Jefes, no aburran a sus empleados

Si de antemano se pudiera conocer la hoja de vida del jefe y tener mejores referencias, muchos empleados se podrían evitar dolores de cabeza.

Jefes

Las preferencias de un jefe con ciertos empleados pueden afectar el ambiente laboral.

123rf

POR:
Portafolio
junio 01 de 2019 - 09:48 a.m.
2019-06-01

Los jefes pueden ser una gran incertidumbre laboral, sobre todo cuando se está recién llegado a una nueva empresa. Aunque estas personas serán las encargadas de guiar el camino y desarrollo profesional de los empleados, algunos pueden estancarlos, reducirlos y bloquearlos laboral y personalmente.

Entonces, rendir cuentas ante un jefe difícil se convierte en un suplicio diario al cual el empleado puede estar sometido, afectando el ambiente laboral y directamente el desempeño del equipo.

¿Está aburrido en su puesto actual? Registre aquí su hoja de vida

Los aspectos que más pueden ahuyentar a los colaboradores son la “discriminación, victimización, intimidación, fraude, soborno, corrupción, acoso, que pueden ir desde comentarios ‘inofensivos’, contacto físico inapropiado, abuso o cualquier trato inadecuado para el lugar de trabajo”, comenta Antonieta Tavares, coordinadora de Recursos Humanos en Hays Colombia.

Un jefe puede adoptar tendencias egocéntricas, ‘tiranas’ y distantes de manera fácil, ya que se “genera un círculo vicioso, en donde la falta de conexión y de empatía desmoronan la moral del equipo, incrementando ausentismos, incumplimientos y enfermedades físicas y mentales en los afectados”, señala Patricia Vargas Rojano, gerente de Right Management.

Reciba asesoría con su hoja de vida y más beneficios con elempleo VIP

Para evitar estos escenarios, los jefes deben conocer a sus equipos, evitar el mal carácter y ser eficaces y transparentes con las decisiones que toman. Además, Tavares afirma que “las empresas que deseen aumentar sus niveles de retención deben incluir temas como flexibilidad en contratos y hacer promoción de manera interna, ya que la movilidad interna le permite a los empleados conocer diferentes equipos y roles en la organización, dándole más variedad a su día a día”.

De igual forma, las empresas y áreas de Recursos Humanos deben crear “semilleros” y canales efectivos de comunicación “para hacer un ‘feedback’ propositivo a los líderes, mostrando de forma muy respetuosa que estos comportamientos nocivos”, sugiere Vargas.

Si no existen líneas de respaldo al empleado, es cuestión de tiempo para que la empresa y los equipos empiecen a perder talento. Según Vargas, como consecuencia “la organización asume el tiempo y costo de seleccionar, entrenar y llevar a una curva de aprendizaje a un nuevo colaborador, que posiblemente empiece a desmotivarse una vez ingrese a la organización y deba interactuar con ese estilo de liderazgo”.

Si la renovación de personal se vuelve constante por culpa de un jefe, este último podría llegar a ser el próximo en ser evaluado. La retención de talento y buen ambiente laboral depende de jefes que sean líderes, cercanos e incluyentes, que se preocupen por potenciar las habilidades y fortalezas de sus equipos, así como identificar debilidades.

Juan David Castro Rodríguez
Contenido@elempleo.com


Siga bajando para encontrar más contenido