El peso de las remesas familiares en la economía del país

El envío de dinero superaría el monto de las exportaciones de oro, banano, flores, café, entre otros.

Mejoría de EE. UU. se siente en mayores remesas

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
diciembre 17 de 2019 - 12:47 p.m.
2019-12-17

Uno de los rasgos más preocupantes en el desempeño de la economía colombiana es el déficit de la cuenta corriente. Se esperaría que para este año de 2019, ese déficit se situara en 4.6% del total de producción económica del país (producto interno bruto, PIB). Como se sabe, la cuenta corriente podría salir de números rojos con base en incremento de exportaciones por sobre importaciones, es decir un aumento de exportaciones netas y también podría verse apoyada por los resultados del turismo.

(Así impulsan las remesas a la economía colombiana). 

No obstante, hasta ahora, con una tendencia de carácter histórico, lo que ha solventado los problemas de déficit en cuenta corriente han sido los mayores volúmenes de deuda externa. La evidencia es que el país pasó de una deuda exterior de casi 35,000 millones de dólares (US$) a 135,000 millones de US$, de deuda actual.

En todo ese contexto es en donde se ubica la importante repercusión que tienen las remesas familiares en la economía colombiana. Se estima, según el Banco de la República, que para 2018, el monto total de remesas fue de 6,325 millones US$. Para fines de 2019, el cierre de este año podría estar indicando muy factiblemente, una nueva cifra record, de unos 7,000 millones de dólares.

Este último es un monto significativo si se tiene en cuenta que este ingreso de divisas, estaría constituyendo casi un 17% del total de ingreso por exportaciones. Es un monto que estaría siendo mayor que las exportaciones de oro, banano, flores, café, aceite de palma, azúcar, en su conjunto. Desde luego que esa cantidad no supera el ingreso por petróleo, pero en todo caso, se trata de un monto notable y significativo.

(Remesas se acercarían a los US$8.000 millones este año). 


Al estudiar de cerca el fenómeno de ingreso de divisas con base en las remesas familiares, debe tenerse claridad respecto a sus rasgos más esenciales. En particular, respecto a la sostenibilidad de este renglón como generador de divisas.

Quienes las envían son por lo general integrantes de generaciones jóvenes que llegan a otro país, generan excedentes y los mandan a los familiares del país de origen. Nótese que la tendencia es que esos jóvenes se integren en las nuevas sociedades que los han acogido. De manera que existe un gran riesgo de sostenibilidad en el envío de remesas, a no ser que se estuviera “exportando” mano de obra de manera constante.

Es cierto que la fuente de las remesas constituye un amortiguador en los requerimientos financieros de la cuenta corriente, pero un problema importante reside en lo poco estables que pueden ser esos fondos, en los problemas de sostenibilidad o constancia, al considerar condiciones de mediano y largo plazo.

Giovanni E. Reyes
Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard
Profesor Titular y Director Académico de Pregrados de Administración de la Universidad del Rosario
Especial para Portafolio

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido