La cara más dura del desempleo es emocional

Portafolio consultó a expertos sobre el impacto que ocasiona a las personas y su familia la pérdida del puesto de trabajo, y cómo superarla.

desempleo

La Agencia Pública de Empleo recopila las ofertas laborales privadas y del Estado, en el país. 

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
febrero 01 de 2019 - 08:20 p.m.
2019-02-01

Las estadísticas revelan que el desempleo es una de las causas más frecuentes que llevan a las personas a sentirse frustradas.

“Estoy en uno de esos momentos de la vida en los que nada funciona, de verdad no sé qué pasa con mi vida”. La frase es de una joven de 30 años que cumple 10 meses buscando empleo, aunque cuenta con dos carreras.

“Ira, tristeza, desesperación, ansiedad, perturbación, duda, frustración, culpa, desgano, sensación de bloqueo y abandono son los ingredientes para preparar una receta de cocción lenta e involuntaria, llamada: estado emocional negativo. Es triste pero real. Por eso, el desempleado con el paso de los días, siente que en lugar de avanzar con su objetivo retrocede”, explica Constanza Triana, coach para la empleabilidad y Directora de Vera Ikona.

(Lea: El desempleo en Colombia subió durante el 2018

Aunque en el país, entidades como cajas de compensación, universidades e instituciones públicas y privadas ofrecen asesoría a los desempleados, la mayoría están enfocados a entregar herramientas técnicas para la búsqueda de empleo que van desde cómo hacer una hoja de vida hasta cómo navegar en portales especializados. Según expertos, esa información ayuda, pero deja por fuera el aspecto más importante de todos para conseguir empleo: el estado emocional.

“En nuestro sector es muy frecuente que los aspirantes a ocupar vacantes se preocupen por el vestuario y por resaltar su formación académica, lo cual está bien. El problema es que en ese proceso descuidan la actitud. Después de más de doce años contratando personal, creo que es más probable que una persona que llegue con un curriculum vitae mal hecho y excelente estado emocional sea contratado versus alguien que cumple con todo lo que debe saber, pero refleja un estado emocional negativo”, explica Carlos Iván Rubio, Gerente de CLC Logística, empresa líder en su sector.

(Lea: Estos serán los trabajadores más buscados por las empresas en 2019

LOS OBSTÁCULOS ESTÁN EN LA MENTE


Según Ómar Sierra, docente de la Universidad de La Salle, frases como “a mi edad es muy difícil encontrar empleo”; “para entrar a esa empresa se necesita rosca”; “en este país no hay ninguna posibilidad de progresar”; “no me dan trabajo porque no tengo experiencia”, y “ya estoy muy viejo para ponerme a ensayar”, hacen parte de lo que los aspirantes suelen repetir y sin darse cuenta ellos mismos dificultan el proceso de emplearse porque se concentran en sus debilidades y no en sus fortalezas. Por eso es vital, formarse en inteligencia emocional y programarse con lo que quiere lograr y no con lo que le asusta”.

Clara Patricia Pérez Galindo, directora de Recursos Humanos de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Fincomercio, con 20 años de experiencia profesional, explica que “el mejor currículo, la mejor presentación o la mejor recomendación, no sirven de nada cuando un aspirante no confía en las habilidades que ha adquirido con su experiencia y en los conocimientos provenientes de su formación”.

Según los expertos, la mayoría de los obstáculos no solo para emplearse sino para darle un giro a la vida profesional o poner a andar un anhelado proyecto engavetado, no es la situación económica mundial sino el impacto emocional personal, y se respaldan en los casos de éxito de emprendedores y/o empresarios que logran sus objetivos en medio de contextos adversos.

‘COACHING’  Y DESEMPLEO

El coaching, que consiste en un acompañamiento para alcanzar objetivos personales, profesionales y corporativos ha ido ganando aceptación como una herramienta para mejorar la empleabilidad en cualquier edad y profesión con dos ventajas es rápido (en promedio seis sesiones) y la inversión es baja.

“El coaching para la transición de carrera o para la empleabilidad entrena a la persona empezando por lo emocional para que se autogestione inteligentemente y mantenga un estado emocional positivo porque esto incrementa las posibilidades de éxito. Luego aborda temas técnicos como manejar con éxito las distintas etapas de un proceso de selección desde diseñar un currículo, construir marca personal, gestionar redes sociales, mejorar la presentación personal, manejar entrevistas y pruebas grupales”, añade Constanza Triana.

El proceso comienza dejando claro dónde está el desempleado y dónde quiere estar. Ese primer paso busca que la persona tome consciencia sobre las barreras de las que cada persona está convencida que le están impidiendo conseguir empleo.

En adelante, el coach hace preguntas sobre esas barreras para ayudarle a ver al desempleado que se trata de creencias y emociones limitantes que son el núcleo de su situación y por tanto le están impidiendo ver el amplio listado de cualidades y opciones con los que esa persona cuenta para lograr emplearse.

Lo que más les gusta a quienes recurren al coaching es que esta no es una terapia, sino un modelo que permite ver resultados en pocas sesiones.

Con sus defensores y detractores, lo cierto es que el coaching saltó a la fama por cuenta de presidentes como Bill Clinton, empresarios como el magnate de los casinos Steve Wynn y deportistas como Serena Williams.

Sin importar el área de trabajo, el coaching busca que las personas se sientan capaces de construir la realidad que desean y de lograr sus objetivos.

BENEFICIOS CONCRETOS

-Eleva la inteligencia conductual y emocional.

-Entrega nuevas herramientas y habilidades.

-Enseña a identificar recursos internos y externos.

-Incrementa la capacidad de gestionar situaciones adversas.

-Aumenta el rol de protagonista en el proceso de empleabilidad.

-Elimina las creencias limitantes que impiden lograr los objetivos.

-Crecimiento personal porque libera un potencial desconocido.

-Permite ver dónde está y dónde desea estar (objetivos, misión y propósito).

-Mejora el autoconocimiento, la autoestima y el autoliderazgo.

Siga bajando para encontrar más contenido