Economía

El sector rural, incertidumbre por baja demanda

Los gremios buscan reformas estructurales para el campo.

Piña

Durante el 2020, los productos del agro nacional se han abierto espacio en siete mercados nuevos.

Cortesía

POR:
Portafolio
diciembre 23 de 2020 - 09:00 p. m.
2020-12-23

Los temas que trasnochan a los productores del campo, son los mismos de siempre. Problemas de comercialización, bajos precios, rentabilidad, la falta de una ley de tierras y de una reforma laboral adaptada a las condiciones propias del sector.

(Lea: Lanzan gran acuerdo para el desarrollo integral del campo)

La idea es avanzar en la formalización, ajustar la política de crédito, e impulsar la reactivación económica.

(Lea: El agro pasó el año, pero sus problemas siguen intactos)

 Las expectativas de los cultivadores están centradas en la reactivación de la demanda, con la posible normalización de las actividades hoteleras y de restaurantes, la cual se producirá muy seguramente hacia mediados del próximo año.

(Lea: Agro y finanzas jalonaron la recuperación de las regiones)

Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), ve con moderación e incertidumbre las expectativas del año que viene: “El 2021 es todavía incierto para el sector agropecuario porque el país vive un alto nivel de desempleo e informalidad laboral superior al 50%. Eso afecta la demanda local y, por supuesto, a los productores”.

Según Bedoya “también necesitamos las reformas estructurales para el campo, y ojalá no se les vaya a ocurrir gravarles la comida a los colombianos con IVA del 19%”.

Por su parte, las exportaciones agropecuarias ven el 2021 con optimismo, gracias a una posible activación de la demanda externa, lo que permitirá una mejoría en los despachos y muy seguramente en los precios.

Así lo prevén cafeteros, floricultores, bananeros, azucareros, cultivadores de palma de aceite, algunas frutas como aguacate y piña, además de los productores de carne de res.

“El año que viene pinta muy promisorio. En 2020 superamos los 200 millones de dólares en exportaciones de carne y animales en pie. En 2021 aspiramos a abrir los mercados de Indonesia y China, y eso hará que el país empiece a tener una mejor presencia en el mercado internacional”, dijo el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie. En su opinión, lo importante es que haya una tasa de cambio competitiva.

Mientras tanto, los cultivos orientados al mercado doméstico aspiran a tener una mejora en los precios, especialmente papa y plátano, cuyas actividades resultaron muy golpeadas por la caída de las cotizaciones internas.

“El 2021 es muy esperanzador para los cereales y productores de fríjol soya. Los precios finalizan este año con una tendencia alcista que se mantendrá a lo largo del año entrante, porque gran parte de la cosecha estadounidense ya está vendida, China mantiene su posición compradora y la sequía ha afectado la producción de Mercosur”. Ese es el análisis hecho por los cerealistas.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido