Economía

Electricaribe: las cuentas sin pagar en la intervención

Ex agente interventor afirmó que Gas Natural se liberó del pasivo pensional, las acreencias y otros.

Electricaribe

Solo a las generadoras, Electricaribe les adeuda más de $400.000 millones.

Archivo particular

POR:
Portafolio
marzo 23 de 2021 - 08:30 p. m.
2021-03-23

En cuestión de días, la Supertintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios (Superservicios) expedirá la resolución con la que se liquidará a la empresa de energía eléctrica, Electricaribe.

(Lea: Colombia ganó millonario pleito a Naturgy por Electricaribe)

Sin embargo, con el acta de defunción de la electrificadora, no queda despejado del todo, los asuntos pendientes por más de $18 billones de la multinacional Gas Natural (hoy Naturgy), y que tenía a su haber al momento de la intervención por la Nación en noviembre de 2016.

(Lea: Electricaribe, sin recursos para atender obligaciones)

El citado saldo comienza con el pasivo por $1,5 billones de los 3.000 pensionados de la empresa intervenida, a lo que se suman los $2,5 billones que aún se le adeudan a los acreedores (bancos, generadoras de energía y proveedores), así mismo los $4 billones girados por la Superservicios durante los dos últimos años de la intervención, y los $10 billones que no se desembolsaron para hacer las inversiones en infraestructura.

“Gas Natural no recibió lo que pretendía como indemnización ($4,8 billones) por la intervención en el tribunal internacional, sin embargo con el fallo quedaron liberados de asumir el millonario monto representado en cuentas que no atendieron en su momento”, explicó Javier Lastra, ex agente interventor de Electricaribe.

Lastra, subrayó que la manera en que se desenvolvió el caso es una solución insólita que no tiene precedentes en la historia de intervenciones y liquidaciones en el sector de los servicios públicos. “Gas Natural (hoy Naturgy) se zafaron de semejante problema con cero sanciones y con billonarios ahorros”, dijo.

El grueso del monto total que no atendió la multinacional española, es decir las inversiones por $10 billones para poner a tono la infraestructura en los siete departamentos de la Costa Caribe, ahora son del resorte de las empresas Afinia (EPM) y Air-e (Enerpereira), quienes tendrán que hacer los giros como nuevos operadores para modernizar la red de transmisión.

Por su parte, los $4 billones que destinó la Superservicios para mantener la operación, fueron desembolsados para los gastos de las mismas tareas de la electrificadora mientras tomaban posesión las nuevas empresas. Estos gastos fueron para la compra de energía, mantener el déficit y mejorar la red.

Sin embargo, dos rubros de los que todavía aún no tiene certeza la Nación para cubrirlos son el pasivo pensional y las acreencias.

En el primero, se recurrió a un cobro de $4 por kilovatio hora (Kw/h) en la tarifa de servicio de energía contenido en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), y que fue declarado inexequible por la Corte Constitucional en diciembre pasado. Y en el segundo, las obligaciones no cumplidas, principalmente con los bancos y las generadoras de energía.

Al indagar sobre estas dos cuentas pendientes con voceros de la Superservicios, explicaron que el pasivo pensional ($1,5 billones) fue asumido por la Nación, y que por ese concepto existe una cuenta por cobrar a su favor que presentará a la liquidación, es decir que ese valor igual se le exigirá a Electricaribe.

Y con respecto a los $2,5 billones de los acreedores, la fuente consultada señaló que la Nación no lo asumirá, y que estos deben presentarse al proceso de liquidacion y “Electricaribe pagará hasta donde sus activos lo permitan”.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido