El ‘Cerrejón’ de Boyacá, en el limbo por temas ambientales

Se trata del proyecto Palmarito, suspendido por Corpoboyacá por afectaciones al ecosistema.

Minería

La medida fue tomada ya que en ese momento la licencia con la que contaba la citada empresa minera estaba vencida. 

iStock

POR:
Portafolio
diciembre 10 de 2019 - 09:57 p.m.
2019-12-10

Un proyecto carbonífero a cielo abierto en el corazón de Boyacá, que según expertos su yacimiento podría equipararse con el Cerrejón, está en el limbo y con el panorama sin despejar para su desarrollo.

Se trata de Palmarito, iniciativa ubicada en el municipio de Rondón, y que venía desarrollando la empresa minera Carbones de los Andes (Carboandes), hasta que la Corporación Autónoma Regional de Boyacá (Corpoboyacá) suspendió sus actividades hace más de tres años.

(Los 13 proyectos que reactivarán el sector minero). 

Según el director de la entidad, Ricardo López Dulcey, la medida fue tomada ya que para ese momento la licencia con la que contaba la citada empresa minera estaba vencida, además sus técnicos encontraron “serias” irregularidades en el desempeño ambiental.

El funcionario precisó que en el proceso de control y vigilancia que realizan a todos los proyectos mineros de su jurisdicción hallaron que Carboandes estaba generando afectaciones al cauce de la quebrada El Rosal, además que estaba llevando a cabo una inadecuada disposición de estériles.

Así mismo, los peritos de Corpoboyacá también se percataron que la empresa minera venía realizando trabajos sobre la vía Rondón - Pesca - Toca sin estar autorizados en la licencia ambiental.

La administración de Carboandes no se quedó de brazos cruzados y decidió demandar a la entidad ante el Tribunal Administrativo de Boyacá aduciendo que la licencia que les había avalado la Corporación iba hasta 2036, año en el cual terminaría el proyecto minero.

Sin embargo, el Tribunal además de negar la querella decidió también rechazar la indemnización que solicitaba la minera por $18.000 millones como consecuencia de la medida de suspensión dictada por Corpoboyacá.

(Gobierno prepara norma para priorizar minerales estratégicos). 

Un derecho de petición solicitado por la senadora Sandra Ortiz Nova al director de Corporación, y al cual tuvo acceso Portafolio, deja entrever que en próximos días la entidad tomaría una nueva decisión, y que iría en el sentido de darle vía libre al proyecto minero.

“Reviste una mayor gravedad que, a pesar de tener conocimiento del delicado equilibrio del ecosistema de la zona, Corpoboyacá esté considerando permitir a Carboandes desarrollar su proyecto mediante el sistema de explotación a cielo abierto, con la ubicación de un botadero que recogerá el estéril”, señala la congresista en su solicitud.

Para la senadora, debido a que la entidad autorizó de forma temporal a las mineras para explotar el yacimiento de manera temprana, se han generado una serie de afectaciones ambientales a la zona de influencia del proyecto, especialmente a las comunidades.

Siga bajando para encontrar más contenido