close
close

Economía

El 55% de camas UCI están ocupadas, pero la mayoría no es por covid

Colombia tiene 44,35 % de disponibilidad, 4.855 unidades. Departamentos con menor capacidad son Antioquia (22 %), Tolima (27 %) y Bolívar (29 %).

Coronavirus

AFP

POR:
Portafolio
enero 06 de 2022 - 09:38 p. m.
2022-01-06

La ocupación de camas UCI en Colombia está en 55,7%, y aunque en su mayoría son otras enfermedades ajenas al covid las que las tienen ocupadas, la preocupación se da por el rápido avance de la cepa ómicron en el territorio.

(Mantener las UCI, la tarea poscovid). 

De acuerdo con el ministerio de Salud, con corte al 5 de enero, el país tiene una disponibilidad del 44,35 % de camas UCI. Es decir que, de las 10.946 camas reales UCI con las que cuenta el territorio nacional, 45,31 % están ocupadas. De estas, 748 corresponden a casos confirmados de covid-19; 321 a casos sospechosos; 5.022 a otras enfermedades y un restante de 4.855 se encuentran disponibles.

Los territorios que tienen menor disponibilidad de camas a nivel nacional son: Antioquia con 22%; Tolima con 27,62% y Bolívar con 29,07%. Además, de acuerdo con el Registro Especial de Servicio de Salud indica que, en los últimos meses, la curva de atenciones covid, se concentra en las personas en los grupos de edad ubicados entre 40 y 90 años; lo cual evidencia la importancia de aplicar las dosis de refuerzo en esta población.

EL AVANCE DE ÓMICRON 

Según el monitoreo semanal de la presencia de ómicron en Colombia hecho por el Instituto Nacional de Salud, la variante ya es más del 60% de los casos reportados, además las variantes gamma, delta y la de interés mu continúan siendo las de mayor predominancia en el país. Pero se confirma la circulación de la variante ómicron en Atlántico, Antioquia, Bogotá, Bolivar, Córdoba, Magdalena, Quindio y Valle del Cauca.

En Colombia hasta el moembto se ha confirmado la circulación de 162 linajes (79 sublinajes de variante delta y 2 de variante mu). Además el país supera los 11.000 genomas reportados hasta el momento por las autoridades de salud.

En Colombia se reportaron 16.259 nuevos contagiados el 5 de enero pasado (una cifra que no se registraba desde julio de 2021) y hay actualmente hay 73.378 casos de la enfermedad activos.

Para el ministro de Salud, Fernando Ruiz, como la variante ómicron se convirtió en la dominante en el territorio nacional, “esto implica adaptar lineamientos a características clínicas de la variante”.

A su turno, la doctora Carolina Corcho, vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana, apuntó que “ante el avance de la ómicron en Colombia, el sector requiere que el Ministerio de Salud, presente información en el mayor tiempo real posible de ocupación de UCI, camas de hospitalización, y gestión en los servicios de urgencias. No podemos enfrentar está ola de nuevo, desde la ceguera de ausencia de información”, expuso.

Además Corcho ha sido enfática en señalar que los casos diarios que se esperan para las próximas semanas y que el Gobierno estima en casi 40.000 diarios, serán más altos.

“En Colombia también están aumentando el número de pruebas porque se ha bajado la guardia con los aislamientos, pruebas, medidas de bioseguridad y distanciamiento social y ha sido evidente, esto podría llevar a doblar el número récord de contagios diarios hasta llegar por encima de los 60.000”, agregó la experta.

En el país además los tiempos promedio entre fecha de inicio de síntomas y los diagnósticos están en 6,8 días, los lugares en donde tarda más son Chocó, Meta y Santa Marta con 15, Amazonas, Guainía, Cesar y Quindio con 14 y en Bolívar, Cordoba, Cauca, Cundinamarca y Risaralda pueden ser hasta 13 días.

Los menores tiempos en la espera del diagnóstico está en Santander y Antioquia con 4 días, Barranquilla con 5, Bogotá y Valle del Cauca con 6.

Por tanto la recomendación para evitar la aceleración de contagios, es a acudir presencialmente a los servicios sanitarios solo si hay presencia de signos de alarma, como dificultad respiratoria, fiebre muy alta que no cede, vómitos excesivos, o, en general, cualquier alteración del estado de conciencia o síntoma que haga evidente la necesidad de consultar presencialmente al médico.

En general, la idea es no asistir presencialmente a los servicios de salud, para evitar su congestión, y pedir atención domiciliaria o virtual.

Julián Fernández, director de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud recordó Las pruebas son importantes, pero más el aislamiento, pues evita contagiar a otro, “es fundamental que tan pronto tenga síntomas, me aísle de manera inmediata, no espere el resultado de la prueba, el aislamiento contribuye a disminuir la velocidad de transmisión", señaló el funcionario.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido