El 40% de los colombianos no apoya la democracia

Solo el 50% de ciudadanos cree en la legitimidad del sistema, mientras que 32,9% lo hace en las elecciones. La visión económica es una de las causas.

Democracia

El 40,6% de los colombianos es pesimista con su situación económica personal.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 18 de 2019 - 07:47 p.m.
2019-10-18

En Colombia tan solo el 60,2% de los ciudadanos del país considera que la democracia es el mejor sistema político posible, por lo que eso deja con casi el 40% restante pensando que sería mejor que la nación implementara otra forma de gobierno, entre las que se encuentran la dictadura o ausencia de poder.

Pero más allá, al preguntar si los ciudadanos del país están satisfechos con cómo funciona la democracia en Colombia en estos momentos, el 29,3% del total da una respuesta positiva, lo que ubica el dato nacional en el tercer lugar con un nivel más bajo, solo superado por Panamá (26,1%) y Perú (28%).

(Democracia). 

Así lo muestra la última edición del Barómetro de las Américas 2018/19, que realiza el Proyecto de Opinión Pública de América Latina (Lapop), que pertenece a la Universidad Vanderbilt, y cuenta con el apoyo de Usaid, de Estados Unidos. Según los expertos que elaboran el documento, este sirve con una señal de alerta por los deterioros que muestra el apoyo a los sistemas democráticos.

Y es que al revisar el conjunto de los datos que proporciona el estudio, sí hay cifras consideradas preocupantes. Por ejemplo, al revisar el soporte a la democracia en el conjunto de la región, este llega a 57,7%, un nivel que se convierte en el más bajo registrado en los últimos 15 años. Cabe decir que en el 2004 esta cifra llegaba hasta 67,6%.

Y esto mismo se traslada a la percepción de legitimidad del mismo sistema en sí, pues al ver el dato de Colombia, solo el 50,7% del total lo apoya. Esto se basa en la visión de los ciudadanos acerca de aspectos como que los tribunales garantizan juicios justo, se respetan las instituciones políticas del país, los derechos básicos están protegidos o que evoca un sentido de orgullo.

Cabe decir que en este parámetro, Colombia no está mal parado en comparación con el resto de países de Latinoamérica, pues cuenta con el sexto dato más alto, en un listado que lideran Costa Rica (59,2%), México (55,4%) y Uruguay, en el que el apoyo alcanza el 54,1% del total.

(Capitalismo y democracia: la pareja dispareja). 


“Los resultados muestran bastante heterogeneidad. Si bien en promedio las noticias son malas, pues hay descensos en el apoyo a la democracia y satisfacción, hay países en los que ha mejorado. Estos parecen ser los que han tenido elecciones y una alternancia de gobierno. Por lo tanto, una de nuestras conclusiones es que estas tasas de apoyo suben cuando los ciudadanos ven que la democracia funciona y que los cambios son posibles”, explica Noam Lupu, profesor de ciencia política y director asociado de Lapop en la Universidad de Vanderbilt.

Uno de los problemas que apunta el texto es que este bajo apoyo a la democracia, satisfacción con la misma e incluso deslegitimación del sistema político pueden generar otro tipo de consecuencias.

Una de ellas, sin duda, es la poca creencia que se ve en el funcionamiento de los procesos electorales, los cuales son la principal representación de este sistema. Cabe resaltar que, en Colombia, solo el 32,9% tiene confianza en ellos, y es el quinto país de la región con la cifra más baja.

En la otra cara de la moneda, Uruguay (68%), Canadá (65,3%), y Costa Rica (47,7%), son los que muestran datos más positivos. En el conjunto de la región solo el 38% muestra confianza en los resultados que se derivan de las elecciones.

TOLERANCIA A GOLPES 

De igual forma, otra de las consecuencias más llamativas derivadas de estas percepciones es la alta tolerancia que los ciudadanos de Latinoamérica tendrían por un golpe militar. Suponiendo un entorno con alta corrupción y alto crimen, el 40% de los ciudadanos darían su apoyo a esa opción.

Eso sí, en este caso Colombia presenta el segundo menor nivel de apoyo de un golpe de estado militar ante una situación de alta criminalidad, pues solo el 25% estaría de acuerdo.

Si la problemática fuera por una alta corrupción, el 27,3% de los colombianos darían soporte a esa opción, el tercer país latino con menor cifra.

Menor dato incluso muestra el país en el caso de que el Gobierno decidiera disolver el Congreso, pues en estos momentos tan solo el 16,1% de los colombianos apoyaría esa decisión. En este punto resalta que dato que se le atribuye a Perú, del 58,9% de los ciudadanos, pues es precisamente esta la situación que se vivió recientemente en ese país, una vez que el presidente Martín Vizcarra, cerró el Legislativo y convocó elecciones anticipadas.

Con todo esto, la pregunta es: ¿cuáles son los factores que están detrás de estos comportamientos?

Ante esto, Lupu resalta que “lo atribuimos a un conjunto de factores: declives económicos, violencia y mayores percepciones de corrupción (que en los últimos años han subido por los escándalos). Sin embargo, es importante recordar que el apoyo a la democracia también ha bajado en los países europeos en los últimos años. Esto también tiene que ver con casos de corrupción y con las crisis económicas. Está claro que hay patrones internacionales en juego, pero nuestros datos también demuestran que las experiencias recientes en la región juegan un papel importante”.

OTROS FACTORES

Aunque en su conjunto se pueden observar percepciones similares en cuanto a estos temas en los países, lo cierto es que también hay aspectos socioeconómicos que toman partido a la hora de incrementar o disminuir esta visión.

Por ejemplo, el mayor o menor uso de las redes sociales tiene una gran influencia. Según el Barómetro de las Américas 2018/19, el apoyo a la democracia es del 37,7% de las personas que tiene una alta utilización de estas plataformas.

En el caso de un uso bajo, el soporte de este sistema de gobierno asciende hasta el 39,2% en el conjunto de Latinoamérica, mientras que al revisar los datos de aquellos que no son usuarios y no cuentan con estas redes, la cifra es de 43,8%.

También, al comparar los resultados con el nivel de estudios, cuanto más elevado es este, mayor es el apoyo. Por ejemplo, la cifra de los ciudadanos latinoamericanos que creen que este es el mejor modelo posible llega a 63,3% para los que tienen posgrado, mientras que es de tan solo 51,5% para los que no cuentan con estudios.

En cuanto a la distribución de riqueza, el apoyo también es ascendente. Mientras que los del quinto quintil alcanzan 62,2% de soporte, los del estrato bajo apenas pasa el 54%.

En cuanto a la distribución entre urbano y rural, el primero registra un apoyo de 58,8%, mientras que en el segundo, 55,1%. Y, al revisar las diferencias por género, los hombres se muestran más proclives a este modelo, con 59,4% del total, mientras que la cifra de las mujeres al respecto se queda en 56%.

PERCEPCIÓN ECONÓMICA 

Cabe decir que el reporte también muestra la situación en cuanto a la percepción económica de los distintos países. Aquí, el 57,4% de los colombianos cree que la situación económica nacional está peor que antes, aproximadamente en línea con el promedio de la región.

Sin embargo, el 40,6% del total se muestra pesimista con su situación personal en cuanto a las finanzas.

Por otro lado, en lo referente a la visión de corrupción, Colombia ocupa el cuarto puesto más elevado, pues el 75,4% cree que es elevada, al tiempo que otros datos como son la percepción de inseguridad. En el registro para Colombia, el 21,8% de los ciudadanos cree que en el país los crímenes se han incrementado.

Esto contrasta en gran medida con los registros de Estados Unidos, (3,9%), o de Canadá, donde solo 1,4% del total cree que hay más crímenes.

Siga bajando para encontrar más contenido