‘El Marco Fiscal ya dio espacio para las vías 5G’

La mintransporte, Ángela Orozco, dijo que este reto ocupará parte del actual mandato.

Ángela María Orozco

Ángela María Orozco, ministra de Transporte.

Felipe Pinzón Aldana / Mintransporte.

POR:
Portafolio
agosto 06 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-08-06

Tras 24 meses de trabajo para destrabar proyectos estratégicos para el país, como las carreteras de 4G, la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, ya tiene clara la ruta que deberá seguir este sector en lo que resta de la administración del presidente Iván Duque.

(Lea: Los reparos al Marco Fiscal de Mediano Plazo 2020)

Poner en marcha la quinta generación de concesiones (5G) e impulsar obras clave como el metro de Bogotá, el Regiotram y las ‘Vías para la legalidad’, son algunos de los retos para afrontar en el segundo tiempo del mandato de Duque.

(Lea: El recaudo por renta sería de $3,9 billones)

En diálogo con Portafolio, la ministra manifestó que se ha recuperado la confianza en el sector de la infraestructura y detalló que el Marco Fiscal de Mediano Plazo ya dio espacio al desarrollo de las concesiones de quinta generación.

(Lea: Gobierno asigna $4,3 billones para impulsar el PIB en 2021)

¿Cuáles son las conclusiones de los dos primeros años de trabajo en el sector?

Cuando llegamos encontramos 29 proyectos de 4G que requerían recursos entre Capex y Opex por $90 billones, eso comprometía mi presupuesto y vigencias futuras. No tenía techo para hacer ningún proyecto.

De esos 29 proyectos, 21 estaban paralizados, seis iban bien y los otros tenían problemas serios. Al mirar el balance, el avance promedio de los 29 proyectos era del 16%, pero en dos años vamos en 42%.

Más importante aún, tenemos 25 proyectos andando, generando empleo, reactivados en las regiones.El 45% de los proyectos supera el 50% de ejecución. Esto nos permitió recuperar la confianza en el sector, fundamental para sacar adelante la quinta generación de concesiones.

Desde que llegamos hicimos un diagnóstico conjunto con los actores del sector, de manera que identificamos problemas comunes a los proyectos y planteamos soluciones.

¿Qué acciones lograron destrabar los proyectos?

Hay múltiples acciones, desde conciliaciones, contratos de transacción, trabajo con las comunidades. Había muchas razones, como inacción. El caso Odebrecht generó gran temor y falta de decisiones, pero también había desarticulación con las regiones.

Tuvimos, por ejemplo, un proyecto en el que negociamos diez meses con la comunidad para poner un peaje, pues de este dependía el cierre financiero de la iniciativa.
Una cosa es firmar y adjudicar el proyecto, otra es el desempeño de este en territorio, pues Colombia tiene muchas complejidades.

La primera instrucción que recibí del presidente Duque fue ‘concluir, concluir y concluir’. Además de esa complejidad, había proyectos icónicos desfinanciados como el Túnel de la Línea, el Puente Pumarejo y la vía La Espriella - Mataje.

La Línea, que involucra el túnel principal, 30 km de doble calzada y 25 túneles había sido abandonada en 2016, el contratista anterior no terminó las obras. Encontramos adjudicada la terminación del túnel, pero el resto de proyecto abandonado y estudios mal hechos. Tuvimos que soportar el resto de las obras que había hecho el contratista, pues presentaron problemas estructurales.

Con el Presidente conseguimos los $660.000 millones que faltaban para terminar el proyecto. Este es un proyecto que cuando llegamos tenía una ejecución del 56%. Vamos a entregar el túnel principal, 13 km de doble calzada, túnel piloto y tres túneles.
La Línea, la terminación del Puente Pumarejo más la recuperación y la reactivación de los proyectos de 4G nos han permitido recuperar la confianza en el sector.

Somos de los pocos países que han podido hacer eso en esa magnitud de proyectos que son ejemplo en el mundo. Somos atractivos para los financiadores pese a las condiciones.

Además, promovimos el empoderamiento de los ciudadanos sobre las obras, al hacer pública la información de las mismas. Además, hemos promovido la creación de veedurías para hacer seguimiento a los proyectos de infraestructura en las regiones, dividimos al país en ocho partes.

Los proyectos del sector serán claves para recuperar la economía y el empleo. ¿Cuáles son las expectativas?

Estamos trabajando en todo lo que involucre la aceleración de la fase de construcción de proyectos como el Metro de Bogotá y Regiotram (ya adjudicados). Estos generarán impactos enormes, tanto en el empleo, como en encadenamiento de valor y de consumo. Igualmente, viene una generación no solo de los proyectos de 4G que reactivamos, sino de aquellos que estaban pendientes de reactivación.

Cuando uno mira el empleo generado en febrero, antes de la covid -y a hoy-, estamos más allá, pues hemos reactivado proyectos que estaban parados por cosas diferentes a la covid.

Por otro lado, en el Marco Fiscal de Mediano Plazo se dio el espacio para sacar adelante iniciativas no solo de la quinta generación de concesiones, sino los proyectos del Invías que son 50 (22 son denominados ‘Concluir, concluir y concluir’). A estas vías se les venían invirtiendo recursos hace 15 años o más, pero les faltaban pocos kilómetros por terminar. No tenía sentido invertirles tanto tiempo.

Los otros proyectos del Invías son las ‘Vías para la legalidad’, planes ícono en regiones que, al no tener tanto tráfico, no son atractivos para concesiones y necesitan obra pública. Ejemplo, túnel del Toyo y viaductos de Barranquilla - Ciénaga.

¿Los 22 proyectos de ‘Concluir’ se terminarán para el año 2022?

Los proyectos de ‘Concluir, concluir y concluir’ se terminarán en este Gobierno. Estamos en el trámite de las vigencias futuras y pidiendo aval del Consejo Superior de Política Fiscal (Confis).

Para las ‘Vías para la legalidad’, se requiere un Conpes que las denomine como proyectos estratégicos para que puedan trascender los gobiernos y tramitar vigencias futuras a varios años. Este proceso terminará a finales de septiembre, comienzos de octubre.
Los proyectos de ‘Concluir’ se adjudicarán a más tardar en diciembre y los otros, para enero y febrero. Son iniciativas queridas por las distintas regiones.

¿Qué viene por el lado de las concesiones de 5G?

Por el lado de la quinta generación de concesiones, esos proyectos involucran concesiones aeroportuarias (como ampliación del aeropuerto de Cartagena, la iniciativa de Aeropuertos del Occidente), la APP del río Magdalena, la APP del Canal del Dique, la APP del tren La Dorada - Chiriguaná), entre otros.

Además, en las 5G está la ALO Sur (que va finalizando el trámite), Accesos Norte 2, las dos concesiones para completar la antigua Ruta del Sol 2 y Buga - Buenaventura.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido