El negocio de la marihuana atrae a Coca-Cola y Marlboro

Tabacaleras y empresas de bebidas han visto en el cannabis medicinal y recreativo una oportunidad para responder a los cambios del mercado.

cannabis

En general, la industria del cannabis se moverá fuerte el próximo año, con la llegada de grandes empresas al sector.

POR:
Portafolio
diciembre 13 de 2018 - 10:10 p.m.
2018-12-13

Tal y como sucedió con el tabaco, el alcohol y todas las demás industrias que empezaron con vetos y prohibiciones, la marihuana empieza a abrirse un camino a nivel global, tanto en materia regulatoria como de inclusión empresarial.

De hecho, sobre el último aspecto, el mundo llegó a un punto de inflexión hace unos días, cuando la gigante del tabaco Altria (que hace, entre otros, los cigarrillos de Marlboro) confirmó que aterrizaba en el negocio de la marihuana recreativa, al comprar casi la mitad del Grupo Cronos, una compañía cannábica en Toronto.

(Malboro explora el mundo del cannabis en sus negocios). 

El negocio, tasado en US$1.800 millones, abre de nuevo la puerta a la posibilidad de que los famosos empaques rojos de Marlboro sean reemplazados por el color verde, e incluso, para expertos del sector, la industria llegó a un hito con esta adquisición empresarial. Por su parte, la multinacional Coca-Cola ha estado en conversaciones con la empresa canadiense Aurora Cannabis, para desarrollar infusiones de la yerba.

Para Jon Ruiz, presidente ejecutivo de la firma colombiana Medicamentos de Cannabis (Medcann), “la reciente entrada de grandes empresas como bebidas alcohólicas y de tabaco, a través de inversiones en compañías canadienses con licencia para operar el mercado de cannabis recreacional, muestra el enorme potencial que tiene esta nueva industria”.

Y es que el negocio de Altria se sumó a la entrada previa al mercado del cannabis hecha por Constellation Brands y Molson Coors (ambas del negocio del alcohol) en agosto. La primera, que es dueña de cervezas Corona y otras marcas, pagó US$4.000 millones por una participación en la canadiense Canopy Growth, en tanto que la segunda formó un joint venture con otra firma canadiense.

El cambio de paradigma de las industrias tabacalera y de bebidas responde en buena parte a la adopción de la marihuana como un nuevo actor de algunas sociedades, que poco a poco se ha ganado un espacio, tal y como lo lograron las bebidas alicoradas a inicios del siglo pasado.

Así lo dejó entrever Rodrigo Arcila, presidente de la Asociación Colombiana de Industrias del Cannabis (Asocolcanna), quien aseguró que “si firmas como Marlboro y Corona están viendo beneficios de l planta con fines tanto medicinales como recreativos, responde más a una decisión que toma cada país. En Colombia, por su parte, trabajamos como industria asociada y bajo la legislación existente, que incluye solo los campos medicinal y científico”. Y agregó que la llegada de grandes compañías al sector le abre la puerta a que su estigmatización se siga reduciendo, y por ende el mercado se amplíe.

POTENCIAL PARA EL PAÍS

Para Jon Ruiz, presidente de la firma Medcann, el aterrizaje de Marlboro y Corona abre la puerta a que se explote el potencial que tiene Colombia en el mercado de cannabis en territorio nacional.

“Este nuevo interés de las grandes compañías en la industria representará un enorme reto para Colombia por su potencial en el cultivo a muy bajo costo, comparado con países alejados de la línea ecuatorial. En los próximos meses asistiremos a un proceso de concentración donde solo unos cuantos proyectos sobrevivirán. Es un proceso normal en cualquier nueva industria en formación”, explicó el directivo.

Siga bajando para encontrar más contenido