Economía

El fantasma de la huelga ya ronda en la mina del Cerrejón

La administración del complejo ubicado en La Guajira y el sindicato no lograron llegar a un acuerdo en la Convención Colectiva. 

Cerrejón

En la huelga del 2013, Cerrejón dejó de producir 3.000 millones de toneladas de carbón.

EFE

POR:
Alfonso López Suarez
agosto 25 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-08-25

La huelga en el complejo carbonífero del Cerrejón parece no tener marcha atrás, y en cualquier momento se dictará la hora cero para el cese total de sus actividades.

(Lea: 30 millones de toneladas, reto de la presidenta del Cerrejón)

Así, la mina a cielo abierto más grande de Latinoamérica, ubicada en La Guajira, padecería el tercer paro en los más de 35 años que lleva de operación, y a no ser que ocurra un milagro en el día de hoy, cuando se reúnan los representantes de los sindicatos y la administración del complejo con el ministro de Minas, Diego Mesa, se dará por descontado el cese de sus tareas.

(Lea: Cerrejón, Ecopetrol y la Drummond reactivan sus tareas)

Al no llegar a un acuerdo la administración del complejo minero con los dos sindicatos (Sintracarbón y Sintracerrejón), en las negociaciones para la firma de una nueva Convención Colectiva de Trabajo, los sindicatos votaron la huelga en marzo pasado, pero por la pandemia solo se retomaron las conversaciones hace pocos días.

“Para este conflicto laboral tenemos todos los mecanismos activados, ya realizamos una reunión con los representantes de los sindicatos, y la tendremos con los representantes del complejo para lograr un acercamiento, ya que las consecuencias se verían reflejadas en el empleo y los índices económicos”, señaló el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera.

Si bien no se tienen datos exactos de cuánto serían las pérdidas, de presentarse la huelga en la mina estás serían altas. Cabe recordar que el último cese de actividades ocurrido en el 2013 (por 32 días entre febrero y marzo), estas fueron cercanas a los $173.000 millones (es decir $5.400 millones diarios aproximadamente), y se dejaron de producir más de 3.000 millones de toneladas de carbón.

Hoy, y de acuerdo con cálculos de los analistas del sector minero del país, de presentarse la huelga en el Cerrejón, las pérdidas podrían estar cerca a los $10.000 millones diarios.

“La compañía está atravesando una crisis provocada por un mercado más reducido, que nos ha llevado a exportar 9,5 millones de toneladas en los primeros seis meses del año, la cifra más baja en los últimos 18 años; unos precios del carbón que han caído más de un 26% en un año y que han estado por debajo de 33 dólares por tonelada; la falta de acceso a tajos más rentables, como La Puente: y todo agudizado por la crisis de la covid-19”, explicó Juan Carlos Consuegra, vicepresidente de Cerrejón.

El vocero del complejo agregó que la actual coyuntura los ha llevado a perder en el primer semestre de 2020 más de $368.000 millones.

“A pesar de esta situación económica, la compañía ha presentado una muy buena oferta (a los sindicatos) que mantiene los excelentes beneficios económicos que se ofrece a cada trabajador y que son superiores a los que reciben muchos trabajadores en el departamento de La Guajira”, dijo.

Portafolio pudo establecer que entre el gran número de beneficios que ofrece Cerrejón a sus trabajadores en la negociación, se destacan: el subsidio de un 89% del costo del plan de medicina prepagada, con acceso a más de 4.000 medicamentos a un 20% o menos de su precio de venta al público; auxilios universitarios por más de $11 millones por semestre, sin límite en el número de hijos, cubriendo en promedio el 96% de los costos de educación universitaria de los hijos de nuestros; crédito de vivienda con tasas inferiores en más de un 60% a las ofrecidas en el mercado.

Es decir que solo por firmar la Convección Colectiva, sin acudir al mecanismo de la huelga, cada trabajador recibiría un bono de $5,5 millones.

Para los sindicatos (Sintracarbón y Sintracerrejón)el actual valor del dólar, sumado al “bajo” impacto de las nóminas en pesos y los descuentos fiscales a las firmas dueñas del complejo, hacen injustificada la negativa a su pliego de peticiones.

“No somos optimistas ante lo que sigue (…) sabemos que (Cerrejón) redujo sus ingresos por vender menos carbón y a menor precio, pero no es sobre los hombros de los trabajadores donde debe recostarse”, aseguraron.

De presentarse la huelga, la administración del Cerrejón ya viene preparando los planes de contingencia de acuerdo a la ley, y con el cese total de tareas, solo quedaría un reducido grupo de trabajadores que realizarían labores de vigilancia y mantenimiento. Además, 10.000 familias de empleados y contratistas se quedarían sin ingresos.

DOS MINAS SUSPENDEN TAREAS EN EL CESAR 

La crisis de los precios internacionales del carbón continúa golpeando la producción del mineral en el departamento del Cesar.

Además de Prodeco, que anunció la suspensión temporal de sus actividades en esta región, se suma la multinacional Colombian Natural Resources, CNR, la cual anunció el cese provisional de sus actividades de extracción de carbón en las minas El Hatillo y La Francia, ubicadas en el municipio de El Paso.

La administración de CNR tomó la decisión en julio pasado como medida de contingencia para hacerle frente no solo a la cotización internacional del mineral y la caída en la demanda, sino además a la emergencia sanitaria por la pandemia (covid-19).

La minera le anunció a sus empleados del cese temporal de actividades con la promesa de reactivar las operaciones una vez mejoren las condiciones del mercado.

La minera estaría realizando, junto a la Agencia Nacional de Minería (ANM), un plan para hacer viable el negocio de la extracción y venta del carbón.

CNR es filial de Murray Energy, la cual enfrenta un proceso de reestructuración en los Estados Unidos al declararse en bancarrota.

Así mismo, cabe recordar que también en julio pasado, Prodeco le solicitó a la ANM el congelamiento temporal de todas las actividades extractivas que desarrolla en este departamento.

“Prodeco presentó a consideración de la ANM, una solicitud de autorización de suspensión de actividades de las minas de carbón térmico Calenturitas y La Jagua, ubicadas en el departamento del Cesar, de conformidad con el Artículo 54 del Código de Minas. Esta solicitud está en análisis para evaluar el cumplimiento de los requisitos de ley”, señala un comunicado de la entidad.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido