‘El país necesita un gran hallazgo costa afuera’

Gunna Sjorgen de la Dirección Nacional de Petróleo de Noruega explicó su experiencia en el offshore.

Gunnar Sjogren, director de proyecto, Dirección Nacional del Petróleo (DNP), Noruega.

Gunnar Sjogren, director de proyecto, Dirección Nacional del Petróleo (DNP), Noruega.

Cortesía

POR:
Portafolio
noviembre 15 de 2018 - 10:20 p.m.
2018-11-15

Una información geológica detallada, completa y disponible, más para una operación costa afuera (offshore), es la clave para garantizar el desarrollo con éxito en producción de un bloque petrolero.

La afirmación es de Gunnar Sjogren, director de proyecto, de la Dirección Nacional del Petróleo (DNP) de Noruega, quien en diálogo con Portafolio, explicó la experiencia de su país para la operación hidrocarburífera en aguas someras y profundas.

Recalcó que Colombia debe descubrir un gran yacimiento en aguas del mar Caribe para dejar de hablar de potencial y empezar a mostrar su real potencia. Es la vía para garantizar el éxito de esta operación.

(Lea: Reportan nuevo hallazgo de crudo liviano en Arauca

¿De la experiencia de Noruega en operación ‘offshore’, que debe aprender Colombia?

Lo primero, es que se debe entender cuál es el potencial que existe para encontrar yacimientos de petróleo y gas. Lo segundo, es que debe haber una estabilidad política. Es decir, un mínimo nivel de predictibilidad desde el punto de vista impositivo. Esto, con respecto a la participación que tendrá el gobierno en los réditos de la operación. Tercero, debe haber un entorno tecnológico muy robusto, con acceso a datos e información técnica y geológica, que tiene se que ser detallada y completa, para las compañías petroleras.

(Lea: Ecopetrol anunció un nuevo hallazgo de petróleo en Santander

¿Cuál es la clave para atraer inversión, más si es para el desarrollo de bloques ‘offshore’?

Lo que diferencia a Noruega en operación offshore, con el resto del mundo, es que siempre están disponibles unos datos geológicos que son robustos, que están en constante actualización, para que sean consultados por las compañías interesadas. Ahí está la clave. Muchos países con operación petrolera se preocupan por la confidencialidad de su información y de sus datos.

¿Cómo debe ser el acceso a esa información?

La información debe ser completa en todas las fases de la exploración y eventual producción. En nuestro caso ofrecemos la información en petabytes. Un petabytes es 1.000 teras, y un tera de información equivale a 18.000 biblias. Así, cuando una compañía petrolera llega a Noruega y cumple con los requisitos legales para el desarrollo de la operación, se le brinda una llave para tener acceso a esa información.

(Lea: Descubren tres nuevos pozos de petróleo en Santander y Arauca

Hay que tener en cuenta que existen distintas rondas de licenciamiento. Y dentro de estas nosotros estamos haciendo exploración, lo que ayuda a robustecer esa disponibilidad de datos. Puede ser a través de internet con el fin que de que sea analizada, comparada e interpretada. Esto permite que la fase de exploración inicie inmediatamente.

¿Cómo acuerdan los temas de confidencialidad?

Con respecto a los hallazgos o descubrimientos, se establece un compás de cinco años en el que la información solo la entregan al gobierno, después de ese plazo se comparte con todo el sector. En las rondas de licenciamiento, cuando se ofrecen la zonas de frontera, la Dirección Nacional de Petróleo (DNP) le pide permiso al Ministerio de Petróleo y Energía, para adelantar los estudios de sísmica. Estos resultados luego se comparten con las compañías petroleras.

¿Cómo está diseñada la estructura fiscal para una operación petrolera ‘offshore’ en Noruega?

Cuando es asignado un bloque para desarrollo, el estado asume el 78% de la inversión en la que incurra la petrolera en la fase de exploración. Si una compañía tuvo que invertir US$1.000, el estado asume US$780 y la compañía solo desembolsa US$220. Esto es muy distinto a lo que pasa en otros países. No conozco en detalle el caso de Colombia, solo que tiene que pagar sumas anticipadas para la asignación de un bloque.

¿Y para la fase de producción?

En Noruega, las compañías no tienen que entrar con tanta inversión propia porque el estado está asumiendo más de las tres cuartas partes el riesgo en la fase de exploración. Cuando comienza la fase de producción, el estado recupera ese riesgo que se asume en la etapa de exploración. Es decir, cobra el 78% de las ganancias.

¿Por qué una operación ‘offshore’ en la costa Caribe de Colombia puede ser atractiva para las petroleras en el mundo?

La operación offshore desde México hasta Colombia es muy atractiva por su prospectividad. Pero para que realmente llame la atención, debe presentarse un gran descubrimiento en aguas de Colombia, para ya no hablar del potencial, sino por el contrario de cuanto se puede producir de esa prospectividad. Así se garantiza la operación. Recalco que con casos de éxito se comprueba que el potencial de producción es real y que más compañías puedan llegar a mostrar interés por la operación.

En Colombia hay mucha expectativa con respecto a los hallazgos ‘offshore’.

En Noruega, antes de llegar al primer descubrimiento positivo, perforamos 30 pozos que resultaron secos. Esto para insistir en que la paciencia debe ser la primera regla en toda operación petrolera. Esto debe ir acompañado de buenas tecnologías. Ahora la tasa es de uno por cada tres pozos. Antes era uno de cada diez. Es cierto que el riesgo es elevado, pero también es cierto que hay que asumirlo para llegar al hallazgo que jalone la inversión.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido