El efecto que tendrá el coronavirus en las empresas en el largo plazo

El Covid-19 es un golpe fuerte para sector empresarial, más allá de lo esperado. Análisis. 

Coronavirus Colombia

El valor de los activos puede disminuir de forma sustancial por los efectos del entorno en que se mueven las empresas.

AFP

POR:
Portafolio
mayo 29 de 2020 - 03:20 p.m.
2020-05-29

En este contexto de pandemia es apenas obvio que los empresarios e inversionistas se concentren en tratar de medir y mitigar los efectos inmediatos del paro casi total de sus actividades empresariales, aunado con la presión de los compromisos laborales, bancarios, tributarios, entre otros, que se deben seguir cumpliendo.

(El papel de los bancos en la superación de la crisis). 

Pero esta pandemia nos va a acompañar directa o indirectamente por un periodo largo, no solo por la incertidumbre sobre su terminación por medio de una vacuna y el tiempo que se requerirá para su aplicación a toda la población y posteriormente los impactos en la economía y el extenso periodo de recuperación que se pronostica.

(¿El país retrocedería 20 años en la reducción de pobreza?). 

En este contexto se espera la pérdida de valor de los activos de las empresas. Esta pérdida en el valor de los activos, denominada deterioro, deberá ser reconocido como gasto en los resultados de las empresas al finalizar el año. Es decir, a las pérdidas operacionales se deberán sumar las pérdidas por valor. Esta situación reta al sector empresarial colombiano no solo para calcular estas pérdidas, sino para informarlas a los inversionistas, ya que pueden poner en riesgo la continuidad de muchas empresas.
Pero, ¿de qué estamos hablando?


En Colombia se aplica como marco contable las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF o IFRS por sus siglas en inglés), con un claro enfoque en brindar información de mejor calidad al mercado, es decir, a los accionistas, inversionistas potenciales, bancos, entre otros. Una parte fundamental de estos estándares es la necesidad de conocer la mejor aproximación del valor de una empresa a través de los estados financieros. Esto quiere decir, en términos sencillos, que los estados financieros que las empresas preparan no deben sólo incluyen el reconocimiento de las transacciones comerciales que desarrolló en un periodo, sino además los efectos positivos o negativos de la economía que impactan el valor de los activos de las empresas.

Ahora bien, en las condiciones actuales que definitivamente son adversas, el valor de los activos puede disminuir de forma sustancial por los efectos del entorno en que se mueven las empresas. Algunos ejemplos sencillos de estos movimientos son:

El valor de los inventarios que una empresa mantiene para su proceso productivo y posterior venta y que probablemente no se podrán vender en los precios esperados y en algunos casos ni siquiera se podrá recuperar la inversión realizada.

• El valor de las maquinarias en las plantas de producción que no han podido volver a reiniciar labores y que cuando lo hagan su producción no será igual porque no hay demanda, adicional ya no valen lo mismo que hace unos meses.

¿QUÉ SE DEBE HACER?


Los frentes de acción del equipo gerencial de cualquier empresa para afrontar el efecto del deterioro para el caso de los activos fijos e intangibles deben cubrir al menos los aspectos técnicos, mitigación de riesgos y la adecuada comunicación.

• En el frente técnico los equipos contables y financieros de las organizaciones deben iniciar un trabajo muy cercano con las áreas operativas (comercial, operaciones, producción, entre otros) para identificar la forma más adecuada de valorar los activos fijos de la empresa. Esto será un reto fundamental ya que no existen modelos de valoración que hayan recogido los efectos de una situación como la experimentada hoy en día. Existen varios enfoques para identificar el valor de un activo que responden a diferentes preguntas: ¿cuánto vale mi activo en el mercado? y ¿cuánta caja es capaz de generar mi activo?

Para dar una respuesta adecuada a estas preguntas los equipos gerenciales deben desarrollar modelos de valoración que puedan incluir la realidad del negocio y su interacción con el contexto, más allá de entender esta tarea como un ejercicio de proyección numérica.

• En el frente de mitigación de riesgos, el equipo gerencial debe establecer el procedimiento que permitirá sustentar las cifras con las que se estima el valor de los activos. La precisión, confianza y transparencia que soportan la información base con la cual se estima el valor de los activos, fundamentará la capacidad de explicar el proceso con el que se determinó la estimación de las pérdidas por deterioro.

En este frente se debe buscar mitigar el riesgo de errores e inconsistencias en la estimación del deterioro, ya que esta tendría efectos negativos no solo en las utilidades de la empresa sino en su reputación frente a terceros.

• Por último, el equipo gerencial deberá concentrar sus esfuerzos en comunicar adecuadamente a todos los interesados los efectos del deterioro de valor en los activos de la empresa. Seguramente no será una noticia agradable, pero si debe ser una información clara. Probablemente, las empresas deben iniciar un proceso de capacitación para que los interesados en sus estados financieros entiendan la importancia y obligación del reconocimiento del deterioro y sus efectos.
Un ejemplo de los impactos del deterioro de activos se ve reflejado en Ecopetrol S.A., esta compañía reportó en sus estados financieros trimestrales de marzo de 2020 un gasto por deterioro por valor de $1.2 billones de pesos, que es una de las razones del porque sus utilidades se disminuyeron tan abruptamente frente al mismo periodo del año anterior.

Seguramente las empresas estarán pensando hoy como salir de este gran reto que significa operar en condiciones no normales, pero eso no debe desvirtuar que para pensar en el futuro se deben tener en cuenta efectos no esperados. Lo mejor es comenzar a prepararse desde ahora, porque a diferencia de la pandemia existe tiempo suficiente para evaluar los impactos y establecer las alternativas a seguir.

Rosa González
Ph.D. profesora de la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes

Daniel Gil
Profesor cátedra de la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido