Economía

Eliminar exenciones del IVA, el dilema de la reforma tributaria

Según analistas, si se aplica el gravamen a todos los productos, el gasto de hogares caería hasta 10%. Beneficios, 8,7% del PIB.

IVA

98 productos de la canasta familiar no tienen IVA.

Archivo particular

POR:
Portafolio
febrero 11 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-02-11

Aunque todavía no se conoce la propuesta oficial, el Gobierno ha dado algunas pistas de lo que está pensando incluir en el proyecto de reforma tributaria, o fiscal como se ha denominado. Eso sí, como eje de esa iniciativa están las exenciones al IVA, que son el grueso de lo que el país deja de recibir por ese tipo de beneficios; pero, ¿cuál es el mejor camino para aumentar el recaudo en medio de una crisis histórica?

(¿Cuándo debe aprobarse y entrar el vigor la reforma tributaria?). 

Por un lado, Juan Alberto Londoño, viceministro de Hacienda, ha reiterado a este diario y a otros medios de comunicación que el espíritu de la reforma que se va a plantear próximamente también tiene un componente social, acompañado de unos cambios tributarios que incluyen eliminar beneficios como los que se encuentran en el IVA.

“Se pondrá a consideración del Congreso un proyecto de ley que aborde de forma conjunta e integral estos elementos, incluyendo modificaciones al recaudo de impuestos, el gasto público y las restricciones que debe seguir la formulación de la política fiscal”, le dijo a este diario Londoño en días pasados.

(Gobierno Nacional confirma que radicará reforma tributaria). 


Cabe recordar que el costo fiscal de las exenciones tributarias en 2019 ascendió a $92,4 billones, de los cuales $74,9 billones provienen de los beneficios del IVA y otros $17,1 billones de la renta.

La Dian explica que las exclusiones de bienes y servicios del IVA corresponden al 82% del total del gasto fiscal, mientras los bienes y servicios exentos representan el 13%, y los bienes y servicios con tarifa diferencial el 4%.

De acuerdo con información de la Dian, el grueso de lo que le cuesta al Estado esos tratamientos preferenciales en algunos bienes y servicios están concentrados, sobre todo, en diez categorías: servicios inmobiliarios, administración pública, salud humana y social, educación, agricultura, transporte, construcción, culturales, deportivos y servicios públicos.

(¿Cuánto espera recaudar Colombia con la reforma tributaria?). 


Eso sí, el Gobierno ha aclarado que la posibilidad de ampliar el IVA a más productos no incluiría a todos los artículos de la canasta familiar y tampoco consideraría incluir, por ejemplo, a los servicios públicos ni a la educación.

Para Gustavo Cote Peña, exdirector de la Dian, aunque el grueso de lo que deja de recaudar el Gobierno proviene del IVA, no es la única salida para optimizar el recaudo. “Esa propuesta, que se defiende técnicamente, no es viable socialmente en nuestro país. Sin embargo, se puede revisar con mayor detenimiento los beneficios que hay en la renta, optimizar más el recaudo y combatir la corrupción, que también se llevan una parte de las finanzas públicas”, dice.

Precisamente, Camilo Herrera, fundador de Raddar, calcula que si el Gobierno le sube el IVA a 19% a toda la canasta familiar, existe la posibilidad de que el gasto de los hogares se reduzca entre 8% y 10%. “Eso depende de cómo se aborde el tema, porque si esa tasa de IVA universal no es del 19%, sino es del 15% o del 12%, por ejemplo, lo que se tiene es un reajuste de las categorías de la canasta y permitiría hacer más equitativa esa condición”, agrega.

Rosmery Quintero, directora ejecutiva de Acopi, dijo que revisando las declaraciones, y sin desconocer los recursos para atender la crisis que genera la pandemia, “pensar en una reforma soportada en el IVA, afectando en gran medida productos de la canasta familiar, en una ambiente de pérdida de empleo e incertidumbre, sería algo más que regresivo”.

Asimismo, coincide con Cote y dice que hay tener en cuenta que hay otros caminos para encontrar recursos fiscales y citó, por ejemplo, el impuesto al patrimonio, aumentar la base de renta, incrementar la base de personas naturales y, el que a su juicio puede ser más significativo: “reducir los descuentos de las grandes inversiones que benefician a unos cuantos”.

A su turno, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, señaló que la propuesta de incremento del IVA tiene varias aristas para su análisis. El primero es que cualquier aumento trae como consecuencia un encarecimiento y lesiona la capacidad adquisitiva de los colombianos, como lo prevé Herrera.

En este sentido, consideró que, por otro lado, hay que tener muy en cuenta qué tipo de productos se van a incrementar. “No puede ser sobre productos de la canasta familiar porque esto genera más diferencias con la clase media y baja del país”, explicó el representante del gremio.

LA COMPENSACIÓN DEL IVA


Ahora bien, como parte de las pistas que ha dado el Gobierno sobre lo que se vendría de una reforma es la devolución del IVA a las familias más vulnerables, mecanismo por el cual llegaron a 1 millón de hogares el año pasado y esperan llegar a 2 millones para el 2021.

Sin embargo, algunos expertos como Luis Jorge Garay y Jorge Enrique Espitia, del Centro de Política Fiscal de la Universidad Nacional, han alertado que el IVA a todos los productos afectaría principalmente a la clase media y baja, y que, además, el mecanismo de devolución de dicho impuesto no llegaría a todas las personas que están en condiciones vulnerables.

En ese sentido, proponen que exista un IVA general para bienes y servicios de 19% para los hogares de mayores ingresos y de 0% para los que no pertenecen a ese grupo.

Finalmente, Cote concluye que será clave que el Gobierno considere el impacto social que tendría la medida y, a su vez, tome decisiones a partir del informe de la comisión de expertos en beneficios tributarios, que se espera que entreguen sus insumos en las próximas dos semanas.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido