Cómo identificar una incapacidad falsa

La incapacidad laboral debe ser verificada para confirmar su autenticidad, un instrumento que puede ser manipulado para ausentarse del trabajo.

incapacidades

Falsificar una incapacidad laboral puede acarrear un proceso disciplinario al empleado.

ARCHIVO CEET

POR:
Portafolio
mayo 09 de 2020 - 09:55 a.m.
2020-05-09

El ausentismo laboral en las empresas está relacionado -en algunos casos- con la generación de incapacidades laborales falsas, que pueden ser usadas para acceder a días pagos sin trabajar, esto sin que el empleado tenga una condición que lo incapacite.

No se trata de tener desconfianza al trabajador, se trata de llevar un registro y proceso de verificación adecuado con las incapacidades, pues el ausentismo e incapacidades falsas causan graves problemas a nivel económico, operacional y organizacional en la compañía.

¡Regístrate en elempleo.com y encuentra un nuevo trabajo! Haz clic aquí

“La legislación colombiana es bastante amplia y deja gran parte de la responsabilidad de la gestión de las incapacidades en manos de la empresa, que se ve claramente afectada con las ausencias. Por ello, debe gestionarlas con herramientas que le permitan hacer este proceso de manera eficiente”, afirma Juan Cristóbal Palacio, gerente general de Inmune.

Con la experiencia e información de Inmune, el experto consultado por elempleo.com aseguró también que “todas las empresas presentan casos de falsedad de instrumento privado, pero hay veces en que las empresas no logran identificarlos, debido al flujo constante de información que reciben las áreas encargadas”.

Aumenta tus posibilidades de encontrar trabajo. Conoce elempleo VIP aquí

Para uso amplio, está dispuesto el Registro Único Nacional del Talento Humano en Salud (RETHUS), donde se puede “verificar si el personal de salud ha cumplido con los requisitos para su ejercicio e información de aquellos profesionales en medicina, odontología y enfermería que han sido sancionados por los tribunales ético-disciplinarios”.

Con el RETHUS, dispuesto por el Ministerio de Salud y Protección Social, los jefes directos o áreas encargadas pueden analizar la información y permisos del profesional de la salud, que frecuentemente detalla sus datos en la incapacidad laboral.

En estos documentos también se debe especificar la fecha de la consulta y del otorgamiento de la incapacidad, el posible motivo, la duración y la entidad de la que proviene.

Por otra parte, también es importante “validar que el diagnóstico corresponda a la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) o que la patología sea atingente a la persona, por ejemplo, no encontrarse con un caso donde un empleado hombre padezca de una enfermedad que afecta a las mujeres”, puntualiza Palacio.

Para evitar que este tipo de falsificaciones y ausencias injustificadas sigan presentándose, las empresas pueden capacitar a sus empleados sobre el buen uso de este instrumento, así como la afectación multinivel que genera a la empresa lidiar con dichos comportamientos.

“El trabajador que efectivamente va a la IPS sin estar enfermo para conseguir la incapacidad, el que la consigue con el médico ‘amigo’ o que incluso compra a médicos que se dedican a este negocio, genera un costo significativo para la empresa, esto porque en su mayoría son incapacidades cortas de uno a dos días, las cuales están a cargo del empleador”, concluye Juan Cristobal Palacio.

Juan David Castro
Contenido@elempleo.com

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido