El Banco Agrario lanzará este año los créditos por celular

El presidente de la entidad, Francisco José Mejía Sendoya, asegura que el mecanismo permitirá autogestionar los diversos préstamos.

Francisco José Mejía Sendoya, presidente del Banco Agrario de Colombia.

Francisco José Mejía Sendoya, presidente del Banco Agrario de Colombia.

David Guerrero

POR:
Portafolio
enero 28 de 2020 - 09:27 p.m.
2020-01-28

Los campesinos colombianos avanzan en su inserción en la era digital a través del Banco Agrario. Antes de finalizar el primer trimestre de este año, podrán manejar, desde sus celulares inteligentes, operaciones financieras, incluidos los créditos autogestionables.

(Banco Agrario abre crédito para afectados por marchas). 


“Detrás de las buenas cifras sobre utilidades que el año pasado crecieron 57,4%, la colocación de crédito (7,3%), y los resultados positivos en austeridad ($61.000 millones), hay más de un millón de personas que viven en el campo y se benefician del impacto social de la entidad, aseguró su presidente, Francisco José Mejía, en diálogo con Portafolio. 

¿Cuál fue el resultado del 2019?

El resultado fue extraordinario. Aumentamos 57,4% las utilidades al pasar de $247.000 millones en 2018, a $387.000 millones el año pasado.

La cartera creció 7,3%, que es superior a la del sistema financiero, y hubo una mejora en la calidad de la originación de los préstamos, en gestión comercial y de cobro. Esto hizo que las provisiones por deterioro de los créditos se redujeran en $48.000 millones.

¿Cómo les fue con la política de austeridad inteligente?

Este proceso hace parte de la estrategia ‘Camino a la excelencia’. En efecto, la racionalización del gasto nos llevó a tener ahorros de $61.000 millones en la materia en 2019, en comparación con un año atrás.

Asimismo, los gastos administrativos del año pasado bajaron más del 6%, frente a los del 2018.

¿De qué manera se ha reflejado la mejora en la originación de los créditos en la evolución de la cartera?

El resultado muestra que el 2018 fue mejor que el 2019 y, con toda seguridad, nuestra cosecha en el 2020 superará la del año pasado.

El Banco está recogiendo los frutos de medidas como la movilidad con tecnología, el haber pasado el proceso de cobranza administrativa y prejurídica al área comercial o la implementación del modelo de contacto directo con los clientes. Todo eso nos está dando resultado.

(Así va la guerra que le declaró el Banco Agrario al fraude bancario). 


El índice de cartera vencida bajó levemente porque nos siguen afectando los errores del pasado, pero la mejor cosecha se recolectará de aquí en adelante.

¿Cómo va el programa Moviagro, que consiste en ir al campo a buscar los clientes?

Este ha sido muy exitoso, porque tenemos un mejor conocimiento del cliente y además los atendemos con menores tiempos de respuesta sobre sus solicitudes de crédito.

Estamos haciendo preaprobado en campo, y le estamos ahorrando al campesino el costo de un planificador externo, que se había convertido en una carga pesada para ellos y se prestaba para hacerle fraudes al Banco con fábricas de crédito paralelas.

¿El 2020 pinta bien para el campo colombiano?

En el segundo semestre del año pasado hubo un gran cambio en el panorama de los productores debido a una mejora de los precios, lo cual compensó los problemas de la primera mitad del 2019. Pero en este momento hay una coyuntura muy favorable para el sector agropecuario. Prácticamente todas las actividades están bien.

Los vientos son positivos para la inversión y la colocación de crédito. Pero el Banco no puede asustarse cuando hay malas coyunturas de precios. Sabemos que los productos agropecuarios tienen ciclos, y no hay cultivos riesgosos, lo que es riesgoso es un proyecto mal estructurado.

¿De qué nivel es la cobertura del Banco a nivel nacional?

Tenemos presencia prácticamente en todo el territorio nacional, bien sea con nuestra red de oficinas o corresponsales bancarios.

Tenemos 787 oficinas y el año pasado ampliamos nuestra red de corresponsales en 40%, y muchos de estos están casas de insumos, como nos lo pidió el presidente Iván Duque.

¿Qué novedad pueden esperar del Banco los productores agropecuarios este año?

Pueden esperar un banco más ágil con mayor capacidad. Este es el año donde vamos a cosechar los frutos de la reestructuración de la entidad que firmó el presidente Duque.

Vamos a lanzar a mediados de febrero nuestra billetera electrónica, que será un hito para la inclusión financiera rural, con la que los productores podrán realizar operaciones desde sus teléfonos celulares, sin cuota de manejo ni 4x1.000.

(Transformar al Banco Agrario). 


Lo ideal es que ellos no tengan que utilizar dinero efectivo para realizar pagos. Esperamos que con esta billetera virtual se pueda pagar el Pila para la seguridad social de los trabajadores del campo.

¿Será posible ver en el mediano o largo plazo crédito rural ‘fintech’ a través del Banco?

Eso no se va a hacer a mediano y largo plazo, sino este mismo año, pues ya tenemos la tecnología. A partir de la plataforma de la tableta, desarrollamos un portal donde el productor puede ingresar, y ese le genera los flujos de caja y le da el preaprobado.

Si es una persona que tiene historia crediticia con el banco, el portal le emite un número y, de esa manera, puede ir a la oficina más cercana a que le desembolsen el dinero o lo abonen a su cuenta. Eso lo verán los clientes del Banco Agrario desde este semestre.

¿En qué va el Holding Financiero Bicentenario?

El viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, fue nombrado presidente encargado del Grupo Bicentenario. Yo tengo que decir que no entiendo por qué algunas personas protestan contra esta entidad.

Lo que se quiere es fortalecer las instituciones que hacen parte del Grupo y que prestan servicios financieros. Con esta integración, lo que se busca es que haya sinergias y eficiencias en tecnología y planes comerciales para hacer más productivas estas empresas, y ahí es cuando no hay necesidad de privatizarlas. Y le cuento que viene una muy buena noticia sobre el tema del Holding, que desafortunadamente no le puedo anticipar, pero que tendrá un impacto positivo para el Banco Agrario.

OTRAS CIFRAS POSITIVAS

Las utilidades y la cartera no fueron las únicas cifras positivas del Banco el año pasado. La rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) pasó de 9,9% en diciembre de 2018 a 15,8% al cierre de 2019. Esto debido al creci- miento significativo de las utilidades de la entidad.

También se destaca el crecimiento de 1,7% de la cartera del pequeño productor agropecuario, en tanto que la de microfinan- zas aumentó 6%, cifra superior al avance anual del 4,5% promedio del sistema. En 2019 también se creó la banca de comercio exterior para apoyar a los exportadores e importadores del sector rural, logrando operaciones por US$48 millones.

Siga bajando para encontrar más contenido