en el TLC con EE. UU.

En diálogo con Portafolio, el vocero de Fenalco dijo que el Gobierno Nacional le propuso a la nación norteamericana extender un año más el programa de chatarrización, sin embargo, rechazaron esta posiblidad y dieron una extensión de seis meses.

(Lea: Gobierno tiene seis meses más para el nuevo programa de chatarrización)

¿Cuál es la posición de Fenalco sobre la chatarrización 1 a 1 y su extensión de seis meses?

La chatarrización ha sido perversa, nefasta y costosísima para el país, desde varios puntos de vista. El primero, es que estamos construyendo unas carreteras de altas especificaciones y con qué las vamos a transitar en un país que no tiene competitividad en su comercio, ni interno ni externo; la respuesta es con chatarra.

La chatarrización hay que desmontarla. Llevamos 23 años en esto y realmente no ha servido sino para generar un foco de corrupción muy grande, del cual ha dado cuenta la Fiscalía General de la Nación. Por desgracia hay personas presas, detenidas, juzgadas y exiliadas.

(Lea: ‘Chatarrización debería durar, al menos, un año más’) 

Construimos una refinería en Cartagena a un altísimo costo político y económico, al igual que las carreteras, y estamos produciendo un diésel de 50 partes por millón o menos, apto para Euro IV y aquí lo estamos quemando en equipos obsoletos, viejos, lo cual es una ineficiencia en el uso de esa inversión gigantesca.

También tenemos el tema de la contaminación del aire en el país, que según el Departamento Nacional de Planeación, asciende a $20 billones, en un estudio que se publicó en febrero de este año.

(Lea: ‘No vamos a perder beneficios del TLC con Estados Unidos’

Eso provoca unas 10.000 muertes al año, de las cuales un 30% pueden ser niños. La chatarrización no nos permite mejorar la competitividad de la economía, que es un factor que este Gobierno prometió en campaña.

El programa es sinónimo de corrupción, contaminación, ineficiencia y falta de competitividad, es decir, tiene todos los males posibles del país.

¿Cómo afecta este programa los compromisos comerciales internacionales de Colombia, con Estados Unidos y la Ocde?

Lo que pasó fue que en febrero de este año llegó una carta del representante estadounidense del Comercio (USTR), Robert Lighthizer, en la cual le dice a la ministra de ese entonces, María Lorena Gutiérrez, que si quiere entrar al Ocde con el apoyo de EE. UU. tiene que desmontar lo del 1 a 1. Y Colombia se comprometió a desmontarlo, como tiene que hacerlo. Ahora están diciendo que nos están imponiendo cosas y no, eso está dentro de los compromisos que tiene Colombia.

El Gobierno actual le pidió a EE. UU. un año más para terminar la chatarrización 1 a 1, o sea hasta el 31 de diciembre de 2019, pero negaron esa posibilidad. El Gobierno americano, en una reunión que tuvieron en estos días, dijo que seis meses nada más.

Y si Colombia no cumple, ellos podrían imponer sanciones o quitar unos beneficios de exportaciones a Colombia. Esperemos que eso no suceda, me parece que hay tiempo suficiente para hacer un desmonte de eso.

¿Qué propuesta hacen desde Fenalco para cuando se acabe este programa?

Primero hay que decir que Fenalco pide que se instaure la libre oferta y demanda de camiones en Colombia. Se podría utilizar la tabla que hay actualmente de rodamiento para pagar los impuestos, en la cual cada vehículo en Colombia y dependiendo de su año, tiene un valor establecido para liquidar el impuesto, y partiendo de esa base se le fija una línea, que normalmente son 20 años, para chatarrizar unidades de 1998 hacia atrás, en el sentido de que en los próximos años, las personas lleven ese vehículo determinado al valor que está ahí. Esto sin pasar por ninguna chatarrización ni nada. Ese vehículo lo compra la Nación y lo manda a chatarrizar, pero esta no queda amarrada a la introducción de un nuevo vehículo.

¿Cómo está el mercado de importación de tractocamiones?

Totalmente deprimido. No se volvieron a traer camiones por la inseguridad jurídica. Se pueden traer, pero no matricular libremente. Son vehículos que pueden costar 100.000 dólares. Eso significa que se van a traer un par no más.La gente perdió la confianza en Colombia en ese sentido. Las pocas ventas que se han dado son pedidos muy específicos.

¿Cuándo tuvo su pico más alto en importaciones?

En el 2011 fueron unas 9.000 unidades. A julio de este año llevamos 148, de los cuales 88 procedentes de México. La gran caída se dio en el 2015 cuando se importaron solo 52. Esto por lo que en el 2014 comenzó el programa del 1 a 1.

Si el año entrante se termina el programa, ¿van a retomar la feria de Expocomerciales, donde se comercializaban estos vehículos?

Sí esa es la idea. Esta semana nos vamos a reunir con gente de Corferias para ser si en agosto o septiembre del próximo año podemos hacer de nuevo esta feria, que es importante para el sector. Se haría intercalado con el Salón del Automóvil que se lleva a cabo durante los años pares.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Siga bajando para encontrar más contenido