El impacto del Covid en el mercado eléctrico colombiano

Expertos del sector hicieron un balance sobre la situación actual y los efectos de la pandemia.

Los sectores de mayor interés son petróleo, electricidad, gas, comercio y restaurantes.
POR:
Portafolio
julio 16 de 2020 - 12:30 p. m.
2020-07-16

La Asociación de Energías Renovables de Colombia, SER Colombia y Ata insights, presentaron un balance del estado del sector energético y el mercado eléctrico del país.

Giros por $37 billones darán vía a 35 obras minero energéticas

Durante el Webinar “Análisis del mercado eléctrico colombiano”, que contó con la participación de los expertos del sector Germán Corredor, director ejecutivo de SER Colombia; María Nohemí Arboleda, directora general de XM; Alejandro Castañeda, director ejecutivo de ANDEG, y José Camilo Manzur, director ejecutivo de Asocodis, se analizó la actual situación del mercado eléctrico colombiano y el impacto que ha tenido por el Covid-19.

Entre los puntos se analizó la disminución de la demanda de energía en el país, la situación de disminución de capacidad de los embalses por bajas hidrologías, los impactos en materia económica para las empresas y los proyectos en curso, entre otros.

Con 48 térmicas se reforzará la matriz de generación eléctrica


En relación con el consumo y la capacidad de los embalses, María Nohemí Arboleda, directora general de XM, aseguró que la disminución de la demanda ha sido crítica para el sector, especialmente al inicio del aislamiento, con una leve recuperación en el mes de mayo y menos en junio, cuando se reactivaron algunas empresas. La caída más significativa de la demanda, se ha venido registrando en el sector no regulado (grandes industrias), que disminuyó un 21% mientras que la regulada (domiciliario, pequeña industria y pequeño comercio) disminuyó un 7.5%.

La directora de XM señaló que será fundamental para el sector revisar temas como microdistribución, Generación Distribuida y todo lo relacionado con la eficiencia energética, pues es importante que el sector pueda “seguir garantizando un suministro confiable y económico para que se desarrolle con la nueva normalidad”.

En este escenario se planteó la actual situación de la capacidad de los embalses del país, que venía en descenso y que obligó al sistema a generar energía con las plantas térmicas. Para el director ejecutivo de ANDEG, Alejandro Castañeda, a pesar de que al inicio del aislamiento se presentaron problemas de abastecimiento de insumos para la generación térmica, estos fueron resueltos prontamente. “El riesgo de desabastecimiento está bastante mitigado y controlado con medidas que se han tomado desde las empresas y el Gobierno. Tenemos insumos suficientes para dar el respaldo que se requiere, lo que ha permitido que los embalses se recuperen y tengamos niveles óptimos para enfrentar el próximo verano”, aseguró Castañeda.

En materia económica la situación más compleja la tienen las empresas distribuidoras de energía, que han enfrentado la crisis logrando garantizar el servicio, mientras han visto sus finanzas golpeadas fuertemente por la caída de la demanda y por las medidas de congelamiento del pago de servicios implementadas por el Gobierno para aliviar a los usuarios durante la cuarentena, que han tenido como efecto una disminución en el recaudo que golpea especialmente a las empresas más pequeñas que atienen poblaciones vulnerables.

José Camilo Manzur, director ejecutivo de Asocodis señala que durante estos tres meses el sector ha tenido gastos de 2.5 billones de pesos para suplir la contingencia. El dirigente hace un llamado al Gobierno Nacional para que los compromisos se cumplan y desembolsen las líneas de crédito prometidas. “Llevamos tres ciclos de facturación vencidos y aún no se han presentado los desembolsos por parte del Gobierno a las empresas, que han venido financiando el servicio”.

En el campo de las energías renovables, los mayores impactos se están viendo reflejados en las etapas de cierre financiero, trámites de permisos y licencias, pero especialmente en lo relacionado con las consultas previas que requieren los proyectos puntualmente en La Guajira. “Los proyectos tienen el compromiso de entrar en operación en 2022 y 2023. Todo el tema de trámites de consultas previas está paralizado. Nuestra preocupación es que los proyectos se atrasen”, señaló Germán Corredor, director ejecutivo de SER Colombia.

El gremio que agrupa a las empresas del sector de Energías Renovables No Convencionales, aseguró que busca trabajar conjuntamente con los diferentes sectores involucrados para lograr una propuesta que permita buscar alternativas de mecanismos que permitan que las consultas previas puedan ser realizadas, cumpliendo las medidas y protocolos necesarios que requiere la emergencia sanitaria.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido