El PIB, a paso firme

Aunque el Dane revelará los datos correspondientes al primer trimestre, el desempeño reciente permite anticipar una aceleración del crecimiento.

PIB

El menor dinamismo de la actividad edificadora se ve soportado en la evolución del área licenciada para construcción residencial y no residencial.

POR:
Portafolio
mayo 14 de 2019 - 09:50 p.m.
2019-05-14

El Dane publicará este miércoles a las 11:00 de la mañana los resultados del PIB correspondientes al primer trimestre de 2019 (1T19). Con base en el desempeño reciente de los indicadores líderes anticipamos una aceleración del crecimiento frente al cierre de 2018.

En particular, estimamos que la economía colombiana se habría expandido a una tasa de 3,1% en 1T19, cifra que se encuentra en el rango medio de las expectativas del mercado (3,0% según la Encuesta de Opinión Financiera de Fedesarrollo) y muy cerca de la del equipo técnico de BanRep (3,2%).

(PIB del 2019: esperan repunte de la construcción y la minería). 

La aceleración señalada, estaría explicada principalmente por una reducción importante en el aporte negativo de las exportaciones netas y por un mayor dinamismo de la demanda interna, impulsado principalmente por la inversión en actividades relacionadas con la construcción de obras de ingeniería civil. El consumo privado, por su parte, mantendría un desempeño robusto similar al del 4T18, mientras que el gasto público reduciría su contribución al crecimiento local.

DEMANDA EXTERNA: SE ATENÚA EL DESBALANCE

Estimamos que las exportaciones netas restarían nuevamente impulso a la economía local, con una contribución negativa de 1,0 puntos porcentuales (p.p.), menor en 1,3 p.p. al aporte de 4T18. Lo anterior, como consecuencia de un mayor dinamismo de las exportaciones, cuyo crecimiento se aceleraría de 3,0% a 5,0%, y una moderación en el ritmo de crecimiento de las importaciones nuevamente hacia niveles de un dígito.

En efecto, la información de alta frecuencia señala que las ventas externas en pesos constantes registraron un crecimiento promedio de 2,6% en 1T19 -impulsado por el desempeño de las exportaciones no tradicionales-, superando ampliamente la débil expansión de 0,1% reportada en el trimestre inmediatamente anterior.

Por su parte, de acuerdo con nuestras estimaciones, las importaciones en pesos constantes habrían registrado un crecimiento promedio de 15% en 1T19, moderando su dinámica de forma importante frente a lo evidenciado al cierre de 2018. Cabe resaltar que, a pesar de la moderación señalada, las importaciones continuarían creciendo a tasas sobresalientes en línea con el buen dinamismo de la demanda interna.

LA DEMANDA INTERNA SIGUE MEJORANDO 

Proyectamos que la inversión fija mantendría la senda de recuperación evidenciada en la segunda parte de 2018 y que su crecimiento repuntaría hacia niveles del 4,3% en 1T19, alcanzando su punto más alto desde mediados de 2015. En particular, el repunte estaría explicado por una mejora en la inversión diferente a construcción y en el componente de obras civiles. En efecto, a partir del desempeño reciente de la producción de concreto destinado a la construcción de obras de infraestructura, estimamos que este componente volverá a ser uno de los principales factores que impulse la aceleración de la actividad productiva en la primera parte de 2019. En contraste, estimamos que la inversión en construcción de edificaciones se moderaría levemente en 1T19, en línea con una desaceleración en el ritmo de crecimiento de dicha actividad, que en 2S18 registró un repunte superior a lo esperado. El menor dinamismo de la actividad edificadora se ve soportado en la evolución del área licenciada para la construcción de destinos residenciales y no residenciales, la cual ha seguido exhibiendo contracciones.

(Gobierno prevé que el PIB del 2019 crecerá 3,6%). 


Esperamos un repunte moderado de la inversión diferente a construcción, la cual ha reaccionado según esperábamos a finales del año pasado. En efecto, luego de la disolución de la incertidumbre electoral del primer semestre del año pasado se evidencia una tendencia positiva de los índices de confianza empresarial.

Adicionalmente, nuestra expectativa se ve soportada en el comportamiento de las compras externas de bienes de capital, las cuales estimamos habrían registrado un crecimiento real de 17,3% en 1T19, frente al 28,8% del trimestre anterior. De esta forma, el crecimiento de la inversión fija diferente a construcción repuntaría hacia niveles superiores a 3,0%, desde la caída de 1,5% en 4T18.

Finalmente, en términos del consumo esperamos un comportamiento mixto. Por un lado, anticipamos un desempeño sólido del gasto privado. Nuestra expectativa se ve soportada en las señales mixtas que arrojan los indicadores que muestran una alta correlación con el comportamiento de este rubro en el PIB. Por un lado, el gasto real de los hogares medido por la firma Raddar creció 3,7% en el primer trimestre del año -el nivel más alto para este período desde 2016-, sugiriendo que el consumo de los hogares estaría repuntando por encima de lo previsto. Lo anterior está en línea con la recuperación que ha venido mostrando el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de Fedesarrollo, el cual regresó a terreno positivo en marzo luego de seis meses consecutivos de balances negativos.

No obstante, otros indicadores como las ventas al por menor y las importaciones reales de bienes de consumo, aunque mantienen un desempeño favorable, han moderado su crecimiento frente a 4T18. Al respecto, cabe recordar que dicho trimestre cuenta con una base estadística elevada debido a la realización del Salón Internacional del Automóvil en noviembre, evento que impulsó de forma notable las ventas de vehículos en ese período. En esta línea, estimamos que en 1T19 el consumo privado -que representa dos terceras partes del PIB total- mantendría estable su crecimiento en 3,5%, con lo cual su aporte al crecimiento del PIB quedaría inalterado.

Por su parte, en materia de gasto público, esperamos una desaceleración frente a los niveles reportados en 4T18, con lo que este componente reduciría su aporte al crecimiento económico total en 0,6 p.p. En este sentido, estimamos que la economía colombiana habría crecido 3,1% en 1T19, lo que significaría una aceleración de 0,3 p.p. frente al dato registrado en 4T18. Así, el crecimiento del PIB trimestral alcanzaría su mayor nivel desde finales de 2015, situación que confirma que el proceso de recuperación sigue en marcha.

Julio César Romero y María Paula Contreras
Economista Jefe de Corficolombiana
Especialista Economía Local Corficolombiana

Siga bajando para encontrar más contenido