close
close

Empleo

Colombia, a 424.000 empleos de recuperar el nivel prepandemia

En agosto el desempleo se ubicó en 12,3%. Dane destacó que se perciben mejores resultados frente al 2020 y que la contratación femenina ha repuntado.

Desempleo

Archivo Portafolio.co

POR:
Laura Lucía Becerra Elejalde
septiembre 30 de 2021 - 09:50 p. m.
2021-09-30

El empleo en agosto mostró fuertes señales de recuperación, de acuerdo con el informe de mercado laboral presentado por del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), pues no solo la tasa de desocupación se redujo en 4,5 puntos porcentuales comparado con el mismo mes del 2020, pues pasó de 12,3% a 16,8%, sino que también se dio un número importante de puestos de trabajo recuperados.

(Lea: Retorno a la presencialidad impulsó el empleo femenino en Colombia)

De acuerdo con la entidad, para agosto, en el mercado laboral la cifra de ocupados llegó a 21,7 millones de personas, 1,9 millones por encima de los empleados en el mismo mes del año pasado, que fueron 1,6 millones. Pero si se mira más allá y se compara con la situación previa a la llegada del covid-19, el rezago en empleos ya está por debajo del medio millón.

(Lea: En julio, mujeres consiguieron más trabajo que los hombres)

Si bien hemos recuperado 2 millones de puestos de trabajo, tenemos una brecha de 424.000 empleos en el total nacional para volver a observar los niveles de ocupación similares a los de 2019, cuando veíamos 22,1 millones de personas ocupadas en el país”, explicó Juan Daniel Oviedo, director del Dane.

(Lea: ¿Qué desean las mujeres en el trabajo?)

Pero no solo se ha visto una mejora en los empleados, también agosto destacó por los mejores indicadores en torno a los desempleados. En el mes la población en esta condición fueron 3,05 millones de habitantes, lo que implicó que 914.000 personas salieran de esta situación frente al mismo mes del año pasado, una reducción de la población desempleada de 23%, pues en agosto de 2020 los desocupados ascendían a $3,9 millones de personas.

Pero a pesar de ese buen resultado, si se compara con el dato de agosto de 2019, las cifras de desempleo aún tienen un trabajo importante para normalizarse.

Necesitamos generar una dinámica de empleabilidad mucho más importante para la salida del desempleo de 375.000 personas de más en los indicadores frente a los de agosto de 2019”, mencionó el director del Dane.

Por otro lado, en las cifras de inactividad, en agosto se dio una reducción de 580.000 personas en esa situación frente al año pasado, y se llegó a 15,6 millones de personas como población inactiva. Cabe recordar que estos son aquellas personas por fuera de la fuerza laboral: estudiantes, rentistas, personas dedicadas a oficios del hogar o que tras buscar trabajo han desistido y ya no están en ese proceso.

Oviedo destacó que agosto tuvo la particularidad de ver un tránsito de personas que estaban desempleadas, pero que pasaron a ser inactivas “por motivo de estudios, lo cual puede ser una señal positiva de la reactivación de la presencialidad de la educación”.

Sin embargo, frente al comparativo previo a la crisis, aún falta por recuperar. “Agosto es el primer mes en que se consolidad la evidencia de una salida de personas de la inactividad económica y que regresan a la población activa, pero se mantiene una brecha de 1,1 millones de ciudadanos aún por fuera de la fuerza laboral”, consideró el director del Dane.

Frente a estos indicadores, María Claudia Llanes, economista de BBVA Research para Colombia, destacó también que si bien las tasas de desempleo están aún por encima de las observadas en agosto de 2019, “en este mes el empleo nacional se ubicó en el 96,7% de su nivel prepandemia (febrero de 2020), por encima del 94,7% observado en julio, y el urbano en el 94,4% de su nivel prepandemia (93,6% en julio). Con esto, en agosto de 2021 el empleo se aproxima más a su nivel prepandemia”.

De acuerdo con Llanes, si se miran los datos de julio y agosto, estos muestran una recuperación del empleo, confirmando su mejor dinámica esperada para el segundo semestre del año.

Así, es posible que las empresas deban empezar a contratar más empleados. En agosto de 2021 la proporción de trabajadores no asalariados en el empleo total aumentó, pasando de 56,9% en julio de 2021 a 57,5% en agosto de 2021”, apuntó la analista.

Las mujeres

Una de las poblaciones más afectadas por la pandemia ha sido la femenina, pero agosto destacó por ser un mes donde se revirtió la tendencia y se recuperó con más facilidad el empleo de las mujeres.

Tenemos ganancia de las mujeres, algo que no veíamos desde hace mucho. Por cada puesto de trabajo que recupera un hombre hay mayor probabilidad de que más de una mujer recupere su empleo. Estamos en una relación de casi 1 a 1”, destacó Oviedo.

De acuerdo con el Dane, de los 2 millones de empleos que se recuperaron en agosto, 1,07 millones fueron ocupados por mujeres, y 916.000 se retomaron por el lado de los hombres.

Oviedo aseguró que este impulso “está asociado a la empleabilidad específica en limpieza, actividades artísticas y de recreación y actividades de salud y recreación”, así como en el comercio, sectores tradicionalmente vinculados a la contratación femenina.

Buena parte de ellas estaban en la inactividad económica, dedicadas a oficios del hogar, y con el retorno presencial a la educación y también de varios sectores se abre la posibilidad para que salgan a buscar trabajo”, explicó Oviedo.

A pesar de esto, se mantiene la brecha: en agosto la tasa de desempleo femenino fue en 16,4%, mientras que la de los hombres está en 9,4%.

Sectores más dinámicos

En agosto, las ramas de actividad que más aportaron a la población ocupada fueron las de comercio y reparación de vehículos; actividades profesionales, científicas, técnicas y servicios administrativos y alojamiento y servicios de comida con 2,4, 2,2 y 1,6 puntos porcentuales, respectivamente.

En el comercio estamos viendo 466.000 puestos de más, donde destaca el minorista no especializado, tiendas de barrio y pequeños supermercados. Con las actividades profesionales hay dos elementos fundamentales: labores de limpieza y mantenimiento, por el retorno de muchas empresas a la presencialidad, y adicionalmente, las actividades de ingeniería y arquitectura”, explicó Oviedo.

Laura Lucía Becerra Elejalde
Twitter: @LauraB_Elejalde

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido