DOMINGO, 14 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Empleo

08 feb 2023 - 3:35 p. m.

Despidos con o sin justa causa: las diferencias claves

Son varias las garantías que el empleado tiene derecho en caso de ser despedido de su trabajo. 

Despido

¿Lo despidieron? Conozca cuáles son sus derechos como trabajador.

PORTAFOLIO

POR:
Portafolio

Al entrar al mercado laboral uno de los riesgos es ser despedido de la empresa. Bien se por recorte de personal, problemas financieros de la compañía o, incluso, faltas del empleado. 

(Lea: 'No trabajaríamos con Avianca en el negocio con Viva': JetSmart). 

En Colombia hay dos figuras que son claves a la hora de hablar de despidos, cuando es con justa causa o sin justa causa. Por ello, es importante entender las diferencias entre ambas modalidades. 

El despido injustificado se da cuando el empleador toma la decisión de prescindir del servicio del trabajador y en ese caso es obligatorio reconocer y pagar una indemnización en los términos legales, según explica el abogado Leonardo Mejía. 

En este tipo de despidos, el empleador puede acudir a una acción de tutela o iniciar un proceso ordinario laboral para obligar al empleador a pagar una indemnización. 

Por otro lado, el despido  justificado es cuando el trabajador incurre en alguna de las justas causas para despedir o para dar por terminado el contrato de trabajo de acuerdo con la ley, la convención colectiva, el contrato o el reglamento de trabajo adoptado por la empresa, dice el experto. 

(Además: Gigantes de internet quieren imponer modelo de Inteligencia Artificial). 

Es importante tener en cuenta que las justas causas para terminar un contrato están contenidas en el Código Sustantivo del Trabajo, el contrato o el reglamento de la empresa. 

En este tipo de casos, lo primero que debe hacer el empleador al notar que se está incumpliendo alguna causa es iniciar una investigación interna. "Recauda las pruebas que considere tener para proceder con esta terminación. Pero está obligado a garantizarle al trabajador dos derechos fundamentales: el derecho a la defensa y al debido proceso", explica Mejía. 

Asimismo, tiene que citar al trabajador por escrito indicándole cuáles son las razones de hecho en las que se funda la investigación que se ha abierto, a través de un proceso disciplinario.

"Lo invita y lo cita a descargos para que el trabajador lleve las pruebas que debe hacer valer y ahí lo escucha, le permite el derecho a la defensa. El empleador está obligado a ponderar y a valorar la situación, y finalmente a tomar una decisión que puede ser el despido con justa causa, el cierre de la investigación o la imposición de una sanción disciplinaria que esté contenida en el reglamento de trabajo de la empresa", puntualiza el abogado. 

(Vea: Exviceministra de Trabajo criticó la reforma pensional). 

Es importante tener en cuenta que hay empresas que prefieren terminar el contrato por mutuo acuerdo y no apelar a la figura del despido. En estos casos, no se accede a indemnización así como tampoco se hace con los despidos de justa causa. 

El empleador también puede proponer al trabajador que renuncie voluntariamente y a cambio le da una bonificación equivalente a la indemnización. 

PORTAFOLIO

Destacados

Más Portales

cerrar pauta