Emisor ve más pronunciada la caída de la economía este año

Tasa del Banco de la República bajó a 2,25%, récord histórico. La expectativa del PIB para 2020, en rango de -6% al -10%.

Juan José Echavarría, gerente del Banco de la República.

Juan José Echavarría, gerente del Banco de la República.

POR:
Portafolio
julio 31 de 2020 - 09:31 p. m.
2020-07-31

Por quinta ocasión consecutiva, la Junta Directiva del Banco de la República disminuyó las tasas de interés, aunque por segundo mes de manera más moderada -25 puntos básicos- y dejó su principal instrumento de política monetaria en 2,25%, un nuevo mínimo histórico, pero además anunció que estima un mayor empeoramiento en el comportamiento de la economía para este año.

(Banco de la República redujo su tasa de interés a 2,25%). 

El gerente del emisor, Juan José Echavarría, confirmó que el pronóstico sigue siendo 1,4 % como tasa real, esto debido a que la prima de riesgo ha aumentado y compensa, llevando a que la tasa real natural de largo plazo se mantenga en ese indicador.

Echavarría dijo que la Junta tomó en consideración que la inflación en junio se ubicó en 2,19%, el promedio de los indicadores de inflación básica en 2,03% y las expectativas de inflación continuaron reduciéndose y que todos los indicadores y las expectativas se sitúan por debajo de la meta del 3%.

(Baja de tasas: ya hay debate acerca de su efectividad real). 

También anunció que la demanda agregada observada es más débil que lo previsto, con mayores excesos de la capacidad productiva y un fuerte deterioro del mercado laboral, en un contexto de gran incertidumbre macroeconómica.

La Junta de siete miembros también tuvo en cuenta que las condiciones de los mercados financieros han mejorado respecto al comienzo de la crisis y la abundante liquidez de los mercados internacionales y locales se ha reflejado en menores primas de riesgo soberano y menor volatilidad cambiaria.

“En estas condiciones, el balance de riesgos de la política monetaria sugiere la conveniencia de brindar un impulso adicional a la economía. El impacto de la política monetaria será mayor a medida en que las condiciones de la pandemia permitan continuar la reapertura gradual de los distintos sectores”, indicó.

Echavarría anunció que el equipo técnico del Banco de la República cambió su rango de crecimiento del PIB a 12 meses. “Antes tenía un rango entre -2 y -7%, ahora el rango está entre -6 y -10% de caída del PIB en este año, o sea que es un pronóstico más pesimista de lo que preveía”, anotó Echavarría. Aunque el equipo técnico ve que el crecimiento del 2021 esté en tasas del orden del 4%.

Agregó que el pronóstico de inflación ya no está entre 1 y 3% sino entre 1 y 2% con un valor medio de 1,5%; el pronóstico de inflación sin alimentos ni regulados tiene el mismo rango y cambia de 1 a 3% a 1 a 2%, con un promedio de 1 a 5%, y para el déficit de cuenta corriente la proyección está entre -2 y -5% del PIB. “Esos pronósticos de inflación, de crecimiento son los que llevaron a tomar la decisión de continuar dando un impulso adicional a la economía con la reducción de 25 puntos básicos”, anotó el gerente del Emisor.

Echavarría también sostuvo que el desempleo creció a tasas cercanas al 20% y podría haber sido peor, dado que mucha gente se quedó en casa sin buscar empleo. “Estamos pensando, y el equipo técnico también, que lo peor pasó; que el trimestre segundo del año fue el peor y por eso el equipo técnico tiene pronósticos de desempleo que oscilan entre -7 y -10%, menores que el número actual”, dijo el ejecutivo.

‘EN GUERRA’


Sobre el incremento de la deuda pública para enfrentar los efectos de la crisis por la pandemia, Echavarría dijo que “otros países ahorraron más que Colombia y tienen más margen para enfrentar la situación”, y por eso las obligaciones del país pueden “subir al equivalente del 70% del PIB y aunque es un nivel preocupante, se justifica pues es un momento de guerra y en la medida que toque hacerlo hay que endeudarse y luego apretarse el cinturón para enfrentar ese gasto de ahora”.

Pero advirtió que detrás de eso hay consecuencias como “mayores primas de riesgo y devaluación, que son efectos indeseables”.

Asimismo, Echavarría dijo que para ayudar a enfrentar la crisis “se han adoptado casi que todas las medidas posibles. No creí que en mi gerencia iríamos tan lejos, pero así ha sido en los otros países”, señaló.

Dijo que entre las herramientas que quedan está que el Emisor le preste recursos al Gobierno, aunque señaló que eso no ha sucedido todavía en ningún país. “Es un recurso de última instancia y eso requiere consenso de los miembros de la junta”, acotó. 

TASA REAL SE ACERCA AL CERO POR CIENTO

Con la nueva baja del emisor y teniendo en cuenta la inflación, analistas dicen que en términos reales la tasa se cerca del 0%. La inflación anual en junio fue de 2,19% y la tasa del emisor quedó en 2.25%.

Para Germán Cristancho, jefe de investigaciones de Corredores Davivivenda, en cuanto a la tasa real, es importante tener en cuenta que si se hace el calculo con la inflación que se espera para final de año, “no estaríamos en terreno negativo y, de hecho, será muy importante hacer monitoreo a las cifras de inflación en los próximos meses y las cifras de crecimiento económico del segundo trimestre para evaluar la posibilidad de recortes adicionales en la tasa. Lo clave es mantener un balance entre una tasa baja que estimule la economía, el crédito y los mercados financieros pero que no le reste atractivo al país”. Agrega que es probable que la tasa se mantenga baja por un tiempo prolongado por la covid-19. “En cuanto a las tasas internacionales, es posible que permanezcan bajas incluso hasta el 2022”, dice.

Para José Ignacio López, jefe de investigaciones de Corficolombiana, tener una tasa cerca a 0% no es nada inusual, pero sí lo sería estar en términos nominales de cero. Advierte que este hecho podría generar problemas con los intermediarios financieros al transmitirle esa caída a los depositantes.

Alejandro Reyes, economista principal de BBVA Research, dice que “estamos próximos a la finalización del ciclo de reducción de tasas, y con la revisión de la expectativa de inflación puede haber más de espacio al emisor para reducirlas”.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido