close
close

Empleo

Las diferencias entre trabajo en casa, teletrabajo y trabajo remoto

De acuerdo con últimos datos del MinTIC en el sector público, el 53% de los empleados trabaja desde casa, 41% teletrabaja y 6% hace trabajo remoto.

Teletrabajo

Teletrabajo.

POR:
Portafolio
junio 18 de 2022 - 08:54 a. m.
2022-06-18

Desde la emergencia sanitaria, la penetración de nuevas modalidades de trabajo aumentó considerablemente. De acuerdo con el MinTIC, en el 2020 se alcanzaron más de 209.000 teletrabajadores.

Sin embargo, aunque muchas compañías han adoptado una nueva dinámica sobre el lugar de desempeño de sus colaboradores, aún persiste desinformación y confusión sobre los alcances de estas modalidades, sus diferencias y sobre todo, sus beneficios y obligaciones descritas por el código colombiano. Con esto en mente, Softland, empresa de soluciones de gestión empresarial brinda claridad sobre sus diferencias y características:

Trabajo en casa: modalidad que está descrita bajo un tiempo determinado gracias a una coyuntura especial que no permita el desarrollo de las actividades en el lugar de trabajo físico. Esta dinámica tiene una duración de 3 meses a menos de que sea renovada por el empleador y es importante resaltar que el empleado no tiene poder de decisión sobre el retorno a las oficinas y debe hacerlo cuando sea notificado.

(Trabajo remoto: lo que desean empleados y lo que ofrecen empresas). 

La jornada laboral debe ser la misma a la descrita en el contrato y en el caso que la persona gane menos de dos SMLV el auxilio de transporte pasará a ser auxilio de conectividad.

Teletrabajo: este formato debe estar firmado virtual o físicamente de forma voluntaria por ambas partes y tiene la duración definida por el empleador, puede ser de forma indefinida o por un tiempo determinado. En esta modalidad es imprescindible el uso de las tecnologías de la información para el desarrollo de las funciones.

En cuanto al retorno a las oficinas, los empleados contratados bajo esta modalidad no tienen derecho a solicitar el ingreso a la presencialidad, sólo los que ya eran presenciales y volcaron al teletrabajo. Sin embargo, el empleador tiene potestad para citarlos a casos específicos de manera presencial como capacitaciones.

Al igual que el trabajo en casa, el auxilio de transporte podrá convertirse en el de conectividad dependiendo sus ingresos.

Trabajo remoto: modalidad definida por un acuerdo firmado digitalmente exclusivo para personas que residan en Colombia, este formato al igual que el contrato de contratación puede ser de tiempo indefinido y los empleados no tienen el derecho a exigir el ingreso a la presencialidad.

A diferencia de las modalidades anteriores el trabajador no cuenta con un auxilio de transporte. Sin embargo, en la última legislación, el Gobierno designó una ayuda de electricidad e Internet para todos los trabajadores remotos sin importar sus ingresos. El monto de auxilio debe ser mayor o igual al de transporte.

Los colaboradores enmarcados bajo esta modalidad sólo podrán ser citados a casos específicos de manera presencial, para servicios informáticos que requieran ajustes en los equipos de trabajo o actividades de bienestar.

(Sigue el debate sobre el trabajo híbrido y la presencialidad). 

A diferencia de otras modalidades, los empleados que tengan responsabilidades de cuidado de familiares de primer grado menores de 14 años o con alguna discapacidad, tienen el derecho a establecer de la mano del empleador un horario compatible a sus actividades de cuidado.

De manera transversal, las tres modalidades cuentan con el derecho de desconexión, la Ley 2191 del 2022 permite que el empleado evite el contacto con algún aparato tecnológico fuera de su horario laboral, con sólo algunas excepciones.

Asimismo, los tres formatos deben avisar a las ARL su dirección de residencia por precaución en caso de algún accidente laboral o enfermedad relacionada.

De acuerdo con los últimos datos del MinTIC en el sector público, dentro de una percepción satisfactoria, el 53% de los empleados trabaja desde casa, 41% teletrabaja y 6% hace trabajo remoto.

Indicadores como estos demuestran que, aunque el regreso a la presencialidad es una realidad, las empresas con la capacidad de adaptación a las diferentes modalidades serán más atractivas y valoradas por los colaboradores al ser un salario emocional de gran importancia. Empresas como Softland facilitan que las empresas estén preparadas digitalmente para estas modalidades, con tecnologías como Softland HCM que permite gestionar cada uno de los procesos de Recursos Humanos; desde el reclutamiento, selección, formación, evaluación, clima, salud y seguridad en el trabajo. De esta manera no solo están todos los procesos gestionados de manera eficiente, sino poder retener el talento sin importar en que modalidad de trabajo se encuentren.

En este sentido, es esencial que existan proyectos de transformación digital dentro de las empresas en pro del desarrollo e integración correcta de sus empleados desde diferentes espacios de trabajo ya sean físicos o digitales.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido