El desempleo en abril pudo llegar a niveles de hasta 20%

Expertos prevén que si se alcanza esa tasa de desocupación, se perderían cerca de 800.000 trabajos formales vulnerables.

Desempleo

En abril de 2020 el desempleo urbano habría superado una tasa del 18%, según cálculos de expertos.

POR:
Portafolio
mayo 27 de 2020 - 11:45 p.m.
2020-05-27

Al mismo tiempo que se ciernen pronósticos desalentadores para el crecimiento del producto interno bruto (PIB) del segundo trimestre, las previsiones sobre la tasa de desempleo para abril -dato que revelará mañana el Dane- también reflejan lo que fue uno de los meses más difíciles para la economía a lo largo de décadas. Así, expertos ya prevén que la tasa de desocupación urbana será la más alta desde 2004 y apuntan que rondará el 20%.

(Crisis del covid disparará la automatización del trabajo). 

Como lo señala un informe de Corficolombiana, desde marzo pasado ya habían comenzado a notarse efectos negativos en la tasa de desempleo (esta llegó a niveles del 12,6%, 1,8 puntos porcentuales más frente al mismo mes del 2019).

Así, en resumidas cuentas, la población ocupada cayó en 1,6 millones de personas, mientras que el número de personas económicamente activas bajó en 1,8 millones (este último grupo encierra por ejemplo a los trabajadores informales que salieron del mercado por las restricciones del aislamiento).

Sin embargo, indica el informe de Corficolombiana, para abril la tasa de desocupación llegaría a ser de hasta 20% bajo un escenario en el que la mitad de empleos formales vulnerables (1,6 millones en total) haya desaparecido. “Los ocupados formales que están perdiendo su empleo tendrán serias dificultades para volver a vincularse laboralmente en las condiciones previas, es decir, con un contrato que cubra los aportes a seguridad social”, advierte este documento.

Entretanto, desde BBVA Research, los expertos ya habían advertido que prolongar el confinamiento durante la totalidad de abril llevaría a que se deteriorara la capacidad de las empresas para sostener su estructura de costos, “lo que propicia el escenario para que la caída del empleo sea mayor a la ya observada”.

Asimismo, desde el Departamento de Estudios Económicos de Bancolombia, ya pronostican en las proyecciones realizadas que el desempleo urbano “se habría ubicado en su máximo desde febrero de 2004”. Así, al tener como punto de partida un abril cargado de restricciones a la actividad económica, la tasa de desocupación urbana que mide el Dane en 13 ciudades puede haber llegado para el cuarto mes del año al 18,1%.

El aumento en la tasa de desocupación, explica un documento de estimaciones de la entidad financiera, también traería una importante baja en la participación laboral. “Cabría esperar que las limitaciones a la actividad productiva hayan llevado a una importante contracción en la ocupación, que sería capturado en una mayor proporción por la inactividad, más que por el desempleo”, indica un aparte del análisis.

Juan Pablo Espinosa, jefe de Estudios Económicos de Bancolombia, señala que “la cuarentena genera distorsión en la medición del desempleo”, y estima que para la totalidad del año la tasa de desocupación puede oscilar entre el 18,5% y el 20,3%.

A su vez, desde Credicorp Capital se calcula que el desempleo alcanzará una tasa del 20% en los próximos meses. Daniel Velandia, jefe de Estudios Económicos para Colombia de la firma, considera que en los datos de desocupación de abril, mayo y junio, sí se tocaría este 20% sin perder de vista la falta de ingresos y la informalidad en el mercado laboral. Sin embargo, para diciembre, estima que los índices pueden llegar a oscilar entre el 15% y el 16%.

Por otra parte, desde la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), ya pronostican que el aumento del desempleo será mayor si el aislamiento obligatorio continúa, lo cual retrasará el reinicio completo de la economía.

“A estas alturas, el impacto negativo no solo lo percibirán los trabajadores informales, sino también los empleados de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas”, advierte un reciente reporte elaborado por este organismo.

Incluso, de prolongarse el actual aislamiento, Anif deja claro que se podrían romper las cadenas de suministro en el país, lo cual, en síntesis, puede aumentar el índice de desempleo. Bajo este escenario extremo, la desocupación nacional llegaría a un 22,5% al terminar este año.

Ahora bien, bajo un escenario crítico, el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, apunta a que la tasa de desocupación llegaría al 20,5%, lo cual significa que 2’500.000 colombianos perderían sus puestos. Esto, en resumen, es duplicar la cifra actual.

Sin embargo, bajo el escenario base que contempla Fedesarrollo en sus estimaciones, el índice de desempleo del Dane puede situarse alrededor del 16,3% al terminar el año en curso. Esto, en conclusión, significaría que aproximadamente 1’400.000 personas se queden sin trabajo.

PREVISIONES PARA 2020

La más reciente Encuesta de Expectativas del Banco de la República, realizada entre analistas nacionales y extranjeros (como bancos, centros de pensamiento, corredores de bolsa y calificadoras de riesgo), que incluye previsiones de tasa de desempleo (correspondiente a las 13 ciudades que mide el Dane mensualmente) para el cierre de 2020, mostró que estas arrojan un estimado promedio de 19,3%.

Por otra parte, dentro de este mismo sondeo del Banco de la República, se obtuvo un promedio entre los analistas consultados que apunta a que la economía colombiana caería 2,2% al terminar este año.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido