El Habanero, el emprendimiento del pollo Peri-Peri

La marca, creada por dos empresarios, planea cuatro locales en Bogotá en los próximos meses.

El Habanero

Juan Mejía y Daniel Montes, los socios fundadores de El Habanero.

Héctor Fabio Zamora/El Tiempo

POR:
Portafolio
septiembre 10 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-09-10

Los ejecutivos Juan Mejía y Daniel Montes tomaron desde hace dos años el camino de crear empresa. De esa iniciativa surge El Habanero, un restaurante tropical que trabaja para extenderse como una cadena de comida rápida.

(Lea: ¿Y los emprendedores qué?)

Su diferenciación es la oferta de un pollo portugués llamado Peri-Peri, con un toque de sabor local. El concepto se refiere a un pollo marinado por 24 horas, en corte mariposa completa. Va a la parrilla y tiene salsas tropicales, explica Montes.

(Lea: Economía naranja: ya están en marcha más de 70 programas)

El producto central tiene acompañamientos distintos con los precios que maneja el competido mercado del pollo, dice Montes.

A su turno, Juan Mejía sostiene que estructurar el proyecto tomó dos años porque no se trató solo de adoptar una tendencia mundial sino de ajustarlo a los gustos y las preferencias del consumidor colombiano. En Bogotá, una persona consume pollo al menos una vez al día en su casa, en parte por el bajo costo de la proteína.

“Cuando lo come fuera de casa, el 75% del mercado lo concentran las grandes cadenas con la preparación de pollo asado y pollo apanado y ahí está la oportunidad. Además entre las 10 cadenas de comida rápida, 4 están en pollo, pero no hay un formato con experiencia distintas y valor agregado en el producto como el que nosotros estamos proponiendo”, indica.

Otra promesa de El Habanero es que el cliente puede armar los platos a su gusto, con preparaciones distintas a las que tradicionalmente acompañan el pollo.

El primer restaurante lo abrió hace casi un mes en el popular barrio El Restrepo, en el sur de la capital, a dos cuadras de la plaza de mercado. Esta es una localidad con más de 116.000 habitantes, con una vida comercial muy activa y referente del emprendimiento en el país.

“El local insignia está en el sur porque también representa una oportunidad y a esa zona no están llegando cadenas de comida”, señaló Juan Mejía.

La proyección de negocios está hecha para que en los próximos meses El Habanero inaugure otros tres restaurantes en la capital, uno de ellos en el norte de la capital.

Según los empresarios, los locales deben responder a un formato de servicio de comida rápida pero los locales deben tener espacio para mesas propias, con 100 a 150 metros cuadrados y localizaciones de alto tráfico desde el punto de vista comercio y vivienda.
A los fundadores de El Habanero los respalda un grupo de inversionistas que tienen la expectativa de que el formando se extienda.

“Tenemos un producto ganador, que ha gustado mucho. Ya viene el desarrollo comercial del negocio que nos permita tener más ubicaciones porque la idea es, obviamente constituirnos en una cadena”, puntualiza Juan Mejía.

Siga bajando para encontrar más contenido