El transporte terrestre de pasajeros crecería 8% este año

Esto, por el aumento en el interés de los turistas extranjeros de viajar por carretera, quienes son además los que más compran por la web.

Hernando Tatis

Hernando Tatis, director de la Cámara de Transporte de pasajeros de la Andi.

Archivo particular

POR:
Portafolio
septiembre 08 de 2019 - 05:59 p.m.
2019-09-08

El negocio del transporte público de pasajeros por carretera ha sufrido cambios importantes durante los últimos años, y tal vez el más destacado de todos es que cada vez es más utilizado por los turistas extranjeros, lo que ha demandado que las empresas se especialicen en ofrecer experiencias a los viajeros.

(Colombianos siguen prefiriendo el transporte terrestre intermunicipal). 


Así lo señaló Hernando Tatis, director de la Cámara de Transporte de pasajeros de la Andi, entidad que el próximo jueves y viernes llevará a cabo la novena edición de su congreso en Plaza Mayor de Medellín.

¿Cómo van a abordar la temática ambiental en el congreso?

Hicimos una reflexión acerca de cuál debe ser el compromiso de nosotros frente al uso de energía limpia, o de nuevas alternativas de movilidad distintas al diesel. En esa discusión encontramos que hay países de Latinoamérica como Chile y Perú, donde ya se operan buses eléctricos en rutas de servicio intermunicipal, de corta distancia, y queremos revisar cuál es la hoja de ruta que tenemos que tomar como país para lograrlo.

Nuestra visión es dar una discusión técnica, seria e integral de todas las alternativas que hay para que las personas se lleven una idea clara de cuál es la mejor opción de acuerdo a la operación que tienen en sus servicios, porque los asistentes serán principalmente los gerentes y los propietarios de empresas de servicio intermunicipal y urbano.

(La tecnología contagia a empresas de transporte de pasajeros). 


Adicionalmente vamos a tener personas que desde el punto de vista financiero han analizado cuáles son los beneficios tributarios que se tienen para el renting, que lo están usando hoy en día para vehículos de carga y hacer una reflexión sobre qué se necesita para que se empiecen a operar vehículos eléctricos para transporte intermunicipal en nuestra geografía, lo que ya está sucediendo con transporte de carga.

Es frecuente ver turistas extranjeros viajando por carretera en el país, ¿qué tan importante es esto para ustedes?

El sector del transporte de pasajeros por el modo terrestre ya se convirtió en un eje transversal del turismo en el país y este a su vez es un sector que crece por encima de las cifras internacionales, en la última medición, el turismo en Colombia creció un 8% frente al 6% de al región.

Por eso, nosotros nos hemos dado a la tarea de transformar nuestra operación para prestar información y servicios turísticos adicionales, pues nuestros usuarios dejaron de ser pasajeros para convertirse en viajeros, y estas personas que en su mayoría son extranjeros, quieren vivir experiencias locales.

Ya no solo se trata de transportar a las personas de un lugar a otro, sino de brindarles información y, al lograr esta especialización, las empresas no solo mejoran, sino que pueden empezar a percibir otra fuente de ingresos.

En conclusión, el transporte por carretera se está volviendo cada vez más importante para el turismo, porque los viajeros que llegan por vía aérea a Bogotá o a Medellín, por ejemplo, solo pueden llegar a los sitios turísticos aledaños por carretera.

¿Cuántas personas mueve el transporte terrestre frente al aéreo en el país?

El transporte mueve alrededor de un 88% más de lo que mueve el transporte aéreo. En el 2018 las aerolíneas en vuelos domésticos, movilizaron a 26 millones de pasajeros, frente a los 190 millones de pasajeros que se transportaron en bus.

En cuanto a la variación de los últimos años, la última cifra oficial dice que de 2017 a 2018, en cuanto a movimiento de transporte terrestre de pasajeros, hubo un crecimiento aproximado del 6% y, este año, la proyección es que la cifra aumente un 8%, frente al 2018.

Una de las discusiones del sector es que desde hace 12 años no se actualizan las tarifas mínimas. ¿Qué consecuencias trae?

En principio, que esta resolución antigua hace inoperante la regulación actual. Entonces uno se puede encontrar que un trayecto corto, como por ejemplo ir de Bogotá a Chía, cueste $900 según ese documento. Pero esos costos son ilógicos teniendo en cuenta que nada más el sistema de transporte masivo de Bogotá vale $2.300.

Y aunque es cierto que el transporte de pasajeros por carretera no tiene ‘fletes’ y estas tarifas solo son de referencia, esto tiene una implicación muy grande y es que favorece la informalidad, porque como no tenemos unos costos fijos que reflejen el gasto actualizado de la gasolina, los peajes y los trabajadores formales, se promueve que haya una competencia desleal, porque estas personas cobran por debajo de los precios de referencia y nosotros no podemos presentar ninguna queja en la Superintendencia de Industria y Comercio o en la Supertransporte.

Pero de eso vamos a hablar también con la ministra de Transporte, Ángela Orozco en el evento.

El otro punto importante es que al tener unos costos mínimos reales, eso promovería las compras de tiquetes por internet. Lo que sucede hoy en día es que cuando las personas compran pasajes en las plataformas digitales y acuden a las terminales, se dan cuenta de que allí están vendiendo el mismo trayecto más barato, lo que sucede porque cuando los buses no están llenos, se empiezan a rematar los cupos.

Eso desestimula comprar con anterioridad, en cambio, si hubiera unos costos mínimos realistas, aún con los descuentos, la diferencia no podría ser tan grande. Y esto es importante porque la mayoría de las personas que compran por internet son extranjeros.

Siga bajando para encontrar más contenido