close
close

Economía

'El Gobierno debe mantener las ayudas a las empresas'

César Caicedo, presidente de Colombina, propone estimular la inversión para que se dinamicen la economía y el empleo.

César Caicedo

César Caicedo, presidente de Colombina, dice que el confinamiento se va levantando y se nota actividad económica.

CEET

POR:
congom@portafolio.co
junio 02 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-06-02

Continuar con los subsidios y ayudas a las empresas que pasan por dificultades y fijar una agresiva política de estímulo a la inversión, son medidas que pueden servir para reactivar la economía nacional y jalonar el empleo.

(Lea: Van 22.946 pedidos de subsidios a la nómina)

Así lo plantea el presidente de Colombina, César Caicedo, quien en diálogo con Portafolio, analizó la coyuntura que vive el país y sus compañías por cuenta de las medidas que han adoptado las autoridades para frenar la expansión del coronavirus.

(Lea: Andi lanza iniciativa de rescates entre empresas)

“El Gobierno debe continuar con las ayudas, subsidios y estímulos, haciéndolo organizadamente porque hay que hacerle frente a esta emergencia con la debida precaución fiscal”, señaló.

(Lea: ‘Economía global no volverá a ser la misma que antes’)

¿Cómo fueron los resultados de la compañía en el primer trimestre del año?

El primer trimestre tuvo un buen cierre como reflejo del muy buen dinamismo que traía la economía.

Pero del 15 de marzo en adelante, cuando empezó la emergencia, se presentó un fenómeno de fuerte abastecimiento de los hogares y esto terminó de redondear el trimestre. Los ingresos para la compañía aumentaron un 15%.

¿Qué pasó entre abril y mayo?

Hemos tenido unos negocios que tienen dificultades, porque mucha de su venta es callejera. En particular, la dulcería.

Pero afortunadamente tenemos otros que marchan muy bien como las ventas de atún, de galletas y de todos los productos La Constancia. Entonces, de alguna manera, el desempeño de estos últimos productos contrarresta la caída en dulcería.

¿Qué expectativas tiene frente a la reactivación que se pone en marcha desde este mes?

El confinamiento se va levantando y claramente tiene que haber de alguna manera actividad económica. Vimos con las aperturas graduales una mayor venta de productos nuestros que se comercializan en las calles.

Esa reactivación se está notando y se espera que se dinamice hacia adelante en la medida en que la gente salga más.

Pese a esa dinámica hay una desaceleración económica y mayor desempleo. ¿Cómo asume la empresa ese impacto en la economía en general?

Sin duda, hay que afrontar ese durísimo golpe a la economía en el que algunos sectores han sido muy impactados.

Eso ha generado un desempleo tremendo. La manera en la que asumimos este desafío en Colombina es entendiendo los cambios en la demanda. Por ejemplo, en la medida en que la gente está comiendo más en casa, hay que ver cómo hacer énfasis en ese tipo de productos.

En ese sentido, es importante fortalecer la atención a supermercados y grandes superficies donde gente va a comprar. Igualmente, tenemos que ofrecer el respaldo a los tenderos, canal muy importante para la economía nacional.

¿Les afecta el cierre de hoteles y restaurantes?

Somos solidarios con este grupo de empresas, esa venta está prácticamente en su mínima expresión pero tiene una baja incidencia sobre nuestro resultado global.

¿Han usado las ayudas que ha otorgado el Gobierno a las empresas?

No hemos calificado en el caso de las ayudas a la nómina, dado que nuestras ventas no han caído más del 20%.

Afortunadamente, hemos podido mantener todos los empleos directos y ese es uno de nuestros grandes propósitos a pesar de emergencia. La empresa se aproxima a 9.000 empleos, de los cuales 7.500 son en Colombia y otros 1.500 están en el exterior.

¿Tampoco han hecho uso de créditos?

Hemos usado créditos para remediar temas de capital de trabajo y hemos aprovechado las condiciones que se han dado para acelerar las devoluciones de impuestos.

¿Son suficientes esas ayudas para hacer frente a la crisis de las empresas?

En una situación de emergencia como estas uno tiene muchas expectativas y quisiera ver mucho más, pero hay que ser conscientes de que el Gobierno tiene unas limitaciones y debe ser responsable en la manera como va otorgando esas ayudas.

De no hacerlo así, de pronto pagamos más adelante el precio de una falta de disciplina fiscal y el país puede entrar en una condición compleja, desde el punto macroeconómico, y en el futuro eso podría tener implicaciones muy graves para la economía.

De todas maneras, creo que el Gobierno debe continuar con las ayudas, subsidios y estímulos, haciéndolo organizadamente, porque hay que hacerle frente a esta emergencia con la debida precaución fiscal.

¿Cuál es el reto del país?

Volver a sentar el escenario para que la inversión y la actividad económica se recuperen de la manera más rápida posible. Colombia tiene que volverse un polo que ‘invite’ a invertir a pequeños, medianos y grandes empresarios, nacionales e internacionales.

No podemos olvidar que Colombia no es una isla y competimos por atraer esa inversión con otros países. El resultado de esa estrategia tiene que ser la generación de más empleos.

Eventualmente, eso le permitirá al Gobierno tener recursos para la inversión social que se necesita.

¿Considera que ese ambiente a favor de la inversión se daba antes de la pandemia?

Creo que sí y me parece que la evidencia que podía respaldar eso es el crecimiento de la economía durante el 2019. La dinámica era positiva.

¿Cómo les ha ido en el exterior?

Hemos tenido resultados diversos. Por ejemplo en Estados Unidos nos ha ido bien porque allá los confinamientos no han sido tan estrictos. Hay países, como los centroamericanos y caribeños, donde el confinamiento ha sido más laxo y eso genera más actividad en la calle.

Y hay otros mercados muy parecidos a Colombia como Perú y Ecuador. En este último país la situación ha sido difícil porque la emergencia les tomó ventaja al principio.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido