Jefe que no delega es un mal líder

Un líder está, principalmente, para delegar, analizar, supervisar y, sobre todo, para guiar y enseñar a las personas que tiene a cargo.

Jefe

Parte de la función del jefe es enseñarle a los subalternos para que se puedan empoderar.

123rf

POR:
Portafolio
octubre 05 de 2018 - 08:44 p.m.
2018-10-05

Un jefe que no delegue funciones y que sobreproteja su conocimiento no tendrá buenos resultados en los objetivos planteados, porque no está confiando en la capacidad de sus subalternos, evita su crecimiento profesional y no permite que el trabajo fluya. Un líder está, principalmente, para delegar, analizar, supervisar y, sobre todo, para guiar y enseñar a las personas que tiene a cargo.

(Actualiza tu hoja de vida y aplica a cargos ejecutivos). 

María del Pilar Álvarez, consultora de Recursos Humanos, dice que un jefe es malo cuando no delega “porque parte de las habilidades que debe tener es empoderar a su equipo para que cada miembro asuma su responsabilidad. El jefe se debe dedicar a temas más de estrategia, fomentar el aprendizaje, hacer seguimiento y controlar. Debe delegar, porque para eso se le asignó la función y el rol de superior”.

Álvarez expresa que un jefe no delega funciones por varias razones: porque está muy orientado al logro, no confía en su equipo de trabajo, es perfeccionista y quiere asumir al control de todo.

Al contrario, uno bueno delega, establece planes de acción, hace seguimiento a sus subalternos y está pendiente de la entrega oportuna de las tareas que asignó.

María Clara Delgadillo, gerente de Recursos Humanos de CNG Energy, asegura que “cuando se delegan funciones, el trabajo se hace mucho más fácil, fluye de mejor manera, y eso facilita obtener resultados positivos”.

(Con elempleo VIP te destacas entre miles de candidatos). 

Delgadillo comenta que, generalmente, las funciones que un jefe delega son las tareas de tipo administrativo o técnico, no de tipo gerencial ni de dirección. “Es muy importante que el jefe supervise todo el proceso cuando delega.

No se trata de asignar y tirar tareas a la loca, sino hacer un análisis de qué funciones se pueden y se deben delegar a sus empleados. Después es importante comunicar de forma asertiva a sus subalternos cuáles labores se les va a responsabilizar y por qué”, afirma.

Algunos jefes creen que solo ellos tienen la capacidad de ejecutar bien las tareas, sin embargo, ese es un gran error, porque el líder debe entender que como él también hay otras personas que pueden hacer bien el trabajo.

“En muchas empresas se considera que el jefe que no delega es un mal jefe, porque no trabaja en grupo y, actualmente, el trabajo en equipo es vital. Es difícil para una sola persona abarcar todas las tareas. El jefe, de igual manera, debe saber qué funciones se deben delegar. Entre más delegue, más éxitos obtendrá”, finaliza Delgadillo.

Pablo Alejandro Alzate
noticias@elempleo.com

Siga bajando para encontrar más contenido