‘El 2019 sería otro año difícil para los productores de café’

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, le dijo a Portafolio que el panorama del sector para este año no es claro.

La migración del campo a la ciudad tiene a los productores de café en aprietos para conseguir recolectores.

John Jairo Bonilla

POR:
Portafolio
enero 30 de 2019 - 10:18 p.m.
2019-01-30

La sobreproducción brasileña de café, que el año pasado cerró con una cosecha récord de 62 millones de sacos, ha llevado a la cotización internacional del grano a niveles mínimos de los últimos 12 años, con un grave impacto sobre las naciones productoras, entre ellas Colombia.

Hoy, la libra de café en el mercado de futuros de Nueva York se negocia a 1,02 dólares, mientras que en enero de 2017 rondaba los 1,4 dólares. Los expertos aseguran que el descenso del precio obedece a la mayor producción de Brasil, país que ocupa el primer lugar entre las naciones cafeteras del mundo. Es más, aunque para el 2019 se prevé una reducción de su cosecha (aproximadamente 53 millones de sacos), esta seguirá siendo superior al promedio de la última década.

Lo anterior significa que los precios continuarán rondando un dólar la libra, y que la única esperanza en materia de ingresos para los productores colombianos es un aumento de la tasa de cambio o una mejora notable en la productividad, al igual que una fuerte reducción de los costos de producción, los cuales, para el caso colombiano se ubican muy cerca de los 700.000 pesos la carga de 125 kilos, seco de trilla.

(Lea: ¿Situación difícil para el café en el 2019?)

A nivel global, el costo estimado de producción está entre 1,2 y 1,5 dólares la libra, es decir, que los cultivadores del grano de todo el mundo están produciendo a pérdida.

En Colombia, el efecto de la tasa de cambio fue el que evitó que los cafeteros hicieran uso del subsidio de hasta $25.000 por carga otorgado por el Gobierno en noviembre del año pasado, gracias a que el valor del dólar llegó en ese momento a 3.270 pesos, cuando la cotización internacional estaba en más o menos 1,08 dólares la libra.

La Tasa Representativa del Mercado vigente para hoy, resultado de las negociaciones de ayer, subió a 3.163,46 pesos, por lo que la cotización interna del grano es de 726.000 pesos, a pesar de que el valor de la libra en Nueva York se negoció (US$1,02) por debajo de la de un día atrás (US$1,03).

(Lea: Producción de café cayó 4,5% en 2018

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, le dijo ayer a Portafolio que el panorama del sector para este año no es claro, al menos en el primer semestre. “Brasil acaba de pasar por un año de cosecha récord que hizo bajar los precios, y este año, aunque no va a producir lo mismo, estaría cercano a los 55 millones de sacos, lo que quiere decir que las cotizaciones externas no reaccionarán”.

Agregó que los fondos internacionales que especulan con el precio han seguido apostándole a una reducción. “Lo que uno vería en el primer semestre de este año es que los precios serán muy parecidos a los actuales. Esto significa que el valor de la carga dependerá mucho más de la tasa de cambio”.

(Lea: Reunión global del café para salir de la crisis

Vélez afirmó que el dólar ha ayudado a mantener el ingreso de los productores por encima de los 700.000 por carga. “La situación sería más complicada si en este momento tuviéramos una tasa de cambio más baja”.

La incertidumbre radica en que en este momento no hay recursos para activar el subsidio del Gobierno, pues el gerente de la Federación aclaró que los 96.000 millones de pesos que no se usaron, fueron trasladados al Fondo de Estabilización (una vez se apruebe la Ley), y que por consiguiente no hay posibilidades de ayudar con subsidios directos a los productores.

En conclusión, la perspectiva del café para el 2019 no es la mejor, al menos en el primer semestre, y todo dependerá del clima, que en Colombia va bien, y de las cosechas de Brasil, Vietnam y Costa de Marfil. “Seguiremos en niveles de 1 dólar y 1,10 dólares la libra”, afirmó.

Por su parte, la producción nacional mejoraría en 2019 gracias al buen comportamiento del clima y a los altos niveles de floración de los árboles, para la cosecha del segundo semestre. “Yo aspiraría a que este año regresemos a una producción de 14 millones de sacos”, dijo Vélez.

Colombia produjo el año pasado 13,6 millones de sacos de 125 kilos, cifra inferior a la de 2017, cuando se ubicó en 14,2 millones de sacos.


El gerente de la Federación dijo además que en un par de semanas iniciaría la recolección de los primeros pases de la cosecha de ‘mitaca’, cuyo mayor volumen se obtiene en el sur del país. Agregó que la segunda cosecha del año, es decir, la del antiguo Eje Cafetero, pinta bien, e indicó que hay posibilidades de que el grano se venda a un mejor precio.

EXPORTADORES, AFECTADOS

Gustavo Gómez, presidente ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Café dice que la situación actual es compleja por el lado de los precios. “Este es un momento bastante duro para todos los actores de la cadena de comercialización del café, debido a que los precios bajos no solo afectan a los productores sino a quienes comercializamos, y a que los márgenes se reducen considerablemente, mientras los costos del transporte del producto hacia los puertos se mantienen en el mismo nivel”.

Édmer Tovar M.
Editor de Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido