¿Es necesario que una empresa rote su personal?

Detrás de la rotación de personal debe existir un análisis cualitativo y cuantitativo.

recorte de personal

123rf.com

POR:
Portafolio
diciembre 20 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-12-20

Nuevas ideas, disminución de gastos y otros beneficios trae renovar el personal. Pero, ¿puede haber un impacto negativo mayor? El portal elempleo.com preguntó a tres expertos sobre el tema.

(Lea: ¿Busca un nuevo empleo?, registre aquí su hoja de vida)

Hay que entender que la rotación de personal no está ligada directamente al despido de empleados, existen otros casos donde los colaboradores abandonan la empresa porque alcanzaron su tiempo de jubilación, deciden retirarse por voluntad propia o fallecen.

(Lea: Con elempleo VIP se destaca su currículo laboral)

Por ello, la opción de rotar el personal se debe pensar en casos urgentes donde la organización “no esté alcanzando resultados deseados, pase por una crisis económica irreversible, que su personal no tenga motivación para cumplir objetivos o que haya necesidad de cerrar ciclos productivos o líneas de negocio”, le comentó a elempleo.com Liliana Guzmán, directora de Talento Humano de Adalid Corp.


Entre los impactos negativos que esta acción tiene sobre la empresa están “la dificultad para encontrar los perfiles necesarios para suplir las vacantes, la cantidad de entrenamiento y tiempo invertido en nuevos empleados y más gastos en el proceso de selección”, agregó Patricia Vargas, gerente de Right Management.

“Para las compañías no es favorable tener un índice alto de rotación, no solo por la afectación del ambiente laboral, también por la marca empleadora que se ve impactada. La renovación puede ser válida cuando implica un crecimiento profesional para los empleados”, complementó Vargas.

Para evitar pensar en que en la empresa se deba hacer rotación de personal, es indispensable monitorear el aporte que brinda cada empleado, así como la situación económica de la empresa y el mercado laboral. La capacitación y retroalimentación constante permiten mitigar la posibilidad de que se cambien o despidan empleados.

Aunque hay otros puntos positivos sobre esta posibilidad, como la integración de nuevas perspectivas, ideas y conocimientos, las empresas deben analizar su situación y ver qué tan necesario es hacer estos cambios, teniendo claras las necesidades, fortalezas, debilidades, ganancias y pérdidas.

“Dejar ir a individuos ubicados en cargos claves dentro de la empresa puede convertirse en una acción que crea inestabilidad entre los equipos, que se traduce en perder el legado histórico de aprendizaje, materializado en el saber que las personas tienen y que configuran lo que algunos denominan el nuevo recurso económico básico, que es el conocimiento”, exclamó Guzmán.

No obstante, en la actualidad se espera que las personas “trabajen por más tiempo, por lo que suelen buscar variedad en su vida laboral y como resultado los empleadores deben anticiparse y preparar un plan para esta nueva perspectiva de sus empleados, que –a veces- no incluye un plan de carrera a largo plazo”, concluyó Ramiro Bado, director en Hays.

Siga bajando para encontrar más contenido