El sabor agridulce de la Economía Naranja en el primer año de Duque

Durante el 2018, se generaron 282.566 empleos relacionados con el sector. 

Emprendimiento

Emprendimiento

POR:
Portafolio
agosto 16 de 2019 - 07:32 a.m.
2019-08-16

Opiniones encontradas deja el balance del primer año de la Economía Naranja que promulgó el presidente Iván Duque durante su campaña rumbo a la Casa de Nariño. El primer reporte entregado por el Departamento Nacional de Estadística (Dane) señala que durante el año pasado las industrias creativas le aportaron al Producto Interno Bruto del País (PIB) 13,68 billones de pesos (1,8%) y emplearon a 282.566 colombianos, es decir, 1,3% de los trabajadores del país.

(Lea: La valoración de los intangibles impulsa a la economía naranja)

No obstante, el mismo informe señala que el total de la Economía Naranja presenta un decrecimiento del valor agregado de 1,5% en 2018.

(Lea: Convocan a 300 líderes para impulsar la economía naranja)

Asimismo, el reporte señala que por tipo de empresas el 89,1% corresponde al sector de servicios, mientras que el 10,9% pertenece a la industria manufacturera. En ese sentido, explica que la composición del valor agregado, según las áreas de la Economía Naranja, se divide en industrias culturales (42,4%), creaciones funcionales (34,5%) y artes y patrimonio (23,2%).

(Lea: Pactos por el Crecimiento deben generar 866.000 empleos)

Frente a estas cifras, René Rojas, CEO y Cofundador HubBOG, campus para ‘startups’, hace un balance positivo y señala que existe una gran expectativa sobre los resultados que pueda arrojar tener una visión más integral de lo que es el emprendimiento y su impacto en términos de empleo, inversión y desarrollo.

“Hay dominio de la materia, conocimiento, ideas disruptivas y hay conocimiento de la industria a nivel global. Falta afinar detalles porque cuando uno hace un buen barrido de lo que hacen otros países en esta materia el reto es la colombianización de esos conocimientos extranjeros para que acá sea un motor de desarrollo”, dice Rojas.

Y sostiene que en este momento el país está a punto de empezar a ver los resultados de todas las herramientas y políticas que se han trabajado desde varios años atrás. “Lo importante acá es que Colombia se está poniendo a nivel de los primeros países del mundo en esta materia, en tratar de orientar el país hacia donde realmente va la humanidad: inteligencia artificial, ‘blockchain y el ‘big data’, hacia el internet de las cosas”, agrega.

Y precisa que “por lo menos el país ya tiene un rumbo, quien llegue en el corto plazo a recibir una economía que ya se encarriló en ese sentido no va a tener otra opción que capacitarse y entenderla para tener un discurso consistente con lo que está pasando en la humanidad”.

Sin embargo, para la representante a la Cámara Catalina Ortiz (Alianza Verde) el discurso de la Economía Naranja del presidente Duque aún no ha calado en la gente, que no ha podido entender con claridad de qué se trata.

“Esa visión de Economía Naranja hoy en día no la entiende nadie y creo que ese es el primer gran fracaso de Duque, partiendo del hecho de que ahí no hay mala intención”, anota al tiempo que se pregunta cómo el Presidente es capaz de “montar” al país en el desarrollo alrededor de una economía creativa si no es capaz de explicar eso en por qué y para qué.

Ortiz también recalca que no existen en realidad los beneficios para el sector estipulados en la Ley de Financiamiento. “Parecen hechos por alguien que en su vida haya visto cómo funciona un emprendimiento naranja, dado que los requisitos para acceder a ellos no son logrables, en los primeros años de un emprendimiento no se da”, dice.

Finalmente, la representante Ortiz puntualiza en que, “si bien hay uno que otro que está contento con las políticas del sector”, lo que está pasando no concuerda con la realidad de esos sectores creativos y culturales. “Sin dejar de lado que en el presupuesto 2020, de Comercio, Cultura y de TIC, en términos prácticos, no sube la plata destinada para la Economía Naranja”, concluye.

Iván Rendón, articulador de economías creativas y culturales de Ruta N, que tradicionalmente ha fortalecido el ecosistema de la innovación y el emprendimiento en Medellín, señala que en los dos últimos dos años se ha fortalecido el ecosistema creativo, particularmente, en tres líneas.

"La primera es de fortalecimiento de generación de capacidades, allí tenemos una alianza con Confama y creamos una alianza que se llama ‘El Power'. Hasta ahora ha acompañado unos 700 emprendedores a quienes se les han dado contenidos generales de innovación, de generación de negocios para consolidarlos en empresas que sean sostenibles, además, en estos dos años hemos fortalecido más de 200 empresas", asegura Rendón.

Y agrega que la segunda línea es de financiación, que es una alianza de Bancoldex con la cual se habilitan unos 6.000 millones de pesos para otorgar créditos que van desde 20 hasta 150 millones de pesos, con tasas muy bajas.

Finalmente, la tercera línea es la Ruta Naranja, que es un espacio físico donde puede llegar cualquier emprendedor a buscar cómo ser fortalecido y darle el direccionamiento pertinente.

Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido